ENCUENTRO DE REDES DE RESISTENCIA Y REBELDÍA
Y 25 ANIVERSARIO EZLN
FESTIVAL DE CINE
PUY TA CUXLEJALTIC

Un géiser por estallar (Jalisco)

Alejandra Guillén.-

Ni con el título de área natural protegida La Primavera está exenta de amenazas a su estabilidad y existencia, ya que con la reforma energética aprobada en 2014 se abrió el camino para explotar la geotermia dentro de cualquier área natural protegida, al considerarla como una actividad prioritaria por encima de cualquier otra.

En Jalisco, el Bosque La Primavera es una de las zonas concesionadas para este fin, pero la información no ha sido transparentada en su totalidad.

Los comités Científico y Ciudadano del Organismo Público Descentralizado advierten que la geotermia es una de las principales amenazas para la existencia del bosque. En la Declaración sobre el Bosque La Primavera para el siglo XXI, en el marco de los 10 años de su reconocimiento como Reserva de la Biósfera por la UNESCO, plantean que “La Primavera, como ecosistema otorga beneficios que lo sitúan en importancia [por] arriba de cualquier interés particular o proyecto ajeno a su calidad de capital natural para el presente y futuro de Jalisco, incluida la geotermia”.

Arturo Curiel Ballesteros, coordinador del Comité Científico, señala que “el gran problema es que el espacio de la Comisión Federal de Electricidad para explorar y perforar (…) son seis mil hectáreas dentro de las 30 mil 500 originales que tenía el decreto del área natural protegida, entonces el espacio destinado como área potencial (para la geotermia) sí es suficiente en términos de importancia para ponerle atención. La segunda cuestión es que para la reactivación de proyectos para mesa del Nejahuete, Cerritos Colorados y el cerro Planillas (el de mayor elevación), ya hay búsqueda de financiamiento internacional”.

El profesor investigador adscrito al Departamento de Ciencias Ambientales, del Centro Universitario de Ciencias Biológicas y Agropecuarias (CUCBA) de la Universidad de Guadalajara, puntualiza que hay cuatro áreas núcleo que son vitales para el resguardo del bosque: San Miguel, Planillas, Cerritos Colorados y Mesa de León. La geotermia está planeada en dos de éstas (Planillas y Cerritos Colorados).
“De hecho en donde ya se había realizado actividad de geotermia ya hay un daño irreversible, hay géisers que ya desaparecieron”.

El proyecto de geotermia en el Bosque La Primavera inició en los años ochenta en Cerritos Colorados, pero fue suspendido en 1989 por los daños que ocasionó la Comisión Federal de Electricidad (CFE) al entorno natural del bosque.

En 2008, la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) autorizó una primera fase del nuevo proyecto. Luego de la reforma energética, la Secretaría de Energía (Sener) entregó a la CFE la concesión para explotar Cerritos Colorados y otros 13 permisos de exploración en otras tres zonas de Jalisco: La Soledad, Las Planillas y San Marcos, según una publicación periodística de diciembre de 2015 (https://goo.gl/PngTq9).

Esto fue parte del paquete “Ronda Cero”, que son las concesiones de explotación y exploración que se otorgaron a la CFE el pasado diciembre. En el sitio de Infomex aparece una solicitud de información (1816400146715) de “la ubicación de polígonos otorgados a CFE para exploración en ronda cero de geotermia”. La respuesta es “parcialmente reservada o confidencial” y no está el documento disponible.
A esto se suma que la Comisión Nacional del Agua entregó el primer título de concesión de aprovechamiento de agua geotérmica para Cerritos Colorados, por un volumen de 4 millones 380 mil metros cúbicos anuales y con una vigencia de 30 años, mediante 10 aprovechamientos cuyo acuífero es Ameca, informa la Secretaría de Energía (Sener) en un comunicado del 22 de julio de 2015.

El Banco Interamericano de Desarrollo realizó el informe de “Evaluación de la Energía Geotérmica en México” que incluye las zonas con “buen potencial” para esta actividad. Una de ellas Las Planillas, con un potencial estimado de 83 MW. Los otros sitios de Jalisco, mencionados en el documento, son La Soledad, El Orito Los Borbollones y Hervores de la Vega (http://www.cre.gob.mx/documento/2027.pdf). Del proyecto Cerritos Colorados se prevé obtener 75 MW.

Sin prohibición

La Ley de Hidrocarburos prohíbe otorgar asignaciones o contratos para la exploración y extracción de hidrocarburos en áreas naturales protegidas, pero esta prohibición no se extiende a la geotermia gracias a Ley de Energía Geotérmica.

El artículo 4 de esta ley establece que las actividades del sector energético “son de utilidad pública y que debido a su carácter estratégico, se consideran de orden público y de interés social, por lo que tendrán preferencia sobre cualquier otra actividad que implique el aprovechamiento de la superficie y del subsuelo de los terrenos afectos a aquéllas; esto especialmente en materia de hidrocarburos y del servicio público de transmisión y distribución de energía eléctrica”.

La Ley de Energía Geotérmica divide el mercado en tres etapas: reconocimiento, exploración y explotación. Para lo primero se solicita un registro; para la exploración, un permiso; y en el caso de la explotación, una concesión.

La Ronda Cero para la geotermia se refiere a un par de artículos transitorios de la ley que le otorgan a la CFE la preferencia para solicitarle a la Sener las concesiones de explotación y los permisos de exploración que considere convenientes.

Se otorgaron cinco concesiones de explotación. El quinto es el que se conoce como Cerritos Colorados, más otros 13 permisos de exploración en otras tres zonas de Jalisco: La Soledad, Las Planillas y San Marcos.

En estado crítico

Para los comités Científico y Ciudadano urge tener planes de emergencia a largo plazo, pues las amenazas del bosque pueden acabar con un ecosistema que tiene 140 mil años de existencia.

“La Primavera es símbolo y espacio único de la diversidad de este planeta, cuyo valor es insustituible e intangible, sus servicios cobran nueva dimensión ante los cambios globales y el riesgo de incremento de desastres”.

Desde su visión ya no puede haber medidas efímeras que buscan atender un deterioro sin trastocar las fuerzas y presiones que están originando la degradación del bosque. La primavera tiene más presiones que hace 36 años, cuando se hizo la declaratoria, “llevándonos a un estado crítico”.

El planteamiento es garantizar el bien común sobre el privado, crear una zona de amortiguamiento, controlar el cambio de uso de suelo en el perímetro del bosque y la fragmentación al interior del bosque.

“Reclamamos la implementación de un sistema de indicadores que permita comunicar el estado que guarda el bosque y su área de influencia, y escenarios con un bosque sano, contrastando con el escenario tendencial de degradación, para una cuantificación clara de los costos ambientales, sociales, patrimoniales y de salud que representa La Primavera”.

La creación de un plan de emergencia para tomar acciones contundentes, visibles y coordinadas a corto plazo, y herramientas de gestión para visualizar este espacio para conservarlo por cientos de años más.

http://www.maspormas.com/2016/06/07/un-geiser-por-estallar/