ENCUENTRO DE REDES DE RESISTENCIA Y REBELDÍA
Y 25 ANIVERSARIO EZLN
FESTIVAL DE CINE
PUY TA CUXLEJALTIC

Ahorcan negocios a La Primavera

por Violeta Meléndez

Un nuevo atentado inmobiliario contra el bosque La Primavera se cocina en el kilómetro 13.5 de la carretera a Nogales: se trata de un parque industrial de 16.8 hectáreas que incluye un hotel, así como negocios de venta de contenedores marítimos y hasta de cubículos rodantes.

Dicho proyecto está al límite de los planes parciales del Ayuntamiento de Zapopan, los cuales señalan que la zona donde está instalado tiene uso de suelo de conservación de áreas verdes. Justo ahí termina el área de influencia del documento, pues inicia La Primavera. El desarrollo de bodegas industriales se ubica sobre ambos territorios.

El primer proyecto es un parque industrial y en su página web indica que se dedicará al alquiler de bodegas industriales.

Al respecto, el director del bosque, Marciano Valtierra Azotla, mostró su postura: “Debemos evitar el estrangulamiento de la zona. Un área natural protegida que pudiera resultar en una isla definitivamente a largo plazo pierde su viabilidad; en esa lógica la intención es poder mantener estos corredores biológicos (sanos), que le den viabilidad a la reserva en el largo plazo”.

Por su parte, Alfredo Martín Ochoa, director de Medio Ambiente de Zapopan, aseguró que la actual administración no otorgó los permisos para la obra y poco pueden hacer para frenarla.

“En la administración de Pablo Lemus no hemos autorizado absolutamente ningún permiso en la zona de influencia del área natural protegida, ni la otorgaremos. De los permisos que haya otorgado la administración pasada desafortunadamente son actos jurídicos que han surtido ya efectos, por lo tanto lo que a nosotros nos compete es garantizar que esas obras sigan las condicionantes establecidas”, explicó.

Parque industrial de 16.8 ha
Nuevos negocios ahorcan al bosque La Primavera

Sobre la carretera a Nogales se erigen obras que atentan contra el principio de conservación del área; Zapopan se deslinda y descarta detenerlas.

Un parque industrial de 16.8 hectáreas que incluye un hotel, así como negocios de venta de contenedores marítimos y hasta de cubículos rodantes son los nuevos desarrollos comerciales que se construyen al límite del polígono de protección del bosque La Primavera, sobre el kilómetro 13.5 de la carretera a Nogales.

El primer proyecto señala en su página web que se dedicará al alquiler de bodegas industriales desde 675 metros cuadrados para compañías pequeñas que busquen establecerse en Guadalajara; actualmente lleva un avance visible de sus bodegas, más no aún del hotel.

El desarrollo promete a sus futuros clientes una red contra incendios, capacidad para vehículos pesados, alta tensión, vialidades de concreto, drenaje y agua potable, clima agradable y ubicación próxima a Guadalajara; sin embargo, sus mismos planos muestran un impacto en la parte forestal correspondiente a La Primavera.

Dicho proyecto en proceso está también al límite de los planes parciales del Ayuntamiento de Zapopan, los cuales señalan que la zona donde está instalado tiene uso de suelo de conservación de áreas verdes. Justo ahí termina el área de influencia del documento, pues inicia La Primavera. El desarrollo de bodegas industriales se ubica sobre ambos territorios.

Sin embargo, no sólo se ha asentado este parque industrial contrariando los planes parciales y el principio de conservación del bosque, sino otros dos negocios: uno de venta de contenedores marítimos para importaciones y exportaciones, los cuales están apilados a sólo metros de la reserva ecológica, y otro de cubículos rodantes estilo americano, también exhibidos en el lugar.

Estos tres proyectos se ubican frente al Guadalajara Technology Park, donde actualmente la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) está construyendo un paso a desnivel para acceder al parque industrial desde ambos sentidos de la carretera, y que dichos negocios han aprovechado como atractivo para sus clientes, a pesar de que violentan un territorio ecológicamente vulnerable.
Se comen al bosque

“Debemos evitar el estrangulamiento de la zona. Un área natural protegida que pudiera resultar en una isla definitivamente a largo plazo pierde su viabilidad, en esa lógica la intención es poder mantener estos corredores biológicos (sanos), que le den viabilidad a la reserva en el largo plazo”, dijo en entrevista el director del bosque La Primavera, Marciano Valtierra Azotla.

“Hay que trabajar instrumentos de planeación territorial a modo, que sean empáticos con los objetivos de conservación de la reserva como tal. Las zonas que son ambientalmente sensibles o frágiles hay que conservarlas en la medida en que forman parte de un continuum boscoso hacia el bosque”, agregó el directivo.

A decir del biólogo, La Primavera se está viendo severamente afectada por invasiones dentro y fuera del polígono de protección de flora y fauna, no sólo sobre la carretera a Nogales, sino en Tlajomulco y a lo largo de todos sus límites, lo cual urge a regular en los planes parciales. Tan sólo en asentamientos irregulares, afirma que se han consumido 90 hectáreas del bosque.

“En cuanto a estos negocios que comentas, están en el borde de la reserva como tal. Al final de cuentas es un proyecto que está fuera de la competencia nuestra, lo que sí buscamos es esa sinergia con los Municipios para que los usos de suelo sean compatibles con los objetivos de conservación del área”, añadió.
Zapopan se deslinda

Al tratarse de una serie de construcciones que están dentro del territorio de Zapopan, se le cuestionó sobre los permisos al director de Medio Ambiente municipal, Alfredo Martín Ochoa, quien desmarcó a la administración de Pablo Lemus Navarro de haberlos otorgado.

A decir del funcionario, los autores de las autorizaciones de construcción en esa área sensible debieron ser administraciones pasadas con el aval de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), la cual debió ser la que oficializó el cambio de uso de suelo, previó.

“En la administración de Pablo Lemus no hemos autorizado absolutamente ningún permiso en la zona de influencia del área natural protegida, ni la otorgaremos. De los permisos que haya otorgado la administración pasada desafortunadamente son actos jurídicos que han surtido ya efectos, por lo tanto lo que a nosotros nos compete es garantizar que esas obras sigan las condicionantes establecidas”, dijo.

“Jurídicamente no podemos fijar nuevas especificaciones, no tiene un efecto retroactivo, lo que sí podemos hacer es imponer sanciones si se está violentando alguna norma municipal, estatal o federal, y dar vista a las autoridades competentes para que actúen”.

En cuanto a la modificación de planes parciales para evitar más invasiones en los alrededores del bosque, Martín Ochoa garantizó que las reservas ecológicas serán prioritarias en su reconfiguración.

Un pulmón cercenado

El bosque La Primavera es un núcleo biogeográfico que se caracteriza por tener diversidad biológica de toda la región, más sus propias especies. Además, cuenta con cuatro corredores biológicos que permiten que su flora y fauna se comuniquen y transiten hacia otras serranías.

Sin embargo, uno de ellos fue gravemente fragmentado por la carretera a Nogales, y aunque pudiera recuperarse medianamente con pasos de fauna, entre otras acciones, no ha habido autoridad que los inicie; además, los desarrollos inmobiliarios complican esta labor.

Otro corredor biológico que conecta La Primavera con Cerro Viejo, en Tlajomulco, es cortado por el macrolibramiento, que sí contempla pasos de fauna, pero del cual se ha negado otorgar información, pues sigue sin concretarse.
Pérdida

– Tan sólo los asentamientos humanos irregulares dentro del polígono de protección de La Primavera han consumido 90 hectáreas de bosque, declaró el director del área, Marciano Valtierra Azotla, lo cual atribuye a una mala gestión del territorio municipal

http://www.ntrguadalajara.com/post.php?id_nota=33855


A %d blogueros les gusta esto: