Jornadas “SAMIR SOMOS
TODAS Y TODOS”
COMBO POR LA VIDA: DICIEMBRE
DE RESISTENCIA Y REBELDÍA

Tercer aniversario luctuoso de Lesvy y no hay sentencia definitiva (Ciudad de México)


Imagen tomada de: cimacnoticias.com.mx

Angélica Jocelyn Soto Espinosa / Cimac Noticias

Ciudad de México. A tres años del feminicidio de Lesvy Berlín Rivera Osorio, las autoridades de la Ciudad de México aún no han emitido una sentencia definitiva ni han actualizado los protocolos de investigación en casos de feminicidio que garanticen el acceso a la justicia para las capitalinas.

Este 3 de mayo se cumplieron tres años desde que Jorge Luis González Hernández cometió el feminicidio de Lesvy Berlín Rivera Osorio, estudiante de 22 años de edad de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

Esto quedó sustentado en la sentencia que emitió el pasado 11 de octubre de 2019 el Tribunal de Enjuiciamiento del Sistema Procesal Penal Acusatorio de la CDMX. Sin embargo, la orden judicial aún espera ser ratificada por la Quinta Sala Penal del Tribunal Superior de Justicia de la Ciudad de México (TSJCDMX), ya que fue impugnada por la defensa legal del agresor, quien exige se reponga parte del proceso, y por la Fiscalía General de Justicia de la CDMX y la familia de la joven, quienes piden que el asesino reciba la máxima sentencia condenatoria y se dicten medidas de reparación ejemplares para la familia y la comunidad universitaria, que desde 2019 inició un movimiento al interior de los planteles educativos para frenar la violencia contra las mujeres.

Cronología del caso

El feminicidio de Lesvy destacó en los medios de comunicación por distintas razones: 1) ocurrió al interior de las instalaciones de la máxima casa de estudios; 2) las omisiones por parte de la entonces Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México (PGJCDMX), hoy Fiscalía, quien divulgó información sensible, estigmatizante y revictimizante para Lesvy y su familia; negó el acceso a la carpeta de investigación a familiares y abogadas acompañantes; en un principio pretendió dar al feminicida la calidad de víctima; no utilizó la perspectiva de género para la integración de la carpeta y la interpretación de sus hallazgos; y formuló una imputación por el delito de homicidio simple doloso de comisión por omisión.

En octubre de 2017, la Quinta Sala del TSJCDMX resolvió, gracias a la insistencia de las familias y un grupo de abogadas y feministas acompañantes, que el caso debía ser investigado y juzgado con perspectiva de género y bajo el tipo penal de feminicidio agravado.

En mayo de 2018, de cara al primer aniversario del feminicidio de Lesvy, la Comisión de Derechos Humanos de la Ciudad de México (CDHCDMX) confirmó en la Recomendación 01/2018 la falta de debida diligencia en la investigación y las negligencias cometidas en el caso. Esta Recomendación identificó violaciones a los Derechos Humanos cometidas por autoridades de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP), de la PGJCDMX y del TSJCDMX.

Estas autoridades asumieron plenamente haber cometido acciones y omisiones que entorpecieron el caso, el acceso a la verdad y a la justicia, participando en actos de disculpas públicas a Lesvy, su familia, a la comunidad universitaria y a la sociedad mexicana en general.

El 11 de octubre de 2019, los jueces José Juan Pérez Soto, Octavio Israel Ceballos Orozco y Adolfo Rodríguez Campuzano, del Tribunal de Enjuiciamiento del Sistema Procesal Penal Acusatorio de la CDMX, dictaron un fallo condenatorio de 45 años de prisión a Jorge Luis, a quien se le declaró culpable del delito de feminicidio agravado contra Lesvy, ya que se comprobaron lesiones infamantes, actos de violencia del sujeto activo contra la víctima, la exposición del cuerpo de la joven en un lugar público y se acreditó la relación sentimental entre Lesvy y su agresor, todas ellas circunstancias que configuran “las razones de género”.

Dicha sentencia fue apelada por las partes y la próxima resolución está a cargo de la Quinta Sala Penal, la cual definirá si se confirma, revoca o modifica la sentencia de primera instancia; sin embargo, en lo que va de 2020 la audiencia de alegatos aclaratorios ha sido aplazada al menos en dos ocasiones por diversos motivos y sin avisar previamente a la familia de Lesvy.

Los pendientes

Al participar en el conversatorio “Nuestra lucha siempre será por la vida”, que organizó este 3 de mayo de manera virtual el grupo político de acompañamiento a la familia, la madre de Lesvy, Arecely Osorio, reflexionó que desde el inicio del caso se propuso desmentir a las autoridades que desprestigiaron a su hija.

“Quien se había atrevido a hablar así de ella era porque no la conocía; quien se había atrevido a hablar así de ella era porque había puesto oído atento al agresor. No se había filtrado información de la vida privada de Lesvy, lo que se había filtrado era el argumento del agresor, y eso tuvimos que confirmarlo”, expresó la ahora defensora de los derechos de las mujeres.

Aracely también habló sobre lo que han significado estos tres años de exigencia de justicia por el feminicidio de su hija: “Si yo en este momento tuviera que hablar de Lesvy, ya no hablaría de la Lesvy de la que les he hablado tanto, les hablaría de la Lesvy que sigue caminando, que lleva más prisa, que sostenemos todas, que acompañamos todas. La Lesvy con la que yo duermo y despierto en un saludo muy especial, pero también de la Lesvy que es la pesadilla de un agresor por lo que nosotras hemos logrado y hemos hecho juntas”.

Por su parte, Gabriela Rivera, integrante del Observatorio Ciudadano Nacional del Feminicidio (una de las organizaciones que acompaña legalmente el caso), explicó que pese a que a partir de este caso se demostró un patrón de omisiones en las que incurren las autoridades de justicia capitalina cuando se trata de feminicidio, a tres años del asesinato de Lesvy continúan los mismos errores: las diligencias para la investigación de los casos siguen siendo deficientes, y aún no se tiene un protocolo para investigación casos de feminicidio de acuerdo con el nuevo sistema de justicia penal.

El protocolo que actualmente usan las y los operadores de justicia tampoco incluye los criterios que estableció la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) tras la sentencia histórica de Mariana Lima Buendía (cuyo feminicidio ocurrido en el Estado de México en 2010 fue investigado inicialmente como suicidio), dijo Rivera.

En el conversatorio también participó Gilberta Mendoza Salazar, tía de Aideé Mendoza, una estudiante que también fue asesinada al interior de la UNAM, dos años después de Lesvy, pero su caso aún sigue impune.

https://cimacnoticias.com.mx/2020/05/04/tercer-aniversario-luctuoso-de-lesvy-y-no-hay-sentencia-definitiva