ENCUENTRO DE REDES DE RESISTENCIA Y REBELDÍA
Y 25 ANIVERSARIO EZLN
FESTIVAL DE CINE
PUY TA CUXLEJALTIC

Trabajadores de GM en Silao denuncian despidos por buscar crear sindicato y respaldar la huelga en E

Verónica Espinosa / Proceso, 11 de octubre de 2019

Trabajadores despedidos de la planta de General Motors en Silao que participan en movimiento por un nuevo sindicato. Foto: Verónica Espinosa


SILAO, Gto. (apro).- El paro técnico en la armadora de General Motors (GM) en Silao y la huelga en los Estados Unidos puso al descubierto un cúmulo de inconformidades que personal de la empresa expresa en contra de la dirigencia del sindicato que tiene el contrato colectivo de trabajo, mismo que pertenece a la CTM, y que se ha perpetuado por nueve años sin ofrecer un verdadero respaldo a los afiliados.

El activismo de un grupo de trabajadores de GM en Silao en busca de conformar un nuevo sindicato –con base en las reformas a la Ley federal del trabajo- ha sido castigado con presiones, movimientos de áreas y hasta despidos injustificados con todo tipo de argucias, según denuncian los afectados.

De junio a la fecha, por lo menos 13 personas han sido despedidas con diversos pretextos, incluyendo padecimientos físicos derivados de condiciones laborales, como es el caso de Guadalupe Ibarra, una mujer que tras laborar por siete años en la planta, fue despedida el 5 de junio pasado, cuando presentó un problema de salud en la espalda por una lesión ocurrida durante sus jornadas de trabajo.

Israel Cervantes Córdova fue despedido el 28 de agosto. Alrededor de las 11 de la noche de ese día, fue notificado de que se le aplicaría un examen antidoping. El médico tuvo el resultado en cinco minutos, que presuntamente dio positivo para mariguana y antidepresivos.

“Yo sabía que eso no era cierto; en ese momento me ofrecen firmar el finiquito pero yo me negué. Fui al día siguiente a un laboratorio particular a que me hicieran una prueba, que se entregó 24 horas después y salió negativa”, contó Cervantes Córdova a Apro.

A través de diversas plataformas y redes, numerosos empleados de la planta en Silao han expresado durante meses su molestia por la falta de apoyo de la dirigencia sindical cetemista que encabeza Juan Carlos Félix Vázquez.

Y desde fines de abril de este año comenzaron a reunirse algunos con la inquietud de formar un sindicato nuevo.

Pero gente del sindicato cetemista presionó a algunos de los agremiados y se conoció la lista de quienes están participando en el movimiento por un nuevo sindicato; a partir de eso, comenzó a despedirse a quienes aparecen en las listas.

Otro momento que derivó en presiones y otros despidos fue el 16 de septiembre, cuando varios empleados de GM Silao hicieron a través juntas públicas por Facebook expresiones de apoyo a sus compañeros huelguistas en los Estados Unidos.

“El sindicato no mete las manos y en contubernio con la empresa toma represalias. Nosotros expresamos que no aceptaríamos tiempos extras en respaldo a ellos. El sindicato mandó gente que tomó fotos y horas después, hubo cinco despidos”, narró Israel Cervantes.

Junto con Arturo Martínez Cervantes y Javier Martínez Mosqueda –uno con 23 y el otro con 24 años dentro de la empresa hasta su despido en septiembre pasado- Cervantes espera a que se defina la negociación de la huelga en los EU, pues “nuestros compañeros de allá están pidiendo como una de las condiciones la reinstalación de todos los que hemos sido despedidos. Y eso nos incluye a nosotros, es una de las principales demandas para levantar la huelga”.

La exigencia principal en Silao es que se permita a las y los trabajadores de la planta decidir y votar libremente por un sindicato y tener más de una opción, expuso Israel Cervantes.

“Que se nos reinstale a los despedidos injustificadamente, que nos den interlocución dentro de la empresa y que se nos deje votar libremente a todos los empleados para que ellos elijan el sindicato que decidan. Y hay también compañeras que han sufrido lesiones en el trabajo y lo que hace la empresa es despedirlas”, reveló.

-¿Por qué quieren sacar al sindicato de CTM?-

Félix Vázquez nunca ha sido trabajador de la empresa, nunca ha pasado por una sola área de General Motors. Nunca ha rendido cuentas de las cuotas, antes de ese periodo teníamos algunas prestaciones que se habían ganado y cuando él llegó las perdimos, como la despensa, o rifas de fin de año que nos hacían con hasta 3 carros, ahora apenas se rifa uno. No hay un respaldo a los trabajadores, no están viendo por ellos”.

También, por un presunto acuerdo entre el sindicato y la empresa (o al menos, la aceptación tácita del primero) se ha obligado a los trabajadores a aceptar trabajar un domingo para poder descansar un día feriado como el 16 de septiembre, pero sin que se les cumpla con el pago extraordinario por ser domingo.

También se redujeron las utilidades y se eliminó la entrega de una despensa que recibían.

Un trabajador sindicalizado debe aportar –vía descuento en nómina- entre 64 y 85 pesos de cuota sindical a la semana.

El grupo no se ha disuelto y tampoco quita el dedo del renglón por el nuevo sindicato. “Seguimos teniendo apoyo de otros compañeros dentro de la planta, seguimos en el movimiento”.

https://www.proceso.com.mx/602858/trabajadores-de-gm-en-silao-denuncian-despidos-por-buscar-crear-sindicato-y-respaldar-la-huelga-en-eu