COMBO POR LA VIDA: DICIEMBRE
DE RESISTENCIA Y REBELDÍA

“Desconfianza total” alargaría consulta indígena sobre transgénicos

8con-768x512

Por Ronny Aguilar

CAMPECHE, Cam. 8 de mayo del 2016.- Pedro Armentia López, delegado de la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas (CDI) en Campeche, reconoció la posibilidad de que la consulta indígena sobre la siembra de soya transgénica finalice hasta el próximo año, porque hay “una desconfianza total” de las comunidades, y reveló que se podría realizar en seis municipios más del estado de Campeche.

Después del fracaso en la primera reunión en la etapa de acuerdos previos, realizada en Hopelchén, el funcionario federal dijo que hay un compromiso con los municipios de Hopelchén y Tenabo, para llevar la información a las comunidades.

“Esto no es como parte del proceso de la consulta, sino como una decisión de la delegación de facilitar y llevar la información, como es nuestra obligación, a estas comunidades”, expresó.

Armentia López explicó que “a diferencia en Hopelchén, en Tenabo, la comunidad de Emiliano Zapata accedió a que se inicie la consulta con ella, pero nosotros, junto con la misión de observación que estuvo ahí, vamos hacer el conjunto de las seis comunidades, ahora ya tenemos Emiliano Zapata, pero necesitamos que todas sean consultadas y que todas cuenten con sus representantes”.

Aseguró que la consulta es realizada por la Cibiogem, pero que ellos, como CDI, son los encargados de vigilar que los procesos sean los adecuados.

“La gente asume que la CDI realiza la consulta, nosotros solo nos sumamos al barco y es un derecho colectivo, la finalidad es que exista un punto de acuerdo entre el gobierno y las comunidades para tratar temas, como violaciones a sus derechos, recursos naturales o la afectación a su territorio, estamos pendiendo en el proceso y acompañamos a la Cibiogem en sus procesos”, indicó.

Manifestó que la información de la consulta la tiene la Cibiogem, sin embargo, mencionó que como CDI, está preparando información adicional de los procesos de consulta.

“Se le pidió a la Cibiogem que sean claros, con información no tan científica y más coloquial para la gente, para que la delegación y la misión de información vayamos a las 37 comunidades de Hopelchén y seis de Tenabo”, agregó.

La misión de observación está integrada por 23 organizaciones, las cuales dan acompañamiento en los procesos y son lo que de manera externa expresan más imparcialmente los pros y contras, así como las anomalías que se van presentando durante los procesos de consulta.

El encargado de la CDI afirmó que existe de parte de la Cibiogem una propuesta conjunta con CDI de cómo es que se debe realizar la consulta previa, libre e informada. Los pasos que deben incluir, a quiénes deben citar y la forma correcta de conducirse.

De momento, en el caso de Hopelchén, la consulta en su etapa de inicio, que será la de acuerdos previos, se suspendió dos meses y medio y será hasta el 30 de julio la reunión de arranque, por lo que se prevé que se prolongue la consulta más de un año.

“Uno de los principales problemas a los que nos enfrentamos es que no nos ponemos de acuerdo, hay una desconfianza total, que la entiendo, pero si no nos organizamos, no podremos avanzar”, reconoció el funcionario.

Explicó que en la consulta, se llevaran las siguientes etapas: Acuerdos previos, la parte Informativa, la etapa Deliberativa, de Acuerdos Finales y de Ejecución y Seguimiento, cada una de estas etapas va a tener sus rubros a definir con la comunidad.

El funcionario declaró que existe un procedimiento o pasos a seguir (Protocolo) por etapa, y a la hora de cruce con la comunidad, será la comunidad quien defina, aceptará o modificará el proceso, todo esto para evitar que sea tendencioso.

“Creo que en Hopelchén fuimos muy directos y debió de haber un etapa informativa previa, estamos en acuerdos previos, pero la gente no confió y ahora iniciaremos con el procedimiento dentro del tiempo que se fijó, y ahora con sus líderes ya elegidos, ahora si presentaremos los pasos a seguir dentro de la etapa informativa”, abundó.

“En la etapa informativa, les presentaremos los pasos a seguir y cómo es que ellos quieren que se les baje la información, foros, talleres, mesas de trabajo, se invita moderador, dónde se va realizar, si es en su comunidad si va hacer regional o en la cabecera municipal. Quiénes participarán, y ya que esté la información, se inicia la etapa deliberativa, ahí también tiene su procedimiento y sus pasos a seguir como las siguientes etapas”, añadió.

“Esto va depender de la comunidad, se tiene que hacer en los tiempos que ellos decidan, pero nos preocupa que se quiera frenar el proceso, es una consulta abierta y hay muchos factores que influyen, como está el factor empresarial, el factor político, social y económico, lo que buscamos es que la consulta se realice, porque es la una manera de llevar a la Suprema Corte lo que la gente decidido”, asentó.

La resolución de la suprema podría interpretarse de diversas formas y una de las más preocupantes es que no especifica, que se actuará de acuerdo a lo que arroje la consulta, sino que se manda solamente a hacer la consulta previa como un derecho.

Armentia López comentó: “Nosotros acatamos un fallo de la Suprema, el procedimiento siguiente lo decidirá la Suprema Corte, nosotros tenemos que hacer la consulta y hacer que las voz del pueblo se escuche”.

Aseveró que hasta el momento, las comunidades indígenas a consultar son las de Hopelchén y Tenabo, pero está dentro de la posibilidad que se extienda a seis municipios más, porque estos se encuentran dentro de las 254 mil hectáreas que podrían ser sembradas con soya transgénica.

http://paginabierta.mx/sitio/desconfianza-total-alargaria-consulta-indigena-sobre-transgenicos/