Jornadas “SAMIR SOMOS
TODAS Y TODOS”
COMBO POR LA VIDA: DICIEMBRE
DE RESISTENCIA Y REBELDÍA

Exigen justicia por multihomicidio en la Tarahumara (Chihuahua)

Patricia Mayorga (Proceso)

Foto tomada de SinEmbargo

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- . El obispo de la Tarahumara, Juan Manuel González Sandoval, exigió justicia y pidió que las autoridades ejerzan su trabajo para dar una respuesta pronta y eficaz a las familias de las víctimas que fueron asesinadas por un grupo armado el sábado por la noche, en Sisoguichi, municipio de Bocoyna.

Un grupo de hombres armados ingresó la noche del sábado al poblado de Sisoguichi, uno de los principales de la Sierra Tarahumara, asesinó a cinco hombres, entre ellos un adolescente indígena de 14 años, rafagueó viviendas y tiendas de abarrotes, y robó cuatro vehículos y gasolina.

El ataque fue contra la población, aseguran habitantes del lugar, ya que es uno de los centros más importantes de la Diócesis de la Tarahumara.

La Fiscalía Zona Norte emitió un comunicado en el que da a conocer que el grupo delictivo asesinó a cuatro personas y privó de la libertad a otros dos, pero personas de la región, confirmaron que ya apareció una de ellas muerta.

Las víctimas

Las víctimas son: el comisariado ejidal de Panalachi, Carlos Raúl Lozano, a quien privaron de su libertad y posteriormente lo dejaron muerto en el camino a Sojáwachi y lo encontraron esta mañana.

En una vivienda encontraron dos cuerpos más con impactos de arma de fuego y en el hospital Tarahumara de Sisoguichi, les notificaron la muerte de un menor que según la gente de la región se llamaba Martín Adán, un adolescente indígena que cursaba primero de secundaria.

Las otras personas fallecidas fueron identificadas como Enrique Zavala de 46 años, quien era sacristán de la parroquia y era famoso porque representaba a Judas Iscariote en los viacrucis de Semana Santa; Jesús David Gutiérrez de 36 años y Jesús Córdova de 40 años. Todos vivían en Sisoghichi.

Los hechos se le atribuyen al grupo delictivo La Línea, que desde por lo menos el año 2017, mantiene una pugna encarnizada por la tala de árboles, mantiene a ejidos y comunidades indígenas aterrorizadas para llevar a cabo el negocio de la tala clandestina como una de sus ramas delictivas.

El crimen, vinculado a tala ilegal

El fiscal general, César Augusto Peniche Espejel, confirmó a medios de comunicación de Chihuahua, que el ataque tiene que ver con el problema de la tala ilegal de la zona.

El obispo emitió ayer en la tarde el siguiente comunicado en el que condena el múltiple asesinato y pide justicia.

“A todos en general, nos preocupa, entristece y nos indigna grandemente lo que ha sucedido en Sisoguichi este 18 de abril. Oramos por las víctimas y por su familia, pidiendo a Dios el consuelo y la esperanza de una futura Resurrección. Nos unimos al dolor a la oración o de los sacerdotes y religiosas que acompañan a esta parroquia. Esperando en que las autoridades ejerzan su trabajo y de una respuesta pronta y eficaz a los familiares que sufren ante estos hechos tan lamentables

“Mi más sincero pésame a las familias que en este momento están sufriendo por esta tragedia”, expresó el obispo.

https://www.proceso.com.mx/626475/exigen-justicia-por-multihomicidio-en-la-tarahumara?