ENCUENTRO DE REDES DE RESISTENCIA Y REBELDÍA
Y 25 ANIVERSARIO EZLN
FESTIVAL DE CINE
PUY TA CUXLEJALTIC

La violencia del crimen organizado en contra de delegados del CNI en Guerrero se recrudece: levantan y asesinan a cuatro miembros más del CIPOG-EZ

COLECTIVO GRIETA

Ciudad de México, 12 de julio.- La guerra de exterminio de los grupos narcoparamilitares en contra de las comunidades nahuas de la región de La Montaña baja de Guerrero se ha recrudecido en los últimos días. Tan solo entre el 8 y el 10 de julio de este año fueron levantados y ejecutados brutalmente por el grupo delincuencial “Los Ardillos” cuatro delegad@s del Congreso Nacional Indígena (CNI) en Chilapa de Álvarez y José Joaquín de Herrera, de los cuales dos eran mujeres. Estos asesinatos ocurren a unos días de la llegada a la región de la Guardia Nacional, la cual fue anunciada “con bombo y platillo” por las autoridades estatales y federales, mismas que –denuncian los miembros del Concejo Indígena y Popular Guerrero-Emiliano Zapata (CIPOG-EZ)– han sido omisas frente a esta “emergencia humanitaria”. Estas ejecuciones se vienen a sumar a las de José Lucio Bartolo Faustino, Modesto Verales Sebastián, Bartolo Hilario Morales e Isaías Xantenco Hauejote, miembros de esta organización martirizados apenas en junio pasado.

La reanudación de las ejecuciones se desató el 8 de julio, cuando David Domingo Alonso y Marcelino Pedro Rojas, indígenas nahua de la comunidad de Ayahualtempa, municipio de José Joaquín de Herrera, fueron levantados en el crucero del Jagüey –de acuerdo con testigos– por miembros de “Los Ardillos”.  Sus cuerpos fueron arrojados “en la localidad de Chautla”, donde fueron localizados al día siguiente. Ambos eran delegados del CNI en Guerrero, promotores locales del CIPOG-EZ y preparaban el recibimiento de la caravana que con ayuda solidaria entraría en los próximos días en la zona.

Dos días después fueron levantadas, desaparecidas y “asesinadas cobardemente” Juana Hernández Ambrosio y Alberta Matías Tendón, quienes también se desempeñaban como delegadas del CNI en Guerrero y promotoras del CIPOG-EZ. A ellas –exponen los denunciantes– “incluso las bajaron del transporte público” en el mismo crucero, el cual es controlado por “Los Ardillos”. Los cuerpos de estas dos indígenas fueron encontrados “alrededor de las cinco de la tarde” en la cabecera municipal de Chilapa, en “la colonia Corral de Piedra”, donde está desplegada la Guardia Nacional, cuyo “arribo no ha representado cambio alguno frente a la violencia de los grupos” del crimen organizado.

Lo anterior fue denunciado en conferencia de prensa en la Ciudad de México por indígenas de algunos pueblos originarios o residentes en  la región centro del país pertenecientes al CNI, quienes leyeron un comunicado dirigido al Ejército Zapatista de Liberación Nacional, al CNI, al Concejo Indígena de Gobierno, al pueblo de México y a la Sexta nacional e internacional. En esta misiva el CIPOG-EZ refirió que los habitantes de 22 comunidades indígenas ubicadas en la zona de Chilapa viven cercados por las bandas narcoparamilitares de “Los Ardillos” y “Los Rojos” y que los niños y jóvenes continúan sin poder ir a la escuela debido al recrudecimiento de la  violencia desatada por estos narco-caciques regionales solapados por el presidente municipal priísta de Chilapa Jesús Parra García y el gobernador del estado Héctor Astudillo Flores: “El actuar de los tres niveles de gobierno evidencia su complicidad por acción u omisión y tal parece que lo que buscan es crear un escenario de tolerancia para que los grupos narcoparamilitares desmantelen  las organizaciones indígenas que buscamos construir nuestro propio destino, lejos de la esclavitud y cacicazgo”. “Quieren desarticular y exterminar a los pueblos organizados”, exponen.

Conferencia de prensa de delegados del CNI de pueblos nahuas, otomíes y purépechas radicado en la Ciudad de México. Los acompaña María de Jesús Patricio Martínez.

La cacería implacable e impune a la que se ven sometidos los pueblos indígenas organizados de la región y la saña y brutalidad con la que han sido ejecutados y descuartizados varios de ellos, buscan destruir la voluntad de los pueblos mediante la creación de un clima de terror bien planificado. La articulación de esta estrategia de acoso y exterminio –prosigue el comunicado– tiene un elemento más en las “investigaciones y seguimiento” que realiza el grupo delincuencial “Los Ardillos” en contra de “varios promotores estatales y regionales del CIPOG-EZ y el CNI, de forma particular contra nuestro hermano na savi Jesús Plácido Galindo”, a quien dicen que “están buscando por todo el estado, para despedazarlo”.  En su comunicado los pueblos nahuas responsabilizan a los gobiernos municipal, estatal y “al gobierno federal de MORENA a cargo de Andrés Manuel López Obrador, por la integridad física de nuestro hermano” Jesús Plácido “así como de todas y todos los promotores” del CIPOG-EZ, pues “cada una de estas autoridades han sido informadas directamente por diversas vías desde hace más de un mes de esta alarmante emergencia. Al gobierno de AMLO le solicitamos específicamente que aplique las medidas de seguridad correspondientes por ley, de forma urgente debido a la gravedad de la situación, y hasta el momento a más de un mes de la solicitud continúa siendo omiso”.

Finalmente, en otro comunicado dirigido a los pueblos de México y del mundo, ante el incremento de la violencia y al no haber condiciones de seguridad para la Caravana por la paz, la vida y la justicia en Guerrero, que estaba programada para llevar artículos de primera necesidad a las comunidades asediadas, ésta se suspende, pero no se cancela, por lo que el CIPOG-EZ  llama “a permanecer atentos y solidarios a la palabra de las comunidades indígenas que luchan para detener esta guerra en contra los pueblos originarios”, así como a apoyar el acopio de alimentos no perecederos y medicamentos “que se ha venido recolectando en la calle Dr. Carmona y Valle No. 32 en la colonia Doctores, Ciudad de México,” y a depositar “a la cuenta bancaria a nombre de Alicia Castellanos Guerrero, BBVA Bancomer, No. de Cuenta: 0471079107, Clabe Bancaria: 012540004710791072, SWIFT BCMRMXMM, ABA: 021000128, enviando copia del depósito con nombre, teléfono o dirección al siguiente correo: aliciac.2145@gmail.com; y manifestando que dicho donativo va dirigido a las comunidades participantes en el Concejo Indígena y Popular de Guerrero–Emiliano Zapata (CIPOG- EZ)”.