Jornadas “SAMIR SOMOS
TODAS Y TODOS”
COMBO POR LA VIDA: DICIEMBRE
DE RESISTENCIA Y REBELDÍA

Defensa de EU urge a México a que sus obreros vuelvan a fábricas aún con restricciones de Fase 3

Redacción/ SIN EMBARGO

El Departamento de Defensa de Estados Unidos afirmó que los cierres de bases industriales y de manufactura, “particularmente en México”, están afectando seriamente sus cadenas de suministro. Foto: Kai Försterling/Archivo/EFE

México anunció hoy la entrada del país a la Fase 3 de la pandemia del coronavirus, lo que implica mayores medidas de seguridad sanitaria para la población, y más llamados a que empresarios manden a sus empleados a confinarse en sus casas. Sin embargo, el Departamento de Defensa de Estados Unidos pide a México reincorporar cuanto antes a trabajadores de las maquiladoras que le surten todo tipos de suministros para la seguridad y las guerras que mantiene ese país.

Ciudad de México, 21 de abril (SinEmbargo).– El Departamento de Defensa de Estados Unidos afirmó que los cierres de bases industriales y de manufactura, “particularmente en México”, están afectando seriamente sus cadenas de suministro.

Ellen M. Lord, Subsecretaria de Defensa para la Adquisición y el Mantenimiento, dijo ayer en conferencia de prensa que está trabajando con el Departamento de Estado de EU y con el Gobierno mexicano para reabrir esas empresas. “Estas compañías son especialmente importantes para nuestra producción de fuselaje estadounidense”, aseguró Lord desde el Pentágono, en Washington, DC.

El Departamento de Defensa estadounidense es el responsable de proporcionar las fuerzas militares y los equipos necesarios en los conflictos bélicos, y proteger la seguridad de Estados Unidos, de acuerdo con la descripción que se hace en su página oficial en la Internet.

Frente a los medios de comunicación, la Subsecretaria añadió que su oficina rastrea cuidadosamente el estado de la base industrial militar en las grandes compañías principales, y la Agencia de Logística de Defensa monitorea a los proveedores más pequeños.

De las 10 mil 509 compañías principales, 106 están cerradas, dijo Lord, y otras 68 compañías más habían cerrado, pero ya han reabierto sus puertas. De las 11 mil 413 compañías basadas en proveedores, 427 están cerradas, con 147 que cerraron, pero ya han reabierto.

La funcionaria también proporcionó una actualización de las acciones actuales de COVID-19 tomadas por el Departamento de Defensa y afirmó que trabajan en estrecha colaboración con el Departamento de Salud y Servicios Humanos y la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias; por ello, contrataron alrededor de 500 millones de dólares en suministros y equipos para salvar vidas a los miembros del servicio y agencias federales.

Este soporte, agregó, incluye proporcionar 60 sistemas de descontaminación que pueden esterilizar hasta 80 mil máscaras KN95 por día. Eso, dijo, está en orden y los equipos han sido entregados.

Ya esta mañana, Christopher Landau, Embajador de Estados Unidos en México, dio a conocer que está haciendo lo posible por salvar las cadenas de suministro que se crearon entre México, Estados Unidos y Canadá en las últimas décadas, ya que es “posible e imprescindible cuidar la salud de los trabajadores sin destruir esas cadenas”.

“Estoy haciendo todo lo que puedo para salvar las cadenas de suministro que se crearon a través de las últimas décadas. Es posible e imprescindible cuidar la salud de los trabajadores sin destruir esas cadenas. La integración económica de Norteamérica exige coordinación”, escribió a través de su cuenta de Twitter.

Más tarde, la Secretaría de Economía de México escribió que los dos gobiernos “sostienen conversaciones para proteger la salud de sus conciudadanos y, al mismo tiempo, la integración productiva de sus economías”. No proporcionó más detalles.

El CASO LEAR

La labor de los funcionarios estadounidenses se produjo incluso mientras más empleados organizaron huelgas y protestas en las maquiladoras por los temores sobre que las instalaciones se han convertido en focos de infección de coronavirus. Las protestas más recientes ocurrieron en plantas de Electro Componentes de México en Ciudad Juárez, que colinda con El Paso, Texas.

“Este es un paro laboral”, dijo Susana Prieto, abogada laboral y organizadora de la manifestación en Ciudad Juárez. Publicó fotografías de decenas de empleados que protestaban en el estacionamiento de la compañía, muchos de ellos portando mascarillas.

Señaló que docenas de trabajadores de la maquiladora están infectados con el coronavirus y algunos han fallecido, incluidos 16 empleados en plantas operadas por la fabricante de asientos para autos, Lear Corp.

Lear ha reconocido que han habido muertes por coronavirus entre sus 24 mil empleados en Ciudad Juárez, pero no dijo cuántas.

La compañía añadió que sus 10 plantas en la ciudad “están actualmente cerradas y permanecerán cerradas hasta que tengamos un plan que cuente con el soporte de nuestros colaboradores y se sientan seguros para regresar a trabajar”.

Prieto dijo que creía que han habido tres fallecimientos en distintas plantas de Electro Componentes en Ciudad Juárez, pero no se pudo contactar a la compañía para confirmar la información.

Los problemas en las maquiladoras son un arma de doble filo: Al principio, muchas de las plantas se rehusaron a cerrar en conformidad con las órdenes del gobierno de suspender actividades en negocios “no esenciales”. Ahora, Prieto dijo que muchas empresas quieren enviar a los trabajadores a casa con permisos de dos semanas con la mitad de su salario, que en muchos casos podría ser de menos de 30 dólares a la semana.

El Gobierno del estado de Chihuahua, donde se ubica Ciudad Juárez, “hizo un llamado a no estigmatizar a la industria maquiladora” en medio de la pandemia.

Informó que decenas de plantas han cerrado y 180.000 de los 300.000 trabajadores industriales se encuentran inactivos. Para resaltar las complejidades de la situación, señaló que 33 plantas consideradas “esenciales” seguían operando plenamente y 35 funcionan de manera parcial.

El Gobierno estatal también señaló que 28 plantas consideradas no esenciales se han rehusado a cerrar, por lo que, dijo, las autoridades las han visitado para exigirles que suspendan actividades.

https://www.sinembargo.mx/21-04-2020/3771745