Jornadas “SAMIR SOMOS
TODAS Y TODOS”
COMBO POR LA VIDA: DICIEMBRE
DE RESISTENCIA Y REBELDÍA

Atacan a Regina Zoé, mujer trans y activista en Colima; su estado de salud es delicado

Foto: @PincheGeorge21

Regina fue la primera mujer trans de Colima en poder hacer legalmente el cambio de su identidad de género, en 2015, pero tuvo que viajar a la Ciudad de México para lograrlo, después trabajó por materializar ese derecho en su estado.

Andrea Vega / Animal Político

Regina Zoé Magallón Medina activista por los derechos de la diversidad sexual sufrió este jueves 3 de septiembre un grave ataque, en el municipio de Tecomán, en Colima, que puso en riesgo su vida.

Aunque, de acuerdo a información proporcionada por su amigo y compañero de lucha, Alex Pizano, Regina se encuentra ya estable, después de una cirugía y una transfusión de sangre, todavía su condición es delicada. “Sigue en el hospital por la serie de traumatismos y heridas que le hicieron, pero está ya consciente”.

Pizano asegura que no saben a qué pudo deberse este ataque. “Hay una investigación que está realizando la fiscalía, la misma Regina nos pidió mesura, porque la investigación está en curso”.

Regina fue la primera mujer trans de Colima en poder hacer legalmente el cambio de su identidad de género, en 2015. Pero para lograrlo tuvo que ir a la Ciudad de México y pedir el apoyo de un asociación civil, que debió interceder con las gestiones para que se lo autorizaran: en ese tiempo se exigía ser residente de la capital del país para obtenerlo.

Después de eso, Regina inició la lucha para que en su estado, Colima, se legislara por el derecho a acceder a la identidad de género. “Ella impulsa y acompaña toda esa lucha, hasta que en 2019 se redacta y se aprueba la iniciativa para lograr garantizar ese derecho”, señala Pizano.

Fue el 13 de mayo cuando se reformó el Código Civil estatal para que las personas transgénero pudieran cambiar su acta de nacimiento.

Regina es una figura muy visible y destacada en la lucha por los derechos de la comunidad LGBTI y de otras luchas. Ha participado en la organización de la marcha LGBTI y en muchas manifestaciones culturales, como exposiciones fotográficas y documentales, cuenta su amigo y compañero de activismo.

Además de participar desde 2016 en el Colectivo Inclusión que promueve los derechos de la diversidad sexual, Regina también se ha sumado a la lucha en favor de los derechos de las mujeres y en la de las familias que buscan a sus desaparecidos.

Apenas la semana pasada, la activista había organizado su propio colectivo de familiares en búsqueda de sus desaparecidos. “Un familiar de ella estuvo desaparecido – dice Pizano- y así se involucró en esa lucha”.

La activista también había expresado recientemente su deseo por tener un cargo público “No había especificado si quería contender para ser presidenta municipal o por una diputación, pero sí había comentado que quería participar en la política para visibilizar que cualquier persona, independientemente de su identidad de género puede desempeñar un cargo público y luchar desde ahí por los derechos de la diversidad sexual, de las mujeres y de los desaparecidos”.

La voz de Regina, dice Pizano, “es una voz muy valiosa, muy honesta, siempre crítica de posturas conservadores por parte de diputados, funcionarios y de gobernantes”.

Su amigo subraya que lo que le pasó a Regina no fue una agresión menor, no fue un accidente. “Fue algo con una carga de violencia muy fuerte. Regina es una sobreviviente, porque el ataque fue muy grave, tal vez fue su fortaleza mental y de corazón lo que la sacó adelante”.

Pizano asegura que no están enterados del tipo de arma con la que la atacaron, solo sabe que fue un arma blanca. Afirma también que no tiene la información de donde y cuantas veces la hirieron. Solo sabe, dice, que necesitó una cirugía y una transfusión de sangre por la gravedad de las heridas.

El ataque a la activista llegó a unos días de que la hoy exsecretaria del ayuntamiento de Colima, Esmeralda Cárdenas Sánchez, subiera a su cuenta de Facebook un mensaje en el que se refería a la homosexualidad como un “pecado detestable”.

Mientras que la presidenta municipal de Manzanillo, Griselda Martínez Martínez, usó, también en sus redes sociales, de forma peyorativa el término “travestismo”.

https://www.animalpolitico.com/2020/09/atacan-regina-mujer-trans-activista-colima/