Jornadas “SAMIR SOMOS
TODAS Y TODOS”
COMBO POR LA VIDA: DICIEMBRE
DE RESISTENCIA Y REBELDÍA

En Colima descuartizan, embolsan y hasta entierran personas sin que el Gobierno haga nada

Foto: Diario Avanzada

Redacción / Diario Avanzada

Colima, México, Avanzada (26/07/2020).- La violencia en Colima, atribuida a una disputa entre el Cártel de Jalisco Nueva Generación (CJNG) y el Cártel de Sinaloa, muestra que en el Estado que hasta 2011 fue el más seguro del País ahora embolsan, descuartizan y hasta entierran a personas sin que el Gobierno que encabeza el priista Ignacio Peralta Sánchez, muestre eficiencia en combatir el problema.

De acuerdo con datos del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, entre enero y junio del 2020 en la entidad se han registrado 310 homicidios dolosos, 271 de ellos fueron perpetrados con arma de fuego; en 2015, hubo 167; en 2016, 524; en 2017, 700; en 2018, 616; y en 2019, 660 homicidios dolosos.

Aunque no aparecen contabilizados aún en las cifras del Secretariado Ejecutivo, un ejemplo de que en Colima embolsan ocurrió este 25 de julio, pues en la Colonia Prados de La Estancia, en la Capital colimense, fue ubicada una bolsa con restos humanos; mientras que, el día 15 del mismo mes, se encontraron otras dos bolsas con los cuerpos desmembrados de dos personas, los cuales estaban además envueltos en sábanas, en el Centro de Manzanillo.

Los multihomicidios también se registran en la entidad, por ejemplo, el 31 de enero, cuatro cadáveres fueron encontrados en un predio rústico del Ejido La Central, en el puerto manzanillense; y el 11 de marzo, se localizaron cinco personas asesinadas en el interior de un rancho ubicado por la carretera que conduce a Cuyutlán, en Armería.

Pero también es una constante el hallazgo de fosas clandestinas, como la encontrada el 17 de enero con un cuerpo en su interior, cerca de la comunidad Veladero de Los Otates, en Manzanillo; o las del 2 de febrero, encontradas con restos de seis personas en un predio cercano a El Chupadero, en Tecomán.

Asimismo, en otra de las llamadas “narcofosas” el 22 de febrero se encontraron restos de 12 personas en un predio rústico ubicado en la comunidad de Caleras, en Tecomán; y el 1 de junio, en tres fosas clandestinas fueron localizados cuatro cadáveres en Cofradía de Hidalgo, en la localidad tecomense, cerca de la Laguna de Alcuzahue, y entre las víctimas estaba la diputada local de Morena reportada desaparecida desde el 29 de abril, Anel Bueno Sánchez, quien habría sido asesinada por miembros del CJNG.

https://www.diarioavanzada.com.mx/?p=14224