Jornadas “SAMIR SOMOS
TODAS Y TODOS”
COMBO POR LA VIDA: DICIEMBRE
DE RESISTENCIA Y REBELDÍA

Samir somos todas y todos: miles se manifiestan en la Ciudad de México contra los megaproyectos capitalistas

Foto: Colectivo Grieta

Colectivo Grieta, 24 de febrero de 2020.

Ciudad de México.- El pasado Viernes 21 de febrero de 2020 miles de personas marcharon por las calles de la Ciudad de México, convocadas por el Congreso Nacional Indígena-Concejo Indígena de Gobierno y por el Ejército Zapatista de Liberación Nacional. La manifestación, que salió de la Sede de la Comisión Federal de Electricidad y terminó en el Zócalo de la Ciudad de México, formó parte de las “Jornadas en defensa del Territorio y la Madre Tierra: Samir Somos Todas y Todos”. En ella participaron representantes de pueblos originarios que se oponen a los megaproyectos capitalistas que impulsa el gobierno del López Obrador y que pretenden despojar a cientos de comunidades de sus territorios y destruir su vida comunitaria. Frente a estas agresiones y recordando a los luchadores comunitarios e indígenas que de 2019 a la fecha han sido asesinados por oponerse al mal gobierno, pueblos indígenas, activistas, organizaciones sociales, sindicales, políticas, estudiantiles y sociales; colectivos y redes de apoyo al CIG, gritaron fuerte en el Zócalo dela Ciudad de México “¡No a los megaproyectos!, ¡Muerte al Capitalismo Patriarcal! ¡Sí a la Vida! ¡Sí a la defensa del territorio y la vida comunitaria! ¡Samir Flores Vive!”.

Desde antes de las 16:00 hrs del viernes 21 de febrero los contingentes se agruparon afuera de la sede de la Comisión Federal de Electricidad en Reforma e Insurgentes. Ahí mismo se realizó un mitin protestando porque ha sido esta instancia del gobierno federal la que ha impulsado uno de los megaproyectos de despojo que el CNI-CIG y el EZLN señalan como parte de la guerra de exterminio del Estado Mexicano contra los pueblos originiarios: el Proyecto Integral Morelos con el que se pretende favorecer los intereses de grandes corporaciones internacionales pisoteando los derechos de los pueblos.

Esta manifestación formó parte de las Jornadas de Lucha “Samir Somos Todas y Todos”, llevadas a cabo en todo el país los pasados 20 y 21 de febrero y culminando en una gran Asamblea en la Comunidad morelense de Amilcingo. La fecha y el nombre de estas movilizaciones, aluden a Samir Flores Soberanes, indígena nahua opositor a la construcción de la termoeléctrica en Huexca y a la construcción del gasoducto que pretende alimentarla. Samir fue asesinado unos días después de protestar contra el presidente López Obrador, quién señaló directamente a los luchadores indígenas llamándolos “conservadores disfrazados de radicales de izquierda”. Apenas un día antes de su asesinato, Samir cuestionó en una asamblea al “súperdelegado” federal Hugo Erick Flores (organizador de grupos paramilitares en Chiapas durante el gobierno de Zedillo) sobre la ilegitimidad de la consulta llevada a cabo por el gobierno para imponer su megaproyecto.

La manifestación convocó a decenas de organizaciones indígenas de diversas partes del país, incluyendo contingentes del Istmo de Tehuantepec, quienes luchan contra la construcción del Corredor Interoceánico, del Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra de Morelos, Puebla y Tlaxcala, y de diferentes partes de la Península de Yucatán quienes luchan contra el llamado “tren maya” con el que el gobierno pretende reconvertir toda la Península de Yucatán hacia un modelo de turismo de alto costo y de producción agroindustrial. También participaron habitantes de los pueblos y comunidades de Tecámac y Zumpango que serían afectados por el proyecto de Aeropuerto Internacional de Santa Lucía.

Al mismo tiempo, permitió que múltiples luchas en defensa de la tierra y el territorio se expresaran por las calles dela capital del país. Desde campesinos de Hidalgo, Estado de México, Querétaro, Guerrero, entre otros.

La marcha hizo una parada en la Fiscalía General de la República en la glorieta de insurgentes en donde la comunidad de Amilcingo y el Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra y el Agua de Morelos, Puebla y Tlaxcala exigieron al gobierno federal que investigue quiénes son los autores materiales e intelectuales del asesinato de Samir Flores, exigieron justicia y que este crimen no quede impune, así como el de los demás compañeros del CNI-CIG que han sido asesinados por defender la vida, el territorio y la tierra.

Los contingentes entraron al zócalo en donde los recibió una valla del supuestamente extinto cuerpo de granaderos frente a palacio nacional, y hablaron los pueblos:

La comunidad de Amilcingo, que forma parte del Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra y el Agua de Puebla, Morelos y Tlaxcala,  y de la Asamblea permanente de los Pueblos de Morelos,  responsabilizaron al “súperdelegado” Hugo Erick Flores y a Andrés Manuel López Obrador del asesinato de Samir, exigieron justicia por los compañeros asesinados por defender la tierra y respeto para la comunidad de Juan C. Bonilla que luchan porque el río Metlapanapa no se convierta en vertedero de desechos tóxicos.  Llamaron a seguir organizados y resistir contra de esos megaproyectos.

El Concejo Regional Indígena y Popular Xpujil del pueblo de la península de Yucatán en contra del tren maya, levantó la voz para señalar que no están respetando la vida, naturaleza y dignidad de los pueblos, y que en esta movilización encontraron un cobijo para los pueblos que están luchando.

Bettina Cruz, señaló que con el Corredor Transístmico en el Istmo de Tehuantepec, se planea una plataforma logística que comunique las grandes economías mundiales, que traslade las mercancías y  que convierte la región en una zona maquiladora , también señaló que se pretende formar una cortina para detener a los hermanos migrantes de Centroamérica, “nunca hemos visto el desarrollo prometido con los megaproyectos que han llegado al Istmo, solo hemos visto pobreza, conflictos,  violencia , prostitución que deja el capital, impactos nocivos y se llevan el dinero”. Hizo un llamado a luchar unidos para lograr un cambio con justicia y dignidad y exigirle al estado mexicano que investigue y castigue a los asesinos de Samir.

Maricela Mejía, Concejala del Pueblo Otomí residente en la Ciudad de México, pidió defender la tierra y el agua,  destacó cómo a las Otomíes en la ciudad les controlan el agua por botes y a los megaproyectos no los limitan con el agua. Señaló como la comunidad de Santiago Mexquititlán, Querétaro es amenazada por buscar la autonomía.

El Pueblo Nahua del Valle de México advirtió sobre colapso de la cuenca del Valle de México que agudizará la crisis del agua de seguirse construyendo el Aeropuerto de Santa Lucía en Tecámac, Estado de México, dijo que megaproyectos como el aeropuerto van a acabar con la vida de la Cuenca del Valle de México incluida la Ciudad de México. Denunció cómo el Instituto de Pueblos Indígenas nombra concejales en las alcaldías y jefes supremos, para imponer a los pueblos la representación para echar a andar los megaproyectos.

María de Jesús Patricio, vocera del CNI-CIG exigió al gobierno federal que esclarezca el asesinato de Samir y los otros hermanos que han sido asesinados por defender la tierra, el territorio y la vida contra los megaproyectos de muerte. “Hay que seguir resistiendo, los megaproyectos quieren llevarse el capital, la riqueza y dejarnos a nosotros la muerte.”

Invitados por el CNI-CIG, la organización de los 12 Pueblos Originarios de Tecámac, llamaron a los asistentes a que los vean como hermanos indígenas, se presentaron como pueblos que se resisten a entregar sus bienes de vida; denunciaron la falta de sustentabilidad del aeropuerto de Santa Lucía, y que se pretenda ocultar el impacto acumulativo que presenta la cuenca del Valle de México que no aguanta un megaproyecto más y está en riesgo de colapso, dijeron que AMLO condena a Tecámac, Zumpango, Nextlalpan y a millones de mexicanos que habitan la cuenca a una muerte segura.

También invitados por el CNI-CIG, la Coordinación de Pueblos, Barrios Originarios y Colonias de Xochimilco, señalaron que el discurso que utiliza AMLO al referirse a quienes se oponen a los megaproyectos por defender la vida sólo refleja el desprecio y traición a las comunidades indígenas. Mencionaron la importancia de que no se tengan luchas aisladas, y eso incluye a Xochimilco, que necesita ser defendido por todos.

Al final se instaló un antimonumento de Samir Flores frente a palacio nacional para exigir justicia por sus asesinato.

 

Foto: Colectivo Grieta

Foro: Colectivo Grieta

Foto: Colectivo Grieta

Foto: Colectivo Grieta

Foro: Colectivo Grieta

Foto: Colectivo Grieta

Foto: Colectivo Grieta

Foto: Colectivo Grieta

Foto: Colectivo Grieta

Foto: Colectivo Grieta

Foto: Colectivo Grieta

Foto: Colectivo Grieta

Foto: Colectivo Grieta