Jornadas “SAMIR SOMOS
TODAS Y TODOS”
COMBO POR LA VIDA: DICIEMBRE
DE RESISTENCIA Y REBELDÍA

Directores centaveros cobran cuotas escolares en Nayarit, las autoridades ausentes

Foto: Realidades de Nayarit

Verónica Ramírez

Tepic, Nayarit. Viernes 31 de julio del 2020.- Inaudito, directivos centaveros cobran cuotas escolares voluntariamente a fuerzas en las escuelas públicas de Nayarit en plena pandemia del Covid-19 sin que haya clases presenciales.

Aún no hay fecha para el arranque del ciclo escolar 2020-2021 pero a través de los grupos de WhatsApp se les envía a los padres de familia una cuenta bancaria para depositar la tan sonada cuota de inscripción.

Las clases no serán presenciales por lo menos en uno o dos mes y pese a ello, los directores condicionan el pago de las aportaciones voluntarias como requisito para inscribir a los estudiantes de educación básica, denunció el Presidente de la Asociación de Padres de Familia, Leopoldo García López.

Además éstas no son reguladas ni fiscalizadas por nadie, se aplican a ley de los calzones de los directores en contubernio con la mesa de Padres de Familia imponen el costo de estas cuotas “voluntarias que van de los 300 a los 800 pesos por niño.

Puso de ejemplo el cobro de 500 pesos por alumno que exige la escuela secundaria técnica “Alfonso García Robles” ubicada en la colonia Las Brisas.

Mientras que en la escuela primaria “Pedro Casas” cobran 300 pesos por alumnos y además mandan mensajes atemorizantes argumentando que hay padres de familia que no pagaron el año pasado y les recuerdan que estos pagos, no se condonan ni se perdonan, se acumulan.

Cada año, es la misma situación en todos los planteles públicos desde la colonia más pobre hasta la más fifí, se exige el cobro de estas cuotas porque si no lo hacen, los alumnos serán rechazados.

García López recalcó que el pago de cuotas son acuerdos entre un pequeño grupo de padres de familia que no tienen validez legal.

Estos mercenarios de la educación argumentan que las mentadas cuotas voluntariamente a fuerzas se utilizan para comprar garrafones de agua y papel de baño que utilizan sus hijos además de insumos para el aseo del plantel, lo cual en estos tiempos de emergencia sanitaria es irrisorio porque las escuelas están cerradas y ni siquiera van los intendentes.

“Ahorita no hay gastos de mantenimiento de la escuela, no hay gastos para material de aseo, no hay nadie, ni los intendentes están yendo a trabajar”.

Lamentablemente, las autoridades educativas están ausentes, oficinas cerradas y los padres de familia no saben dónde poner sus denuncias sobre este penoso asuntos porque tanto SEP como SEPEN son unos inútiles.

http://realidadessperiodico.com/49561/