Jornadas “SAMIR SOMOS
TODAS Y TODOS”
COMBO POR LA VIDA: DICIEMBRE
DE RESISTENCIA Y REBELDÍA

Maquiladora detuvo labores después de la muerte de dos trabajadoras por covid-19 (Chihuahua)

Kau Sirenio/Pie de Página

Foto: Luis Sarabia

Sólo después que fallecieron dos obreras por covid-19 de la maquiladora Electrolux campus refrigeradores, en Ciudad Juárez, la planta decidió bajar a cortina por una semana mientras espera los resultados del análisis que se les hicieron a los trabajadores. Sin embargo, los empleados habían denunciado la falta de bioseguridad al menos dos semanas antes, el 7 de abril.

Los trabajadores protestaron ese día por la falta de medidas de protección ante la pandemia.

La maquiladora, sin embargo, la empresa decidió encerrar a los manifestantes para instalar la mesa de diálogo con los inconformes, pero no llegaron a ni un acuerdo. La empresa despidió a más de una veintena de ellos.

Dos semanas después, Electrolux reconoció, el 22 de abril, que tres de sus trabajadores resultaron positivos en la prueba de contagio de covid-19.

“Queremos informarte que hemos sido notificado de tres casos de coronavirus de empleados de nuestra planta refrigeradores. Los empleados se encuentran estables”, informaron en un breve comunicado.

Uno de los obreros de la maquila dijo en entrevista que la protesta de sus compañeros fue por la falta de material preventivo al covid. Relató que él no pudo apoyarlos porque la empresa cerró la planta y no permitió que el relevo del segundo turno se realizara, para evitar que se sumaran a los inconformes.

“Nos dijeron que esperáramos -dice el obrero-, pero no nos dijeron por qué. Así estuvimos sin saber qué estaba pasando, hasta que empezaron a subir videos de la protesta a través de las redes sociales. Sólo supimos de eso ese día, porque nos regresaron a todos con el aviso que teníamos la Semana Santa”.

Agrega: “Me enteré que los compañeros que protestaron los despidieron a todos. Tampoco les reconocieron los derechos adquiridos como trabajadores. Esto preocupó a todos, sobre todo a nos decir nada y nos obligó a callarnos a pesar que todos sabíamos que estábamos trabajando con el riesgo de contagiarnos”.

La maquiladora emplea alrededor de 6 mil obreros repartidos en tres turnos. Todos, provenientes de los estados del sur como: Coahuila, Durango, Zacatecas, Guerrero, Oaxaca y Veracruz.

Despedidos por pedir seguridad
El obrero dice que a sus compañeros los despidieron sin conseguir un acuerdo con la empresa.

“Fue una injusticia para ellos. Los despidieron pensando que con eso nadie se enteraría de lo que pasó, porque el 13 de abril reanudamos nuestra jornada. Sin que nos avisaran del covid-19”, lamenta.

La maquila reconoció este jueves la muerte de dos trabajadoras, Gregoria González y Sandra Perea.

“Dos días después del último día de la semana en que trabajamos, nos enteramos que había fallecido nuestra compañera Gregoria González a causa del virus covid-19. Su entrega a la maquila sólo mereció mención tres párrafos de un escueto comunicado que emitió Electrolux”, lamenta el trabajador.

“Actividad esencial”
Antes del aviso en el cual la maquila reconocía el fallecimiento de sus dos trabajadoras, anunció que su actividad es esencial para la economía del país.

“Esta semana, hubo noticias por parte del gobierno mexicano que queremos compartir. Anteriormente, el estado de Chihuahua designaba a Electrolux como un negocio esencial, y seguimos operando como tal. Sin embargo, el gobierno mexicano a nivel federal ha comenzado a cerrar empresas que se consideran esenciales. Esto significa que, en todo México, muchas fábricas y empresas que se consideraron esenciales ya no pueden operar y esto incluye el campus de Juárez que permanecerá cerrado hasta nuevo aviso.

“La reversión del gobierno mexicano pronto afectará a muchas empresas estadounidenses debido a que México produce y suministra a EEUU. El impacto es generalizado y en numerosas industrias, incluyendo automotriz, salud, industrial, electrónica, productos químicos y electrodomésticos. Para ayudar a recuperar el estado de ‘negocio esencial’ para las operaciones mexicanas, muchas compañías están presionando a la administración mexicana y estadounidense pidiendo apoyo”, se lee en el texto.

El trabajador de Electrolux asegura que nunca recibieron indicaciones oportunas para prevenir el contagio, aunque la empresa señala en su aplicación los siguiente:

“Es importante destacar que, cuando los empleados estuvieron por última vez en el trabajo, sólo estuvieron en el edificio de plantas refrigeradores y NO fueron a las otras plantas ni a ningún almacén externo. Este lunes 20 de abril todo el campus completo, incluyendo oficinas, salas de juntas, baños, edificios de termoformado y extrusión fueron profesionalmente sanitizados. Todos los empleados que fueron identificados como posibles contactos cercanos con los miembros de nuestro equipo han sido contactados y hemos hablado con todos ellos y han sido enviados a realizar prueba como una medida preventiva”.

“No vimos que hayan tomado esa medida, y si lo hicieron fue demasiado tarde, primero esperaron que se confirmara el contagio de los tres compañeros, que fallecieron las compañeras y el despido injustificado de los que protestaron con contra de la falta de higiene. Todo eso pasó para que cerraran. Aun así dicen que sus actividades es esencial, cuando les importa poco la vida de los obreros” lamenta el obrero.

https://piedepagina.mx/solo-tras-la-muerte-de-dos-trabajadoras-por-covid-19-la-empresa-electrolux-cerro/