Jornadas “SAMIR SOMOS
TODAS Y TODOS”
COMBO POR LA VIDA: DICIEMBRE
DE RESISTENCIA Y REBELDÍA

Repuntan violaciones durante confinamiento en Aguascalientes

Alejandro Romo/Newsweek Aguascalientes
22 julio 2020

Durante el mes de junio se duplicaron las denuncias por violación simple en Aguascalientes, al contabilizarse 22 querellas por este delito, luego de que en abril y mayo se presentaran 12 y 11 respectivamente, según los datos más recientes del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SNSP).

En lo que va del año suman 106 denuncias por violación simple en la Fiscalía General de Aguascalientes.

Al respecto, la psicóloga especialista en Sexología Clínica, Elena Agredano González, el confinamiento por la contingencia del Covid-19 ha fomentado que exista mayor contacto al interior de las familias, que en la mayoría de las ocasiones es donde se encuentran los agresores de delitos sexuales.

De acuerdo a la especialista, alrededor del 80% de las personas que cometen este delito tienen algún grado de parentesco con las víctimas o forman parte de su círculo social más cercano.

“Tanto el abuso sexual como la violación son mayormente hechos por familiares, por la pareja, por el padre, por los tíos, por personas que viven en un mismo espacio y que rara vez son personas ajenas al contexto familiar o al contexto de personas de ‘confianza’, entonces en este contexto de aislamiento social se da también esta coerción tanto en las parejas como en los menores”.

Refirió que las personas más vulnerables a padecer algún tipo de delito sexual son los niños que se encuentran en la primera infancia, es decir, de entre 0 y 5 años de edad, que requieren una mayor cantidad de cuidados.

“Las poblaciones con más riesgo en esta pandemia y en este aislamiento social son definitivamente las infancias que no cuentan con las herramientas para oponer resistencia o para denunciar la situación, como los niños que todavía no hablan, o que tienen un retraso en su desarrollo físico o psíquico, también las infancias y adolescencias que tienen una carencia de afecto que no diferencian los contactos como abuso sino contacto afectivo”.

De igual manera, las mujeres también son consideradas un grupo vulnerable de padecer algún delito sexual, especialmente por parte de sus parejas, añadió.

“Las mujeres también son poblaciones de riesgo para vivir abuso y violación, sobre todo por sus parejas y si ya hay un antecedente de si sus parejas son controladoras o violentas”.

Elena Agredano comentó que el perfil de los agresores suele estar vinculado a antecedentes de violencia o agresiones también de tipo sexual.

“A través de diversos estudios se ha demostrado que las personas que están siendo abusadoras ya habían vivido un abuso sexual o una violación en su infancia, que son personas que tienen inseguridades muy marcadas y que desean un contacto físico con la otra persona, y al no poder hacerlo de manera sana buscan a personas que tengan menos poder para que sea una relación asimétrica y así obtener lo que están buscando”.

Las afectaciones psicológicas en las víctimas varían dependiendo las características de las víctimas, siendo las más notorias las siguientes:

1) VÍCTIMAS EN EDAD PREESCOLAR

Después de aprender a ir al baño, comienzan a orinarse en la cama o en la ropa, o cuando están jugando o en otra actividad, cuando ya existía un control de esfínteres.

Se observan somatizaciones, que son dolencias físicas que no tienen un origen orgánico.

Se tiene una regresión de conducta que ya no se tenían, como por ejemplo chuparse el dedo, volver a querer a tomar biberón y además una sexualización de los contextos que no sea acorde a su realidad.

2) VÍCTIMAS EN EDAD ESCOLAR

Se observan problemas en el ámbito escolar, se registra una baja autoestima, inseguridades muy marcadas, problemas de sueño y alimentación y reacciones somáticas (dolores sin causa aparente).

3) VÍCTIMAS ADOLESCENTES

En este tipo de víctimas se aprecia aislamiento, agresividad, depresión, ansiedad, intentos de suicidio y embarazos.

4) VÍCTIMAS EN EDAD ADULTA

Existe ansiedad, depresión, trastornos de estrés pos-traumático, cambios repentinos de humor, dificultades sexuales y conductas autodestructivas.

Finalmente, la especialista recalcó la necesidad de que se cuente con una justicia más rápida y expedita, que no discrimine ni revictimice, a fin de favorecer la denuncia de los delitos sexuales, que suelen ser los más complejos de revelarse.

Asimismo, se debe privilegiar la educación integral de la sexualidad para identificar el abuso sexual o una violación.

“Todos estos casos que tienen que ver con abusos y violaciones se viven desde la culpa y la vergüenza, y más porque estos temas sexuales son temas que han venido siendo ocultados desde todo el tiempo, entonces la parte del silencio también da pie a que se sigan repitiendo los abusos”, concluyó Agredano González.

https://newsweekespanol.com/2020/07/repuntan-violaciones-durante-confinamiento-en-aguascalientes/