Jornadas “SAMIR SOMOS
TODAS Y TODOS”
COMBO POR LA VIDA: DICIEMBRE
DE RESISTENCIA Y REBELDÍA

Contaminación en río Atoyac deja más de 25 mil muertos (Puebla y Tlaxcala)

Redacción / Milenio digital

PUEBLA.- A lo largo de su vida, Isabel Cano Flores no solo vio morir al río Atoyac, también sufrió la muerte de una de sus hijas a causa de cáncer en la sangre que adquirió por la exposición a tóxicos como el benceno, plomo y arsénico que descarga al afluente la industria textil principalmente.

Sin embargo, el caso de Doña Chabe no es aislado, de 2002 a 2016 más de 25 mil personas murieron por algún tipo de cáncer; la cuenca del río atraviesa siete municipios de Tlaxcala y 11 de Puebla.

“Conocí las aguas muy limpias de mi río, tuve la oportunidad de cruzarlo. Mi padre ahí pescaba y mi madre nos bañaba; ellos rejuntaban animalitos: acociles y bacalao, eso comíamos, además de las yerbitas medicinales. Por el años 1965 nos empezaron a decir que no era recomendable meterse”, relató la mujer de 68 años en entrevista con MILENIO.

Isabel nació en 1951 en la comunidad de Villa Alta, en el municipio de Tepetitla de Lardizábal, donde formó su propia familia, al tiempo que la contaminación en el río aumentaba.

Hacia la década de los 90, las enfermedades cancerígenas se agudizaron en la región, pero no fueron atendidas por las autoridades con la urgencia debida, al contrario, se crearon mitos, como que los hijos las padecían “porque éramos pecadoras, porque no los alimentábamos, que era brujería”.

Sin embargo, lo que hubo fue impunidad por parte de los gobiernos y una inacción gubernamental, denunció Alejandra Méndez Serrano, directora del Centro Fray Julián Garcés de Derechos Humanos, que con base en cifras del Inegi, documentó que “de 2002 a 2016, murieron 25 mil 737 personas por cáncer, así como 4 mil 379 por insuficiencia renal, además de que ocurrieron 906 abortos espontáneos. Eso nos lleva a determinar que falleció una persona cada hora en la cuenca por estas enfermedades”.

Una de esas personas es Zulma de 33 años, quien enfermó de leucemia mieloide crónica, y a pesar de los esfuerzos de su madre por conseguirle atención médica, la joven falleció en 2010, tres años después de su diagnóstico.

En 2017, la CNDH envió una recomendación por violación a los derechos humanos de los habitantes de la cuenca Atoyac-Zahuapan, dirigida a la Semarnat, Conagua, Profepa y Cofepris, así como a los gobiernos de Puebla, Tlaxcala y a autoridades municipales; aunque fue aceptada, aún no es atendida.

En Tepetitla de Lardizábal el gobierno estatal, en coordinación con la Comisión Nacional del Agua, se lleva a cabo la construcción de una planta de tratamiento de aguas residuales.

Sin embargo, no atenderá la verdadera problemática, pues no tratará las descargas industriales, por lo que la comunidad exige el saneamiento del río y la separación del drenaje de fábricas del domiciliario, y que éstas traten sus aguas tóxicas antes de llegar al afluente.

https://www.multimedios.com/nacional/contaminacion-en-rio-atoyac-deja-mas-de-25-mil-muertos