Jornadas “SAMIR SOMOS
TODAS Y TODOS”
COMBO POR LA VIDA: DICIEMBRE
DE RESISTENCIA Y REBELDÍA

Un año después: indígenas de San Juan de la Laguna en lagos de moreno, resisten a la imposición de gasoducto (Jalisco)

Foto: Zona Docs

A un año de la detención arbitraria de integrantes del Concejo General Indígena de San Juan Bautista de la Laguna en Lagos de Moreno, Jalisco, la comunidad continúa resistiendo a la irrupción de una red de gasoductos a cargo de la empresa Gas Natural del Noroeste S.A. de C.V, dentro de su comunidad.

A través de un comunicado han denunciado la instalación de nuevos gasoductos sobre la carretera “León-Lagos” y la omisión de autoridades municipales, estatales y federales, al no garantizar sus derechos a la información, la salud y la participación informada de los proyectos que buscan llevarse a cabo.

Dalia Souza / Zona Docs

La comunidad indígena de San Juan Bautista de La Laguna en Lagos de Moreno, Jalisco continúa resistiendo a la imposición e irrupción de una red de gasoductos que pretende instalarse dentro de su territorio; según han denunciado, la obra de la empresa Gas Natural Noreste S.A. de C.V que comenzó a llevarse a cabo desde el mes de marzo de 2018, no aparece dentro de los proyectos energéticos autorizados por la Secretaría de Energía y la Comisión Reguladora de Energía, a la vez que, la empresa no es concesionaria en la zona para los trabajos del gasoducto.

A un año de los hechos de violencia policial que terminaron con la detención arbitraria de tres de sus habitantes, la comunidad expresó a través de un comunicado que durante este tiempo han sido víctimas constantes de la violación a sus derechos humanos como pueblo indígena, ya que, las autoridades municipales, estatales y federales siguen “solapado la instalación irregular del gasoducto” de la empresa Gas Natural del Noreste dentro de su territorio y viviendas.

Por estas razones, decidieron hacer patentes sus reclamos y enumeraron las situaciones que a lo largo de este año han experimentado ante la omisión y participación de los tres niveles de gobierno.

Entre éstas, señalan que el representante de la empresa Gas Natural del Noreste, Raúl Flores afirmó “que no existía ninguna población asentada sobre la ruta de instalación del gasoducto” y con ello, que el Secretario General del Ayuntamiento, Hugo Zamora de Anda se habría comprometido en diversas ocasiones a presentar los documentos: permisos, estudios de impacto ambiental y licencias, que comprobaran la aprobación del proyecto, sin que a la fecha los pobladores hayan recibido los mismos.

Además, recuerdan al Presidente Municipal, Tecutli Gómez que se comprometió a “respetar la voluntad del pueblo” el día 7 de mayo de 2019 y que dos días después “permitió que se reanudarán las obras… contradiciendo y devaluando su palabra”. Asimismo, que el día 26 de mayo se comprometió al igual que el Secretario General a entregar la información, permisos y manifiestos de impacto ambiental “sin que a la fecha se haya cumplido su palabra”.

Posteriormente, que el 30 de mayo y el 2 de junio del 2019 se “intentó mediante el uso de al menos 7 patrullas y 30 elementos armados, desmantelar nuestro campamento de resistencia pacífica”; prácticas que han sido reiteradas y comunes a través del uso de elementos de seguridad pública y privada.

Finalmente, denunciaron que se han instalado nuevos gasoductos sobre la carretera León-Lagos; acciones que evidencian, según manifestaron “los favorecimientos a la instalación de industria sin que se tengan las garantías de salud y bienestar a los pobladores”.

Por y pese a lo anterior, expresaron que las autoridades municipales, estatales y federales no han garantizado, además, el acceso y respeto a sus derechos a la información, la salud y la participación informada en estos proyectos que atentan contra el bienestar y la seguridad de sus ciudadanos; sin embargo, seguirán resistiendo:

“Porque desde nuestra cultura y nuestras costumbres defendemos la vida, la salud y el territorio” afirmaron.

EL RECUENTO DE LOS HECHOS

Ha pasado un año desde la detención arbitraria de Paúl Martínez Facio, egresado de la licenciatura en Humanidades del Centro Universitario de los Lagos, CULagos; Hugo Reyes López, ex comisionado de la comunidad indígena de San Juan Bautista de La Laguna en Lagos de Moreno; y de Benjamín Cedillo, habitante de la comunidad. Los tres hombres fueron amedrentados por policías estatales de Jalisco mientras se manifestaban en contra de la instalación de una red de gasoductos de la empresa Gas Natural del Noroeste dentro de su territorio.

Fue a través de un mensaje de ayuda publicado en la página de Facebook “NO al gas natural en el pueblo de La Laguna” el día 13 de mayo de 2019, que habitantes de la comunidad indígena de San Juan Bautista de La Laguna en Lagos de Moreno, Jalisco dieron a conocer la detención arbitraria de sus compañeros y aliados.

En el último mensaje que Paúl Martínez publicó en su perfil de Facebook advirtió lo siguiente:

“Policía estatal y vialidad del estado nos “recomienda” movernos de la zona “pacíficamente” pata (para) que no tengan que desalojarnos de manera violenta”.

En el mismo mensaje señalaba que estaba siendo detenido por una patrulla de la policía estatal.

Se dio a conocer que la señora Amelia López, habitante de la comunidadfue detenida también, sin embargo, horas después del conflicto fue liberada.

Luego de haber permanecido incomunicados y retenidos durante más de ocho horas en las instalaciones de la Delegación Altos Norte de la Fiscalía General del Estado, fueron presentados ante la Policía Municipal bajo el argumento de estar acusados del delito de “Resistencia de particulares”.

Por su parte, habitantes de la comunidad indígena de San Juan Bautista de La Laguna y estudiantes del Centro Universitario de los Lagos CULagos, se manifestaron a las afueras de la presidencia municipal y montando un campamento, advirtieron a las autoridades: “No nos vamos de aquí hasta que aparezcan nuestros compañeros”.

El Gobierno del estado de Jalisco dio a conocer la detención, a través de un comunicado de prensa. De acuerdo con la versión oficial, fue el personal de seguridad privada que custodiaba la obra quien solicitó el apoyo de las autoridades estatales.

Precisaron en aquel momento que, “las aprehensiones se realizaron luego de que los protestantes agredieron a los oficiales de la Secretaría de Seguridad y provocaron daños a las cosas”. Asimismo, que el grupo de manifestantes intentó “impedir, de manera violenta, la instalación de unos tubos que formaban parte de un gasoducto”. Sin embargo, los habitantes de la comunidad de La Laguna argumentaron que los uniformados hicieron uso excesivo e injustificado de la fuerza tanto en el momento de la detención de sus compañeros, como previo a ésta.

Un día después de los hechos Paúl, Hugo y Benjamín fueron liberados.

Trece días más tarde, acompañados de 15 organizaciones de la sociedad civil que integraron la Misión Civil de Observación de Derechos Humanos que documentó las violaciones a los derechos humanos causadas por la instalación del gasoducto de la empresa Gas Natural del Noroeste, el Juez Tercero de Distrito en Materias Administrativas, Civiles y de Trabajo otorgó a la Comunidad de San Juan Bautista de la Laguna, el amparo 1113/2019.

En éste se ordena al Ayuntamiento de Lagos de Moreno suspenda provisionalmente la instalación del gasoducto hasta que la empresa Gas Natural del Noroeste y presente los permisos otorgados por la Secretaría de Energía o la Comisión Reguladora de Energía.

https://www.zonadocs.mx/2020/05/17/un-ano-despues-indigenas-de-san-juan-de-la-laguna-en-lagos-de-moreno-resisten-a-la-imposicion-de-gasoducto/