Jornadas “SAMIR SOMOS
TODAS Y TODOS”
COMBO POR LA VIDA: DICIEMBRE
DE RESISTENCIA Y REBELDÍA

En plena pandemia, convocan a ejidatarios de Yucatan para una venta de tierras


Xkalakdzonot se ubica al sur de Chichén Itzá, abajo de Pisté.

MayaPolitikon

En plena pandemia de coronavirus COVID19, ejidatarios de Xkalakdzonot, comisaría de Chankom, Yucatán, fueron convocados de manera urgente la noche de este miércoles 17, para una asamblea en que se decidirá sobre la venta de 2,000 hectáreas de tierras.

Alrededor de las diez de la noche, los convocantes recorrían las calles de Xkalakdzonot para avisar a los ejidatarios. La reunión está programada para las 10 de la mañana de este jueves 18 de junio.

En su boletín de este miércoles 17, la Secretaría de Salud estatal advirtió de un repunte de los casos de contagios en estos días a causa de la movilización de gente que produjo la tormenta Cristóbal (la gente que tuvo que ir a refugios; la gente que repartió ayuda). Y pidió que la gente se mantenga en su casa.

No se sabe quién convoca a la reunión, si el comisariado o los compradores de tierras, dada la urgencia y la secrecía, según declararon vecinos a MayaPolitikon.

La convocatoria a una asamblea repentina contraviene la Ley Agraria, que en su artículo 25 señala que una asamblea debe hacerse “con no menos de ocho días de anticipación ni más de quince, por medio de cédulas fijadas en los lugares más visibles del ejido”.

Es práctica común pegar la convocatoria en las puertas del comisariado para que ejidatarios y vecinos se vayan dando por enterados de la asamblea.

Roces internos surgieron en la comunidad en julio de 2019 cuando ejidatarios se dieron cuenta de que el comisariado ejidal, Sergio Noh Uc, maniobraba a espaldas del ejido para vender una importante extensión de tierras. En ese entonces se hablaba de 1800 hectáreas. La propuesta era que cada uno de los 176 ejidatarios vendiera diez hectáreas al licenciado desconocido.

Un número importante de ejidatarios aprueba la venta y espera recibir grandes cantidades de dinero. Pero otro número importante no está de acuerdo.

Ejidatarios que se niegan a deshacerse de sus tierras, solicitaron más información al comisariado y a autoridades agrarias sobre la venta, pero no recibieron respuestas claras. Por ejemplo, quién es el comprador.

En las maniobras de la venta están involucradas autoridades agrarias que se desempeñan en el Oriente del Estado, incluso el polémico alcalde de Chankom se ha ofrecido a pagar una parte de la escrituración de la eventual venta, según los vecinos.

“Si nuestros abuelos hubieran pensado como esos que quieren vender ahora, ¿dónde estaríamos nosotros viviendo hoy día?”, había dicho una señora mayor.

Enclavada en una de las selvas más conservadas del oriente de Yucatán, la comunidad de apenas un millar de habitantes se enfrenta a la disyuntiva de salir a defender lo suyo o “quedarse en casa” por seguridad.

No se sabe con certeza a qué dedicarán las tierras, pero se cree que es para el desarrollo de una de esas “megaciudades” que forman parte del proyecto llamado Tren Maya.

https://mayapolitikon.com/venta-de-tierras-yucatan/