ENCUENTRO DE REDES DE RESISTENCIA Y REBELDÍA
Y 25 ANIVERSARIO EZLN
FESTIVAL DE CINE
PUY TA CUXLEJALTIC

No se evaluaron riesgos de megaproyectos de energías alternativas (Yucatán)

Coloquio Los megaproyectos energéticos en Yucatán; en la imagen el investigador Rodrigo Patiño….nota de David

David Rico/PorEsto!
En Yucatán hay 20 megaproyectos de energías alternativas, eólica y fotovoltaica, pero la mayoría no cumple con los estándares nacionales e internacionales, en particular con lo que tiene que ver con las consultas a los pueblos indígenas y en cuanto a la evaluación de impacto ambiental, destacó ayer Rodrigo Patiño Díaz, investigador del Cinvestav.
Dijo que a estos proyectos no se les hizo la Evaluación de Impacto Ambiental Estratégica que era pertinente, la cual es de suma importancia para evaluar los impactos negativos, sociales y ambientales que representan estos megaproyectos.
Señaló que, por ley, la Semarnat debía llevar a cabo esta evaluación y revisar su pertinencia, así como cuando éstos sí representan riesgos.
El especialista, quien forma parte también de la agrupación Articulación Yucatán, participó ayer en el coloquio “Los megaproyectos energéticos en Yucatán: entre el consentimiento y la resistencia social”, organizado por el Doctorado en Ciencias Antropológicas de la UADY.
Ofreció la charla “La descarrilada transición energética en Yucatán”, en la que señaló que sí hay riesgos de daño ambiental. Por ejemplo, en el caso de los proyectos eólicos dijo que en ninguna parte del mundo se han realizado proyectos en suelo como el de la Entidad, que es suelo kárstico y que podría generar, por ejemplo, fracturas al subsuelo, además del riesgo para el flujo de aves locales y migratorias, pues Yucatán es un sitio de flujo constante.

Deforestación

Además, en el tema de los proyectos fotovoltaicos, el riesgo principal es la deforestación y todos estos temas debieron haberse evaluado antes de las autorizaciones, pero no se hizo.
Recordó que en la Subasta Energética del 2016 se aprobaron 8 proyectos que deberían estar funcionado dos años después, es decir, en el 2018, pero a la fecha sólo uno funciona, el Parque Eólico de Tizimín, y los demás, por diversas razones, están detenidos e incluso hay una suspensión.
Dijo que uno de los principales temas es la consulta que no se ha hecho a las comunidades y, por ello, de los 20 megaproyectos que hoy en día existen su futuro es incierto. Dichos proyectos se construyen en municipios como Cansahcab, Motul, Muna, Peto, Progreso, Sacalum, Sinanché, Sucilá, Suma, Telchac Pueblo, Ticul, Tizimín, Valladolid y Yobaín.
Patiño Díaz dijo que, de acuerdo con la ley, es importante que se hagan las consultas indígenas, pero en los casos más extraordinarios apenas se le preguntó a la gente y de manera sesgada y con engaños, pero no se hicieron las consultas como marca la ley.

Necesarias

Señaló que la consulta es necesaria para que los pobladores determinen, con los elementos necesarios, si a su parecer existe una afectación a sus derechos o a su forma de vivir. Además, dijo que estas consultas se deben hacer antes de empezar la construcción y no cuando los proyectos ya estén avanzados, como ha sucedido.
Por ello, dijo que estos proyectos no cumplen con los estándares nacionales e internacionales y, hasta ahora, el futuro de estos proyectos es incierto porque se desconoce cuál será la postura del Gobierno Federal, pues al menos en lo local se ha visto que sí se están apoyando estos proyectos.
Manifestó que la información que se tiene de estos proyectos es gracias a las manifestaciones de impacto ambiental que son públicas, pero no se da mayor información del proceso que guarda.
Expuso que, de los 20 proyectos que hay en cartera, sólo en 4 se han llevado a cabo las consultas a la población y sólo en 2 se han aprobado, los demás están atorados, como el resto de los proyectos y por diferentes irregularidades.

https://www.poresto.net/2019/06/06/no-se-evaluaron-riesgos-de-megaproyectos-de-energias-alternativas/