Jornadas “SAMIR SOMOS
TODAS Y TODOS”
COMBO POR LA VIDA: DICIEMBRE
DE RESISTENCIA Y REBELDÍA

Denuncian amenazas de caciques contra comunidades ódami, en Chihuahua

Proceso
Patricia Mayorga

Mesa Colorada, en Chihuahua. Foto: Especial Proceso

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- La comunidad Mesa Colorada, localizada en el municipio de Guadalupe y Calvo, Chihuahua, denunció que a base de amenazas los hermanos Cornelio y Aurelio Alderete Arciniega pretenden despojarlos de su territorio, sin que las autoridades estatales y federales hagan algo por frenarlos.

El pasado 3 de julio, los hermanos Alderete Arciniega, denunciados anteriormente por la comunidad de la Sierra Tarahumara, llegaron con armas de grueso calibre a Mesa Colorada, para reforzar un cerco con el que pretenden despojar de su territorio a los pobladores de las comunidades ódami.

Con las armas forzaron a la gente a sacar su ganado y los amenazaron que, de no hacerlo, llevarían a los animales a las parcelas de maíz y frijol.

Las amenazas se dirigieron específicamente a dos personas de la localidad, y luego lo hicieron con otro integrante de la comunidad ódami, beneficiario del Mecanismo de Protección para Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas, e integrante de la Alianza Sierra Madre, asociación que da acompañamiento jurídico a la comunidad.

Alianza Sierra Madre informó que actualmente la Fiscalía General del estado (FGE) de Chihuahua tiene abiertas 18 carpetas de investigación por diversos delitos cometidos por los hermanos Alderete Arciniega contra habitantes de las comunidades Cordón de la Cruz, Mesa Colorada y el Tepozán, del municipio de Guadalupe y Calvo, en el Triángulo Dorado.

Refirió que en 2013 los hermanos caciques solicitaron a la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu) la enajenación y venta de supuestos terrenos nacionales que se encuentran en posesión de las comunidades indígenas Mesa Colorada, Cordón de la Cruz y El Tepozán.

“Sin embargo, en este proceso ocultaron información respecto a la existencia y permanencia de las comunidades ódami, quienes no tenían conocimiento de lo que estaba sucediendo en ese entonces”, indicó la organización.

Tres años después los hermanos Alderete empezaron a cercar los límites de la superficie ocupada por las comunidades e instalaron un campamento con gente armada para impedir el libre tránsito de los pobladores, sacaron su ganado vacuno y los despojaron de sus tierras.

Las 18 carpetas que tiene la FGE son de 2016 a la fecha, por los delitos de despojo, lesiones, robo de ganado, amenazas y daños a la propiedad. Todas las investigaciones continúan abiertas y hasta ahora no hay una sola persona vinculada a proceso.

De acuerdo con la organización, el 11 de octubre de 2019 la Sedatu se comprometió ante la Secretaría de Gobernación, en la Ciudad de México, a emitir un dictamen sobre el caso en los tres meses siguientes, pero ocho meses después no ha hecho nada, mientras las agresiones se incrementan.

El 18 del mismo mes las comunidades ódami realizaron una audiencia pública con autoridades de los tres niveles de gobierno, donde aclararon que los hermanos no son dueños de los territorios ocupados por los pueblos.

“La violencia ejercida por los Alderete Arciniega ha provocado el desplazamiento de miembros de las comunidades y sus familias, en tanto que, por el retardo de la Fiscalía en la integración de las carpetas de investigación por los delitos cometidos, los perpetradores continúan impunes”, denunció Alianza Sierra Madre.

Asimismo, la Red de Defensa de Territorios Indígenas de la Sierra Tarahumara exigió la actuación inmediata y responsabilizó a las autoridades de la integridad física de los pobladores y del personal de Alianza Sierra Madre.

En un comunicado pidió operar de forma inmediata las acciones necesarias, en coordinación con la FGE y cuerpos de seguridad, para garantizar la vida e integridad física de los habitantes de las comunidades ódami.

Asimismo, que a los beneficiarios se les proporcione un plan de protección que garantice su vida e integridad personal y de sus familias, y que la Sedatu cumpla con los acuerdos firmados para dar el dictamen de inviabilidad a la solicitud de enajenación de terrenos nacionales de Aurelio y Alejandro Alderete Arcinieg

https://www.proceso.com.mx/637393/denuncian-amenazas-de-caciques-contra-comunidades-odami-en-chihuahua