Jornadas “SAMIR SOMOS
TODAS Y TODOS”
COMBO POR LA VIDA: DICIEMBRE
DE RESISTENCIA Y REBELDÍA

Coronavirus pega a la economía de artistas independientes en México


Una de las escenas de la coreografía Alicia, de Jessica Sandoval. Fotos: Sandra G. Ordoñez y Especial

Adriana Góchez / La Razón de México

Coreógrafos, bailarines, actores y directores comparten a La Razón de qué manera les repercute la suspensión de actividades culturales; viven al día y no cuentan con recursos

Recientemente, a la coreógrafa y directora de la compañía Lagú Danza, Érika Méndez, se le notificó que las funciones de su obra La matriz, que presentaría en el Centro Nacional de las Artes, así como las clases que ofrece, quedarían suspendidas debido a las medidas preventivas para evitar los contagios de coronavirus. Desde aquel día siente que su vida pende de un hilo, pues ambos recursos le permitirían solventar sus gastos: gas, luz y renta, entre otros.

“En el Cenart me cancelaron mis funciones de abril y los pagos; se aplaza un pago más, estoy pensando de manera realista ¿cómo voy a sobrevivir?, porque además, en emergencias, vendo hamburguesas, pero nadie va a querer comprar en la calle; tengo pensado empezar a meditar y hacer ayunos, de verdad me queda bien poquito dinero porque estoy esperando muchos pagos”, contó a La Razón Érika Méndez.

La también bailarina forma parte del gremio de artistas independientes cuyo bolsillo se verá afectado durante la Jornada de Sana Distancia, que se implementa en el país del 23 de marzo al 19 de abril para atender la emergencia sanitaria.

La artista también tenía programadas algunas giras al interior del país, pero se aplazaron, por ello, ante la incertidumbre, expresó: “trato de no ponerme mal y en estrés por esta situación, estoy buscando resolver. No tengo un pago fijo, no trabajo en ninguna institución, soy completamente independiente”, expresó.

En una situación similar se encuentra la coreógrafa y bailarina Jessica Sandoval, quien tenía programadas funciones de su pieza Alicia en la Sala Miguel Covarrubias, del Centro Cultural Universitario de la UNAM. Espera que, a pesar de que se hayan postergado las actividades, reciban un pago, como ocurrió durante la contingencia de la influencia AH1N1, en 2009.

“A mí me pega por todos lados, como empresa cultural, como teatro y compañía. Como agrupación tenía programadas unas funciones en la UNAM, incluso ya metí factura, el viernes, cuando me cancelaron, era mi ensayo técnico. En la contingencia anterior con el AH1N1 estaba por estrenar funciones y esa vez la UNAM sí me las pagó; espero que sea igual”, declaró en entrevista.

Por su parte, la coreógrafa y directora de Contempodanza, Cecilia Lugo, presentaría la pieza Ítaca… el viaje, en el foro independiente, Teatro el Milagro, pero las funciones se postergaron.


Parte del elenco del montaje de la obra de teatro Lombrices, en La Capilla. Fotos: Sandra G. Ordoñez y Especial

“Entendemos los motivos y estamos de acuerdo con las medidas ante la contingencia sanitaria, pero nos afecta mucho; de por si los artistas de la danza tenemos muy pocas funciones e ingresos, que nos cancelen nos impacta. Dejamos de percibir lo poco que ganamos y de tener las funciones agendadas; la danza tiene pocos espacios y foros, poca programación, se nos paga menos”, lamentó.

IMPACTA AL TEATRO. Actores y directores también se ven afectados por el aplazamiento de labores, pues al igual que bailarines y coreógrafos, trabajan por proyectos y no cuentan con un sueldo fijo.

“Tenía una gira en la Universidad de Guadalajara con la obra De noche los secretos, iba a ser justo del viernes a domingo próximos; tengo el estreno del montaje Volver a Fuenteovejuna, que se pospone hasta nuevo aviso en el Teatro El Granero del Centro Cultural del Bosque”, compartió el director de teatro Ginés Cruz.

Señaló que esta circunstancia lo afecta en lo financiero, el laboral y un poco en lo emocional: “en el económico porque estos pagos iban a salir este mes. Uno que vive al día está esperando estos proyectos desde hace mucho tiempo; estaba viviendo de los ahorros del año pasado. Ahí entra lo emocional, porque uno se queda en el aire, no sabe lo que va a ocurrir y, sobre todo, porque uno no puede hacer home office, gano por proyecto o por gira”, dijo.

En una situación parecida se encuentra la actriz Claudia Olivia, quien presentaba la obra Juana y la modelo pasajera, en el Teatro La Capilla, hasta el 10 de mayo; sin embargo, se reprogramará. Por una parte, ve positiva la propuesta de aplazar funciones porque la última que se ofreció antes de que se cerrara el espacio tuvo poco público debido a la pandemia de coronavirus; pero por otra significa un golpe a su bolsillo.

FOROS INDEPENDIENTES VEN RIESGOS. Boris Schoemman, director del Teatro La Capilla y de la Compañía Teatral Los Endebles, señaló que en los próximos dos meses 20 compañías estaban programadas para presentarse en el recinto, que al mes, obtiene ingresos de 120 mil pesos; lo cual afecta tanto a quienes laboran en este lugar y a las agrupaciones que aquí tenían un ingreso.

El impacto de esta crisis mundial por el Covid-19 también afectará los festejos de su agrupación, que celebra 20 años de existencia y contaba con la participación de artistas internacionales que no podrán venir, debido al cierre de fronteras o cancelación de vuelos.

Por su parte, Jessica Sandoval, directora y fundadora del centro cultural Un Teatro, en el que se dan clases de danza contemporánea y se presentan montajes consideró que una de las medidas que podrían tomar las autoridades es respaldar a los espacios independientes con recursos.

“Mantener una nómina y una renta sin ningún ingreso es mortal. Creo que la mejor reacción sería dar apoyos económicos a estos espacios para que podamos solventar y recuperar lo que estamos perdiendo”, indicó la artista.

https://www.razon.com.mx/cultura/coronavirus-pega-a-la-economia-de-artistas-independientes-en-mexico/