Jornadas “SAMIR SOMOS
TODAS Y TODOS”
COMBO POR LA VIDA: DICIEMBRE
DE RESISTENCIA Y REBELDÍA

8M: Mujeres muestran fuerza (Zacatecas)

Rosa Rojas y Alberto Morones / NTR Zapactecas, 09 de marzo de 2020
Zacatecas.- Una marea morada y verde tomó las calles del Centro Histórico de la capital este domingo, en la Marcha del 8M para conmemorar el Día Internacional de la Mujer. Vestidas de negro y con pancartas, miles de ellas protestaron contra la violencia machista y reclamaron sus derechos. El mensaje fue reiterativo: “Zacatecas opresor es un macho violador”.

Portaban pañuelos y capuchas: morados a favor de la lucha feminista y verdes para la despenalización y gratuidad del aborto, una de las principales demandas de las organizaciones de mujeres. Pero los reclamos eran más: alto a los feminicidios, las desapariciones, las violaciones, la trata y otros delitos de los que son víctimas y que a nivel nacional han ido en escalada.

También exigieron erradicar la impunidad en los casos de mujeres violentadas, justicia con perspectiva de género, educación feminista, escuelas y universidades libres de acoso sexual y regulación de la prensa en el tratamiento de crímenes de odio contra ellas, pues advirtieron: “abajo el patriarcado que va a caer, arriba el feminismo que va a vencer”.

A las 11 horas se reunieron en la explanada del Congreso del Estado. Llegaron jóvenes, la mayoría, también niñas, madres con sus hijas e hijos, adultas mayores; eran estudiantes, maestras, abogadas, artistas, amas de casa, no sólo activistas. Circularon las camisetas moradas, con la leyenda: #Paro8M, prepararon las mantas con grafitis y comenzó la formación.

Participaron más de 15 colectivos de mujeres y otras más que, sin pertenecer a organizaciones, respaldaron la convocatoria. Marcharon encabezadas por las autodenominadas radicales, quienes, con los pechos descubiertos y pintados, abrían paso a la protesta. Las seguía el ánimo de una batucada, que marcaba el ritmo de los gritos rabiosos: “mujer, escucha, ésta es tu lucha”.

Disfrazadas de vírgenes llorosas y justicias violentadas, lanzaron diamantina, quemaron sostenes y mantuvieron el hilo de reclamos que marcó la última semana: con carteles de “Se Busca”, exhibieron nombres y fotos de hombres señalados de acoso y abuso sexual, pedofilia y hasta asesinato; los pegaron en la calle Fernando Villalpando y las avenidas Juárez e Hidalgo.

En su avanzada, impidieron a cualquier hombre grabar o fotografiar, lo que provocó choques con transeúntes, periodistas, turistas y quienes desde los balcones veían el paso de la manifestación. Hasta que llegaron a la Catedral, resguardada por vallas, una fila de policías, mujeres tomadas de las manos y hombres detrás de ellas; la protección se extendía hasta las sedes gubernamentales.

Frente al edificio de la Iglesia católica, un grupo de feministas radicales comenzó a gritar: “pedófilos”, “mi cuerpo es mío, yo decido”, “saquen sus rosarios de nuestros ovarios”; aventaron diamantina, huevos y calcomanías, prendieron bengalas de humos verde y morado y un bulto que simulaba un cadáver envuelto en bolsas voló contra la cadena “de oración”.

En respuesta, las policías aumentaron en número a las puertas de la Catedral; sin embargo, se mantuvieron detrás de las vallas. Una de uniformadas, de frente a las activistas, optó por contestar: “nosotras también las cuidamos”, y, al ver que llegaban más elementos de seguridad, las manifestantes decidieron seguir, cargando cruces, a Plaza de Armas.

Ahí se concentraron. Realizaron un mitin, en el que participaron niñas con poemas, jóvenes con montajes artísticos y mujeres con canciones. “Tengo 14 años y podría ser una asesinada más”, reprochó una adolescente al tomar el micrófono. Estudiantes lo usaron para exigir castigo para los presuntos acosadores que han sido expuestos en la Universidad Autónoma de Zacatecas (UAZ).

Con puños en alto, recordaron feminicidios que sacudieron la lucha en el estado: San Juana, Litzy, Lisa María, Cinthya… las nombraron y, entre abrazos, llamaron a unirse: “no estás sola, yo te creo”. También bailaron, porque “la culpa no era mía ni dónde estaba ni cómo vestía”. Entonces, miles de dedos apuntaron a la Catedral, al Palacio de Gobierno y al de Justicia: “el violador eres tú”.

Foto: ntrzacatecas.com

Foto: ntrzacatecas.com

Foto: ntrzacatecas.com

Foto: ntrzacatecas.com

Foto: ntrzacatecas.com

Foto: ntrzacatecas.com

Foto: ntrzacatecas.com

Foto: ntrzacatecas.com

Foto: ntrzacatecas.com

http://ntrzacatecas.com/2020/03/09/8m-mujeres-muestran-fuerza/