ENCUENTRO DE REDES DE RESISTENCIA Y REBELDÍA
Y 25 ANIVERSARIO EZLN
FESTIVAL DE CINE
PUY TA CUXLEJALTIC

Las veredas del PERE, una emergencia sin salida de Laguna Verde (Veracruz)

Norma Trujillo Baez / Voz Alterna

exto y Fotografía: Norma Trujillo Báez

Desde 1987 el grupo antinuclear de “Madres Veracruzanas” denunció que el Plan de Emergencia Radiológica Externo (PERE) no funcionaba, 32 años después, los pobladores de Actopan acusan que los caminos que llevan a la central nucleoeléctrica de Laguna Verde están destrozados, con baches y pavimento levantado, no son útiles para salir rápido ante una emergencia.

Mientras que los gobiernos estatal, federal y la Comisión Federal de Electricidad (CFE) se han olvidado de su responsabilidad, incluso en el 2007 la Secretaría de Gobernación destinó cero pesos para las salidas de evacuación.

Una de las activistas del grupo que se reunía todos los sábados en la plaza central de la capital veracruzana, Claudia Gutiérrez de Vivanco, denunció entre las inconformidades del grupo fue que “las vías de evacuación siempre están en malas condiciones, a la gente no se le prepara, nunca ha habido un simulacro para que participe la población”.

Con el tiempo se ha vuelto una constante en los pobladores de las comunidades que están a 5 kilómetros de la central nucleoeléctrica, que sus caminos están con baches, pero por estar dentro del PERE ni los ayuntamientos, ni el gobierno estatal se hacen cargo de rehabilitarlos, “están en el abandono”.

Asunción Sánchez, habitante del municipio de Actopan, afirma que el camino más destruido es la ruta S 2, carretera 180 Tinajitas- El Tajo, pero son “todos los caminos-rutas de evacuación de la Central Laguna Verde”.

El deterioro también está en la ruta S3 de la carretera 180 que va hacia Tinajitas, Los Baños, San Juan Villa Rica; al igual la ruta Sur 2 Tinajitas-Palmas de Abajo- El Tajo, la S1 de Puente Rebelde hacia El Ojital- La Luz; además la ruta Sur 3.

Ante la destrucción en la que se encuentran estos caminos, en el mes de junio los agentes municipales de la costa de Actopan, dirigieron un oficio al gerente de la Central Nucleoeléctrica ubicada en Laguna Verde, Pablo Chama Mirón, para solicitarle se realice “el bacheo” de las tres rutas de evacuación de la zona sur de la Central Laguna Verde, porque ante las lluvias los caminos emporarían y les dificulta a quienes los usan.

Los firmantes de tal solicitud son agentes municipales que pertenecen a comunidades que están dentro del radio de proximidad a la central nuclear: El Ojital, La Luz, El Porvenir, Tinajitas, Palmas de Abajo, Los Baños, El Viejón.

También el temor de los agentes municipales es que ante alguna contingencia, ante un desastre nuclear, los pobladores no podrán salir con prontitud de sus comunidades.

“Están con hoyos, un carro no puede circular a velocidad, incluso en algunas partes de esos caminos ha crecido hierva, siempre los más pobres somos los más perjudicados”, sostuvo Asunción, quien es uno de los agentes municipales que está en espera de una respuesta por parte de la Comisión Federal de Electricidad.

¿Qué es el PERE?

El Plan de Emergencia Radiológica Externo (PERE) es el instrumento preventivo y operativo implementado por las dependencias e instituciones con atribuciones asociadas a situaciones de emergencia del Gobierno de la República y del estado de Veracruz, es coordinado por la Secretaría de Gobernación, a través de la Coordinación Nacional de Protección Civil y la Dirección General de Protección Civil, con el objeto de evitar, mitigar y controlar las consecuencias que pudiera ocasionar un accidente con liberación de material radiactivo en la zona aledaña a la Central Nucleoeléctrica Laguna Verde, así lo define la Secretaría de Gobernación.

Sin embargo, la realidad dista de los objetivos y a las poblaciones se les ha abandonado, no es clara la política de Protección Civil para los 40 mil 994 pobladores que habitan en 15 comunidades que integran el municipio, de las cuales 7 están dentro del radio de la Central Nuclear.

Presupuesto asignado para el PERE

Desde el 2006 se empezó a destinar un presupuesto por parte de la Dirección General de Protección Civil de la Secretaría de Gobernación para el Plan de Emergencia Radiológica Externo (PERE) y que fue de 828 mil 40 pesos.

En el 2007 se le destinó cero pesos, en 2008 fue de 1 millón 420 pesos, en 2009 fue 2 millones 305 mil pesos (el presupuesto más alto). En el 2010 fue de 1 millón 572 mil pesos, en el 2011 la cantidad destinada fue de 1 millón 843 mil pesos, en 2012 fue de 2 millones 70 mil pesos, en 2013 fue de 2 millones 42 mil pesos y en 2014 fue de 1 millón 806 pesos.

El presupuesto en el 2015 fue de 1 millón 810 mil pesos, en 2016 fue de 1 millón 68 mil pesos del gasto y en el 2018 fue de 1 millón 647 mil 742 pesos.

Un año que llama la atención es el presupuesto de 2017, en donde se establece de 1 millón, pero hay un contrato, número 9400096113 (CFE-GCN-1-069-17) de la CFE que señala la reparación de las rutas de evacuación (N1, N2, N3, S1, S2, S3), de los caminos del PERE, en el que se pagaron 6 millones 16 mil 273 pesos. De acuerdo al contrato las obras se concluyeron en el mes de diciembre de 2017 y a un año y medio, los caminos siguen destruidos.

Así, si hay una emergencia nuclear o una fuga de radiación y hay que evacuar las zonas aledañas, cómo se va a hacer si ese programa no tiene los fondos adecuados y los caminos no son los adecuados para rodar carros en terracería y durante la época de lluvias que es cuando la tierra se convierte en lodo, se torna más difícil.

https://vozalterna.com/1002-2/