ENCUENTRO DE REDES DE RESISTENCIA Y REBELDÍA
Y 25 ANIVERSARIO EZLN
FESTIVAL DE CINE
PUY TA CUXLEJALTIC

El Cerro del Tesoro es devastado (Jalisco)

eeb1ffe7-f0fd-4964-b62f-affc12a0b728

Rosario Bareño Domínguez

(Primera parte)

A marchas forzadas continúa la devastación en el Cerro del Gachupin conocido como Cerro del Tesoro, con varios fraccionamientos que integran fincas y edificios de departamentos verticales y que se alzan ante la mirada perpleja, molesta y preocupada de los habitantes de las colonias aledañas; con detonaciones nocturnas que ponen en riesgo a los vecinos de las partes bajas. Un cerro totalmente verde hasta hace algunos años, hoy su imagen es otra, invadido de estas construcciones donde los costos de departamentos y casas se anuncian “desde 1 millón 550 mil pesos”.

Lo más delicado es la inyección de cemento a los mantos freáticos y la destrucción de la flora y fauna. Antes era una zona totalmente verde, un “pulmón” en la parte sur de la zona metropolitana, hoy se acaba poco a poco.

Los escurrimientos de El Cerro del Gachupín nutren al acuífero de Toluquilla y es parte de la microcuenca El Ahogado, que su cauce es el Arroyo Santa María.

Lo grave también, y así lo advierten estudios realizados por investigadores de la Universidad de Guadalajara es que el cambio en el uso de suelo, provocará inundaciones, lo cual fue confirmado por los vecinos de la zona que indicaron que ya hay fincas donde registraron inundaciones el año pasado.

EL OCCIDENTAL realizó un recorrido acompañado por un grupo de vecinas integrantes de las diversas asociaciones vecinales de las colonias afectadas: Pinar de la Calma, La Unidad Habitacional Díaz Ordaz, Las Águilas y Loma Bonita Ejidal y Cerro del Tesoro, así como El Sauz.

Por la calle Uxtla, de Pinar de la Calma, las casas que se encuentran a lo largo de la vía, ya presentan cuarteaduras en sus fachadas. El Fraccionamiento Pinar de La Calma está ubicado en la ladera suroeste del Cerro del Gachupin, al Sur del Área Metropolitana de Guadalajara.

El límite es esta calle Uxtla, con un doble cercado de alambre que hizo la constructora hacia arriba del cerro e incluyeron el depósito de agua de la colonia que se encuentra ubicado en la parte superior.

Una de las afectadas, manifestó a este medio que las detonaciones nocturnas en el Cerro y el “movedero de material pétreo en camiones diariamente no sólo afectan las calles, sino cuando llueve , se registran inundaciones, debido a que están tapadas las alcantarillas y drenajes por el material que sacan”.

FLORA Y FAUNA AFECTADA…

Antes se podía ver la casuarina, el fresno, hoy ya no es así, también, indicaron que había águilas, halcones, liebres, conejo silvestre, también especies en peligro de extinción como el Gavilán Pecho Rufo, el Búho Cornudo, el Codorniz Cotuí y el Rascador Pinto.

Informaron que el Ayuntamiento de Tlaquepaque autorizó en las pasadas

administraciones distintas etapas de construcción del Fraccionamiento “Paisajes del tesoro” al desarrollador InverDesarrollos SA de CV, sin embargo no existen dentro del Ayuntamiento constancia, oficio o memorándum, mediante el cual los planes parciales:2006,2012 y 2014 se alinearan al Programa de Ordenamiento Ecológico del Territorio del Estado de Jalisco, así como tampoco existe una justificación jurídica para sustentar los planes parciales en observancia de la legislación federal ambiental aplicable.

En el cerro del Gachupin existe un cuerpo de agua en forma de cuenca hidrológica y que por sus condiciones forestales, requiere autorización en materia de evaluación de impacto ambiental y autorización en materia de cambio de uso de suelo forestal a urbano o de vivienda, ya que se trata de un terreno superior a las 100 hectáreas.

La Comunidad Indígena de Santa María Tequepexpan del municipio de Tlaquepaque, interpuso en 2013 una demanda de amparo, que está radicada ante el juzgado sexto de distrito en materia administrativa y del trabajo del tercer circuito, con residencia en Zapopan con número de amparo 208/2013, en la cual se otorga suspensión de plano con fecha 13 de marzo de 2013, para dejar las cosas en el estado en que guardan al momento de darse, es decir marzo del 2013, pero nunca se hizo caso por la autoridad municipal de ese entonces.

Durante el recorrido, observamos trabajar las máquinas, sacando material, había otra que nos informaron inyectaba cemento, con perjuicio de los mantos freáticos de la zona.

http://www.oem.com.mx/eloccidental/notas/n4233966.htm