ENCUENTRO DE REDES DE RESISTENCIA Y REBELDÍA
Y 25 ANIVERSARIO EZLN
FESTIVAL DE CINE
PUY TA CUXLEJALTIC

No hay chamba, aquí nos aguanta, le dicen a AMLO 11 mil chontales que aún se resisten a pagar luz (Tabasco)

Redacción / Vanguardia

Tras perder las elecciones para Gobernador de Tabasco con el izquierdista Partido de la Revolución Democrática (PRD), López Obrador movilizó a sus seguidores en la toma de pozos petroleros contra los daños ambientales y en contra de las altas tarifas de la CFE en el estado.

La estatal Comisión Federal de Electricidad (CFE) condonará el impago de luz por 11 mil millones de pesos (578.9 millones de dólares) alentado hace 24 años por el actual Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, en el suroriental estado de Tabasco.

Tras perder las elecciones para Gobernador de Tabasco con el izquierdista Partido de la Revolución Democrática (PRD), López Obrador movilizó a sus seguidores en la toma de pozos petroleros contra los daños ambientales y en contra de las altas tarifas de la CFE en el estado.

Alrededor de 521 mil habitantes dejaron de pagar la luz y al paso de los años la deuda acumulada ha llegado a 11 mil millones de pesos (578.9 millones de dólares), mismos que durante su campaña presidencial, López Obrador ofreció borrar.

El Gobernador de Tabasco, Adán Augusto López Hernández, confirmó este 13 de mayo la dispensa de la deuda mediante un acuerdo al que llamó: “Adiós a tu deuda”.

“Se le pone punto final al adeudo que durante décadas los tabasqueños hemos tenido con la CFE, y lo más importante, se le otorga a Tabasco la tarifa más baja del Sistema Eléctrico Nacional”, expresó el Gobernador el pasado 13 de mayo.

Este viernes, durante una gira por Tabasco y Chiapas, el Presidente mexicano conminó a las comunidades indígenas a retomar el pago puntual sus nuevos recibos toda vez que ya considera cumplida la promesa de condonar los adeudos del pasado.

“Hago un llamado a mis paisanos para que se inicie una etapa nueva. Ahora hay que pagar porque es una empresa del sector público, una empresa del pueblo y necesita recursos para seguir prestando el servicio”, dijo el Mandatario.

Pero la desconfianza todavía prevalece entre los 11 mil habitantes de Buena Vista y Tamulté de la Sabana, pueblos rebeldes chontales donde precisamente López Obrador arrancó hace 24 años su resistencia civil.

José Cruz y Primitivo Hernández, dos viejos septuagenarios que iniciaron la resistencia civil codo a codo con el político izquierdista, exigen que vaya a Tabasco a explicar a detalle la mecánica del acuerdo compensatorio, el cual en tanto no aceptarán

“Hasta que venga una comisión del Gobierno a explicar cómo va a estar esa jugada, no todavía”, sostuvo este viernes José Cruz.

Primitivo Hernández fue punzante y en lengua chontal Yokotán, mostró su desacuerdo con el “adiós a tu deuda” al señalar que las familias no tienen recursos económicos suficientes para pagar el consumo bimestral pues viven en condiciones de pobreza extrema.

“No hay chamba (trabajo), de dónde vamos a sacar para pagar la luz. La gente aquí no le va a entrar, que él (López Obrador) nos lleve la información porque él hizo aquí la resistencia civil y aquí nos aguanta, vino muchas veces cuando no era Presidente, ahora no vamos a entrar y ¡Sigue la resistencia civil!”, advirtió.

En estos pueblos chontales, la mayoría de sus habitantes están desempleados y otros trabajan en el campo o venden en los parques públicos sus frutas y hortalizas para ganar unos 150 pesos (7.8 dólares) diarios.

En muros, anuncios y viviendas, todavía se ven señales de aquellas movilizaciones abanderadas por el PRD y por López Obrador, que dejó el partido en 2013 para fundar su Movimiento Regeneración Nacional (Morena), con el que ganó la Presidencia en el 2018.

“Lucho para que el bienestar llegue a todos, no solo para uno. No me convencen, no todos tendrán acceso y entonces los años que estuve en resistencia civil, dónde quedaron. No estoy convencido, aquí en nuestro pueblo sigue la resistencia civil”, dijo a EFE Ramiro Valencia, un pequeño comerciante.

Buena Vista y Tamulté de la Sabana son comunidades unidas y aguerridas que han mantenido a raya a empleados de la (CFE) que intentan cortar el servicio de energía eléctrica.

“No han podido porque aquí el pueblo es muy unido y si llegan a ver a alguno arriba del poste, lo bajan y le echan fuego”, comentó a EFE Severiano Gallardo, un pescador de 60 años de edad que vive con su esposa, una hija y dos nietos.

Severiano no ha pagado luz desde hace 30 años y es uno más de los 7 mil 800 habitantes que se resiste a abandonar el movimiento social, dice que solo pagaría 50 pesos (2,6 dólares) por bimestre porque su consumo es mínimo con tres focos, un ventilador y una televisión.

“Nosotros votamos por él (López Obrador), pero si no nos cumple ya se acabó, regresamos otra vez al PRD y a la resistencia si no se puede”, amagó.

Descontentos con los resultados de los primeros seis meses del nuevo gobierno del país y de Tabasco, los chontales amenazan con cerrar la carretera Villahermosa-Dos Bocas, cuando López Obrador vaya a colocar la primera piedra de la refinería que su ?obierno quiere construir.

https://vanguardia.com.mx/articulo/no-hay-chamba-aqui-nos-aguanta-le-dicen-amlo-11-mil-chontales-que-aun-se-resisten-pagar-luz