Jornadas “SAMIR SOMOS
TODAS Y TODOS”
COMBO POR LA VIDA: DICIEMBRE
DE RESISTENCIA Y REBELDÍA

A dos años sin Mariela Vanessa, la contingencia dificulta su búsqueda (Ciudad de México)

Texto y foto: María Ruiz / Pie de Página

Mariela Vanessa desapareció hace dos años. La fiscalía capitalina carece de una clara línea de investigación y la cuarentena causó que su familia pausara su búsqueda. Salir implicaría un riesgo y si su familia enferma, ¿quién la seguirá buscando?

Hace dos años Mariela Vanessa Díaz Valverde salió de su casa y no regresó. Su familia no ha tenido respuestas sobre su paradero , y la Fiscalía tampoco les ha proporcionado explicaciones ni cuenta con una línea de investigación clara.

Los dos años de la ausencia de la estudiante de la Facultad de Filosofía y Letras (FFyL) se cumplieron durante la contingencia sanitaria por la covid-19. Este confinamiento puso en pausa su búsqueda. Su familia se ve en la necesidad de quedarse en casa y los funcionarios públicos tampoco están laborando como usualmente lo hacen. Aunque esta pausa en la investigación la sienten desde hace tiempo, señala Gabriela Díaz, hermana de Mariela Vanessa.

“Hemos visto que la Fiscalía en todos los casos en general ha habido una gran pausa. Nos explican que como policías de investigación no pueden hacer bien su trabajo porque no pueden citar a las personas y corren el riesgo igual de salir”, comenta Gabriela Díaz.

La sensación de no avanzar en la búsqueda no se va. Pero esta pausa por la contingencia la sienten desde hace tiempo:

“Nosotras sentimos que esta pausa viene desde que cambió el gobierno. Desde el cambio de la fiscalía hemos sentido una gran pausa. Nos hablan de que tienen líneas de investigación pero a los familiares siempre nos quedan dudas de cuáles. Porque cuando hay que entregar cuentas no vemos avances. No nos explican, no nos dan cuentas y no vemos el resultado. Tal vez podamos parecer muy duros al decir que no hacen nada pero al final de cuentas Mariela no está aquí en su casa. No es ser duro sino que nosotros tenemos un solo objetivo, pedimos una sola cosa y hasta hoy día nos sigue haciendo falta Mariela”, explica la hermana de la estudiante de la FFyL.

La familia se ha sentado con la fiscal Ernestina Godoy y le han manifestado las fallas, aún así, no ven cambios.

Una protesta virtual

Este 27 de abril se convocó a una protesta virtual. La madre de Mariela Vanessa, Herminia Valverde, compartió un mensaje vía Facebook donde pidió que las autoridades hagan su trabajo para que Mariela regrese a su casa y dejen las simulaciones.

La idea fue de Víctor Caballero, quien es parte del grupo de personas y colectivos que ha acompañado a la familia de Mariela en su búsqueda.

“Hemos visto que sí ha habido reacción. A lo mejor no tan viral como se esperaba pero sí ha habido una buena reacción. Pensamos en que no sólo es por Mariela, son muchas personas que no están como nosotros, en casa. Hemos tratado de globalizarlo porque no es un caso aislado, es algo que a todos nos puede afectar y pues es generar un poco de conciencia. Las autoridades tienen culpa de no hacer su trabajo en tiempo y forma pero también somos todos porque siempre alguien ve algo y no hace nada. El no indignarse porque alguien nos hace falta, el no pedir ni exigir justicia, el dejar que las cosas pasen como si nada. No cuesta nada pensar en las demás personas” explica Gabriela Díaz.

Su exigencia principal es que los funcionarios públicos se enfoquen en realizar las promesas que hacen. En que se enfoquen en dar capacitaciones y de generar acciones que sirvan.

Durante el día se pidió que se comparta en Twitter un mensaje de exigencia usando el hashtag #DóndeEstáMarielaVanessa y arrobando a la Fiscalía de Ciudad de México.

Familias que buscan, vulnerables ante el covid-19

La contingencia por covid-19 ha afectado las búsquedas de desaparecidos en la Ciudad de México. Durante la contingencia a la familia Díaz solo le ha quedado confiar en en lo poco que pueden hacer la Fiscalía y la Comisión de Búsqueda:

“Hemos tenido contacto por medio de reuniones virtuales en donde básicamente nos dicen lo mismo que nos han dicho desde hace meses. Ahorita hay una limitante para nosotros que no podemos hacer tampoco muchas cosas. Sin contar que también todo esto nos afecta económicamente” menciona Díaz.

La familia de Mariela Vanessa no cuenta con un salario fijo. Durante esta contingencia no tienen acceso a recursos económicos si no salen. Como ellos, Gabriela Díaz menciona que varias personas del Colectivo Hasta Encontrarles, colectivo del que son parte, viven al día y la contingencia les está afectando.

La investigadora Rita Canto explica que la principal afección en las búsquedas es en la movilidad de las familias y por ende en el avance de las investigaciones:

“Recordemos que son las familias las que investigan y buscan y llegan incluso a ofrecer información de altísima calidad para que las autoridades puedan investigar. El paro es fuerte con lo que respecta a los avances de las propias familias porque no pueden salir a pegar carteles o a seguir alguna pista. Esta pandemia ha venido a poner de relieve todavía más lo endeble que es el sistema de búsqueda en la Ciudad de México”, visibiliza Canto.

La investigadora denuncia que las búsquedas de la Fiscalía y de la Comisión de Búsqueda se hacen desde el escritorio. No realizan búsquedas en terreno. Durante esta pandemia, al no poder salir, las familias no buscan y por lo tanto no hay avances en las investigaciones. También menciona el riesgo que corren las las víctimas indirectas de las desapariciones ahora que viene el pico más amplio de la pandemia:

“Otra de las cosas que enfrentan las madres por la pandemia, es la vulnerabilidad que ya históricamente tienen, son más susceptibles, de poder contagiarse. Tenemos el caso de una mamá cercana que busca a su hija que está hospitalizada por covid-19. Queda muy a la vista, con toda esta pandemia, la vulnerabilidad, la fragilidad, la desatención que han tenido las víctimas indirectas porque son familias que, teniendo pleno derecho al acceso a los recursos que les permitirían una mínima cobertura (cobertura médica), están sin ellas” cuenta Rita Canto.

Para Gabriela Díaz y su familia sus cuidados y el confinamiento es parte de su búsqueda:

“Sí hemos tenido que salir, unas dos, tres veces, pero dentro de lo que cabe hemos procurado que las reuniones sean virtuales; hemos también tratado de cuidarnos lo más que se pueda porque si no nos cuidamos nosotras el día de mañana quién va a buscar a Mariela?, ¿quién va a buscar a todos los que nos hacen falta?” comparte Díaz.

https://piedepagina.mx/a-dos-anos-sin-mariela-vanessa-la-contingencia-dificulta-su-busqueda/