ENCUENTRO DE REDES DE RESISTENCIA Y REBELDÍA
Y 25 ANIVERSARIO EZLN
FESTIVAL DE CINE
PUY TA CUXLEJALTIC

México endureció su política migratoria

México endureció su política migratoria infografía HispanTV, 02 de agosto de 2019

Álvaro Fontana/ HISPAN TV

El canciller mexicano, Marcelo Ebrard, anunció que el número de migrantes que llegan a Estados Unidos provenientes de México cayó en un 39,9 % desde mayo pasado.

En la misma conferencia de prensa, el titular de la Cancillería mexicana exigió al Gobierno estadounidense el compromiso y aporte millonario para poner en marcha el Plan de Desarrollo Integral de Centroamérica; las remesas podrían disminuir un 7,6 % por año debido al endurecimiento de las políticas de EE.UU., y por la eventual eliminación del estatus de protección temporal (TPS) que incluye centroamericanos

Ebrard sostuvo “que, si México se ha comprometido a invertir 100 millones de dólares en Centroamérica, a Estados Unidos le corresponderían proporcionalmente 2000 millones de dólares, lo que permitiría crear más de un millón de empleos en la región”.

Para poder lograr esta reducción tan significativa, México ha recurrido a la detención masiva de extranjeros que circulan por territorio mexicano; de acuerdo con los registros del Instituto Nacional de Migración (INM), en 45 días , del 1 de junio al 15 de julio , un total de 39 267 migrantes fue detenido por las autoridades, y de ellos, 31 146 fueron deportados a sus países de origen. También y como parte de los anuncios se informó que se está preparando una conferencia Internacional de países donantes para el plan de desarrollo integral para Centroamérica y el sur de México , así como la presentación de un protocolo para brindar atención a los menores.

Sin embargo, lo que en apariencia parece ser un avance se ve opacado por la información. El mismo endurecimiento de las políticas migratorias de Estados Unidos, ya pone en riesgo, la única salida de las economías de los países del Triángulo Norte de Centroamérica: las millonarias remesas; el reciente informe, en el que Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y el Centro Latinoamericano para la Competitividad y Desarrollo Sostenible (CLACDS) del INCAE publicaron recientemente el libro “El futuro de Centroamérica: Retos para un desarrollo sostenible”, en el que el tema migratorio abarca un capítulo, lo describe con enorme claridad.

El trabajo detalla que en Estados Unidos hay al menos 3 millones de migrantes del Triángulo Norte y que sus remesas representan, el 20 % del Producto Interno Bruto (PIB) de El Salvador y Honduras, y el 12 % del de Guatemala. Según el estudio, los salvadoreños en Estados Unidos en el año 2017 correspondían al 23 % de la población total de su país, y en el caso de Honduras y Guatemala suponían el 8 % y el 6 %, respectivamente.

En el mismo sentido, surgieron distintos puntos de vista y la misma Cancillería mexicana desestimó las declaraciones del embajador de Honduras en México, Alden Rivera, quien aseguró que “hay cientos de hondureños secuestrados en México. Como parte del apoyo anual para el plan de desarrollo, el gobierno espera tener anualmente la autorización de la Cámara de Diputados para destinar una partida del Fondo Yucatán a la generación de empleos en Centroamérica.

Trascendieron las declaraciones del Consejo Ciudadano del Instituto Nacional de Migración (CCINM) que llamó a la administración federal a apegarse a la legislación mexicana y a los principios internacionales de respeto irrestricto a la dignidad humana y proteger a los migrantes. Lo anterior, en el marco de las distintas diligencias que aparentemente se han llevado a cabo por personal militar y de la Guardia Nacional, entre otros, en albergues de la sociedad civil para migrantes. Hecho que —consideró el consejo— exhibe actitudes negativas por parte de las autoridades.

También la organización internacional Save The Children expresó preocupación respecto a las condiciones en las que se encuentran miles de niños que emigran en México, quienes esperan solos o acompañados una resolución sobre su situación migratoria. En un comunicado, estimó que uno de cada tres migrantes que ingresan al país de forma irregular es niño, niño o adolescente.

La entidad advirtió de que el viaje, las detenciones y la separación de sus familias provocan en los niños, niñas y adolescentes la liberación en altas cantidades de la hormona del estrés conocida como cortisol. Esto, indicó, puede afectar el organismo de niñas y niños, ya que se reducen centros cerebrales como el hipocampo, una estructura necesaria para la memoria y el procesamiento emocional. n futuro, la gente seguirá migrando

Desde Guatemala, la académica Úrsula Roldán coincide en que la disminución de los cruces irregulares en la frontera México-Estados Unidos se debe a la coyuntura actual, por lo cual en el mediano plazo las cifras podrían aumentar, aunque tendrá que ver con la sostenibilidad de las medidas restrictivas que ha impulsado Estados Unidos. Roldán explica que los migrantes se informan de lo que ocurre alrededor de la migración por medio de las redes de tráfico de personas, quienes a su vez esperan los momentos idóneos para volver a migrar. Añadió que otras podrían optar por buscar rutas no controladas y hacer la travesía en zigzag para no ser detectadas por la Patrulla Frontera.

Como parte de las distintas medidas en la política migratoria, los presidentes de México y de Honduras, Andrés Manuel López Obrador y Juan Orlando Hernández, formalizaron el acuerdo en el que el gobierno mexicano se compromete a apoyar al hondureño en un programa de empleo que ayude a reducir la migración forzada. Para las autoridades mexicanas, esta forma parte de un plan que fue presentado el pasado 20 de mayo conjuntamente con la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) en colaboración con los gobiernos de Guatemala, Honduras y El Salvador para combatir las causas de la migración en la región.

Esto comenzó entre México y El Salvador el pasado 20 de junio, cuando López Obrador y el mandatario de El Salvador, Nayib Bukele, anunciaron el establecimiento del programa “Sembrando vidas en ese país centroamericano.

Mientras tanto, el presidente estadounidense, Donald Trump, viene haciendo todo lo que está a su alcance para detener a los inmigrantes. Si se recuerda inclusive con amenazas comerciales ha logrado que el gobierno de mexicano realizara el despliegue de la Guardia Nacional en sus fronteras norte y sur. Esta fuerza ahora trabaja en contenerlos. Simultáneamente en Guatemala, el gobierno decidió a la presión y se convirtió en un ” tercer país seguro”, mientras que en EE.UU. continúan las amenazas y búsqueda de migrantes para lograr mayores deportaciones.

Por: Álvaro Fontana, Director de SOS Discriminación, especialista en temas migratorios

https://www.hispantv.com/noticias/opinion/434516/lopez-obrador-politica-migratoria-eeuu