Jornadas “SAMIR SOMOS
TODAS Y TODOS”
COMBO POR LA VIDA: DICIEMBRE
DE RESISTENCIA Y REBELDÍA

Acusan explotación y racismo (Yucatán)

Juan Antonio Osorio Osorno / Diario de Yucatan

Anomalías en los trabajos previosal tren de la 4T

VALLADOLID.— Empleados que fueron contratados por la Confederación Autónoma de trabajadores y Empleados de México (Catem) y otros, a quienes se les ha negado un empleo, manifiestan que este sindicato los explota laboralmente, debido a que su jornada es de hasta doce horas sin que les paguen lo acordado.

Además, a los locales solo los contratan para hacer el trabajo de campo, es decir la parte pesada, pues los empleos profesionalizados se los otorgan a gente que viene de otros estados, con el argumento que los de esta ciudad no están capacitados.

La manifestación que realizaron el lunes pasado los empleados puso en evidencia una serie de anomalías que estarían cometiendo los representantes de Catem, que al parecer es quien pretende obtener la mayor ganancia en el proyecto de tren maya, a costa de pagarle a los empleados sueldos raquíticos.

Los mismos empleados comentaron que ese sindicato se aprovecha de las consecuencias de la pandemia, por la que mucha gente se quedó sin trabajo y ahora está desesperada en obtener un empleo y ganar algo de dinero para salir adelante, por lo que acepta lo que se les ofrezca.

Trabajo de campo

De acuerdo con los datos obtenidos, los contratos que se están haciendo en las oficinas de Recursos Humanos, ubicadas en el barrio de San Juan, solo para gente que pueda hacer un trabajo de campo, es decir, talar árboles, y retirar las ramas, cargar piedras, trabajos de nivelación de superficies, entre otras cosas.

En el caso de otros trabajos profesionalizados o de algún oficio como herreros, los traen de otros lugares del sureste del país como son Campeche, Tabasco y Chiapas, pero les ofrecen diversas cantidades de dinero que al final no les pagan, ya que les descuentan algunas prestaciones como seguridad social, transporte, incluso alimentos que no les proporcionan.

Los que trabajan tienen una jornada laboral de 12 horas, es decir los llevan a las siete de la mañana y los regresan a las siete de la noche, y lo más lamentable es que a la semana no reciben lo que les ofrecieron, lo que los tiene desencantados y los que no son de esta ciudad ya consideran regresar a sus lugares de origen.

Mientras tanto los que casi todos los días acuden a las puertas de las oficinas, ubicadas en un local social del barrio de Bacalar, además que los hacen esperar horas, al final les dicen que sí hay trabajo, pero de campo.

Los que ya aceptaron y están trabajando, dicen que les ofrecieron $1,800 en promedio a la semana, pero al final solo reciben $1,200, de modo que no es como se los están pintando.

Los trabajadores indican que ojalá el gobierno federal se entere de lo que está pasando y tome cartas en el asunto.

En similares circunstancias se encuentran los volqueteros que se mantienen en una manifestación pacífica en la vía de cuota, debido a la misma situación: Catem, se niega a pagarles lo justo por cada viaje de material de construcción que están tirando a un lado de la vía de cuota, justo en el kilómetro 140.—

https://www.yucatan.com.mx/yucatan/acusan-explotacion-y-racismo