Jornadas “SAMIR SOMOS
TODAS Y TODOS”
COMBO POR LA VIDA: DICIEMBRE
DE RESISTENCIA Y REBELDÍA

A un mes de plantón, resisten en bloqueo contra mina de Slim (Zacatecas)

Foto: Hugo Leandro, NTR Zacatecas

ALEJANDRO CASTAÑEDA/NTRZACATECAS.COM, 02 de octubre de 2020

OJOCALIENTE. Habitantes de San Juan de Carboneras desmintieron al alcalde, Daniel López Martínez, sobre un supuesto acuerdo para la defensa de los manifestantes y reiteraron que no levantarán el bloqueo a la mina El Coronel, hasta que tengan certeza de que la empresa Frisco, de Carlos Slim, resarcirá los daños a su comunidad.

El plantón cumplió un mes y los líderes comunales enfatizaron que no se moverán hasta que haya remediación ambiental, se les paguen las afectaciones a sus casas por los trabajos en las vetas y el corporativo se comprometa a monitorear la salud de la población.

“Hemos aguantado hambres, fríos, calores y hasta ahorita la empresa minera nomás nos ha mandado al gobierno a amenazarnos con demandas. Aquí los vamos a esperar hasta que resuelvan el problema”, sentenció uno de los dirigentes.

Foto: Hugo Leandro, NTR Zacatecas

Quienes participan en el plantón se negaron a identificarse, pues reprocharon que personal del gobierno del estado acudió recientemente para mostrarles una lista de nombres que han señalado como representantes del movimiento, y se les advirtió que fueron denunciados por la protesta.

Los inconformes montaron un campamento con lonas y troncos cerca del bloqueo, donde pasan la noche, y se organizan por guardias para impedir que algún trabajador de la mina ingrese.

Foto: Hugo Leandro, NTR Zacatecas

Explicaron que las viviendas de la comunidad están cuarteadas, debido a las detonaciones y barrenaciones que realizan a menos de 2 kilómetros del límite comunal.

“Ellos sólo les quieren poner cemento, pero las casas ya están partidas, van a seguir detonando y hasta nos las van a tumbar. Cimbran las puertas y las ventanas, necesitamos que reflexionen sobre lo que nos están haciendo”, declaró uno de los habitantes.

Además, culparon a la minera de la muerte de fauna y flora, también de secar la Presa del Águila y de perjudicar la salud de los pobladores, sobre todo de niños y personas de la tercera edad. Argumentaron que los daños no son recientes y que, desde la llegada de la mina hace 14 años, comenzaron a sentir los estragos, “el polvo de los molinos”.

“Desde hace nueve años venimos como comunidad para solicitarles que monitorearan nuestra salud, pero siempre nos trajeron a puras vueltas”.

Sin beneficios

De abril a junio, el flujo operativo de la minera Frisco aumentó 26 por ciento con respecto al mismo trimestre de 2019, al sumar 696 millones de pesos, pese a una baja en su producción.

“El tonelaje procesado en el segundo trimestre de 2020 se redujo 22 por ciento, al compararlo con 2019”. Las unidades con menor contribución fueron Ocampo, El Coronel y Asientos.

Según lo publicado en Reforma, la empresa reportó que, en El Coronel, “disminuyó su tonelaje procesado, debido a la estrategia de explotación selectiva que se inició en la unidad a finales del segundo trimestre de 2019, concentrándose principalmente en obtener mayores leyes y a reducir costos de operación”.

Pese a ello, analistas destacaron que ésta fue una de las firmas en la Bolsa Mexicana de Valores que superaron el precio objetivo y, para septiembre, lograron recuperarse de la tendencia negativa que registraron previo a la pandemia. Sin embargo, los pobladores cercanos a El Coronel reclaman que el desarrollo prometido por la empresa no llega a las comunidades.

San Juan de Carboneras es una localidad donde habitan 130 familias que se dedican, en su mayoría, al cultivo de frijol y maíz, “pero desde que está la empresa hay tierras que se han quedado sin sembrar, porque ya no crece nada”, lamentaron sus habitantes.

Subrayaron que las comunidades no se han visto beneficiadas con la llegada de la mina. Recordaron que en un inicio había 40 plazas de trabajo para los habitantes, pero con el paso de los años los despidieron, hasta dejar únicamente a siete trabajadores.

Foto: Hugo Leandro, NTR Zacatecas

Los manifestantes insistieron en que las localidades aledañas no son favorecidas, por lo que cuestionaron las ganancias que se obtienen de la extracción, en comparación con el impacto en la zona. “No son ni para pavimentar una calle, acá no llega el impuesto minero y mucho menos algo de la empresa: estamos en el olvido”.

Expusieron que tenían una pequeña presa, El Águila, que era además un lugar de esparcimiento, pero se contaminó, comenzó a morir la fauna de alrededor “de un día para otro”, hasta que la minera extrajo el agua mediante bombas y secó el área.

“La contaminación es tremenda, hay un salpullido que le sale a los niños, es rojo, como resequedad, también con la gente mayor, les hemos comprado cremas y no se les quita”. Sin embargo, especificaron, carecen de recursos para atenderse con médicos especialistas, por lo que piden que la minera se haga cargo de estos gastos y se revise a cada familia para descartar problemas graves en las personas.

“Queremos esos análisis de salud, que paguen los daños que han ocasionado en todas las casas y queremos una reforestación, porque han afectado mucho a la flora”, afirmaron.

Los inconformes puntualizaron que no permitirán la intervención del gobierno, “mucho menos la del municipal”, ni aceptarán firmas de compromiso con la compañía. “Lo que queremos son acciones en nuestra comunidad, porque la minera se burla hasta de su propia firma”, arguyeron.

Por último, los manifestantes recalcaron que no tienen miedo de la presión por parte de las autoridades, por lo que advirtieron: “aquí vamos a estar y estamos dispuestos hasta dar nuestra propia vida por salvar a San Juan de Carboneras”.

Foto: Hugo Leandro, NTR Zacatecas

http://ntrzacatecas.com/2020/10/02/resisten-en-bloqueo-contra-mina-ojo/