Jornadas “SAMIR SOMOS
TODAS Y TODOS”
COMBO POR LA VIDA: DICIEMBRE
DE RESISTENCIA Y REBELDÍA

En plena pandemia, dejan sin agua a indígenas de Zacualpan, Colima

Foto: Armando Gutiérrez

Pedro Zamora Briseño / Proceso

COLIMA, Col. (apro).- En medio de la pandemia por covid-19, las autoridades dejaron sin agua potable a los habitantes de la comunidad indígena de Zacualpan, a quienes desde el pasado domingo 3 se les suspendió el servicio.

Olivia Teodoro Aranda, una de las fundadoras del Consejo Indígena en Defensa del Territorio de Zacualpan (CIDTZ), denunció que, si bien el poblado nahua cuenta con un manantial del que se abastece de agua a alrededor de 300 mil habitantes de la zona conurbada Colima-Villa de Álvarez, paradójicamente los lugareños padecen una recurrente escasez del líquido.

La mujer advirtió que los habitantes de la comunidad se encuentran muy molestos, y de no solucionarse el problema recurrirán a medidas más drásticas, como tomar las bombas del manantial y cerrar el paso del agua para la zona conurbada.

“Se están burlando de nosotros porque somos un pueblo indígena, y eso no lo vamos a permitir, porque nosotros conocemos nuestros derechos y eso no es justo, nosotros hemos cuidado el agua y tenemos los mismos derechos que las personas de Colima y Villa de Álvarez”, apuntó Teodoro Aranda.

Desde hace más de 30 años, a finales de los años ochenta, la Comisión Intermunicipal de Agua Potable y Alcantarillado Colima-Villa de Álvarez (Ciapacov) empezó a hacer uso del manantial ubicado en el territorio de Zacualpan, para abastecer de agua a la población de la zona conurbada de la capital del estado.

De acuerdo con Olivia Teodoro, una de las primeras mujeres que formaron parte de la mesa directiva del Comisariado de Bienes Comunales de Zacualpan, la Ciapacov se comprometió a proveerles agua a través de una tubería de seis pulgadas, mientras el ayuntamiento de Comala, municipio al que pertenece la comunidad, pagaba el costo de la energía eléctrica para el bombeo durante todo el día.

Sin embargo, informó, el actual presidente municipal, Donaldo Zúñiga, se negó a seguir pagando el recibo por el servicio de electricidad, por lo que a partir de diciembre último esta responsabilidad pasó a manos de la Ciapacov, que sólo aceptó brindar el servicio de 7 de la mañana a 4 de la tarde.

No obstante, la mujer se quejó de que el organismo operador no ha cumplido su compromiso y la comunidad sólo recibe agua con muy poca presión por un máximo de tres horas al día, por lo que, en lugar de las seis pulgadas ofrecidas, sólo les está abasteciendo tres o cuatro.

“Es muy poca el agua que nos está llegando, ni siquiera se alcanzan a llenar nuestros depósitos cuando deja de caer; la Ciapacov se está pasando, la gente está prendida porque tenemos desde el domingo sin agua y las pilas están vacías; los que tiene camioneta van al manantial a acarrear en botes, pero la mayoría de la gente no tiene esa posibilidad”, remató.

https://www.proceso.com.mx/629230/en-plena-pandemia-dejan-sin-agua-a-indigenas-de-zacualpan-colima