ENCUENTRO DE REDES DE RESISTENCIA Y REBELDÍA
Y 25 ANIVERSARIO EZLN
FESTIVAL DE CINE
PUY TA CUXLEJALTIC

Desconfianza inhibe denuncias en dos de cada 10 desapariciones (Jalisco)

Foto: F. Atilano El Informador

La burocracia y el desconocimiento del sitio correcto dónde denunciar son otros obstáculos; Familias Unidas por Nuestros Desaparecidos Jalisco ofrece ayuda en esos casos

Redacción / El Informador

Rebeca tardó más de tres horas en llegar desde el lugar donde vive, en Tlajomulco, a las instalaciones de la Fiscalía del Estado, en la Calle 14, para denunciar que un familiar suyo desapareció. Allí le dijeron que en ese sitio no se reciben denuncias de ese tipo, por lo que le pidieron que fuera a las oficinas de la calzada Independencia.

“Perdió todo el día y está toda triste y desilusionada porque no le resuelven nada. Nada más vino a decir que su familiar está desaparecido. ¿Tú crees que esa señora vuelve?”, dijo al respecto Guadalupe Aguilar, de Familias Unidas por Nuestros Desaparecidos Jalisco (Fundej).

De acuerdo con el colectivo, al menos dos de cada 10 personas que se acercan a solicitar apoyo reconocen que no acuden a levantar sus denuncias porque desconfían de las autoridades. En estos casos, la organización les ofrece ayuda alternativa… con sus propios medios.

“En el colectivo han llegado muchas señoras que prefieren no denunciar porque no tienen confianza en la Fiscalía; lo único que quieren es encontrar a sus hijos. Como sea: vivos o muertos”, añadió.

Fundej también ha conocido casos de personas que desisten debido a los trámites, y otros de habitantes del interior del Estado que de plano desconocen a dónde hay que acudir a denunciar que un familiar ha desaparecido.

Antier, el gobernador Enrique Alfaro anunció que, hasta mayo de 2019, se contabilizaban siete mil 504 casos de personas desaparecidas; es decir, 387 más que las reportadas el pasado 25 de marzo, cuando se anunció la Estrategia Integral para la Atención de Víctimas de Desaparición.

Sigue simulación en freno a desapariciones: Fundej

Ángel García Trejo desapareció el 24 de marzo, cuatro días después de que el gobernador Enrique Alfaro anunció la estrategia integral en esta materia.

Es uno de los 387 casos de personas no localizadas que se agregaron del 20 de marzo al 31 de mayo. Ya hay siete mil 504 en toda la Entidad.

Guadalupe Aguilar, presidenta del colectivo Familias Unidas por Nuestros Desaparecidos Jalisco (Fundej), afirmó que esta situación es un ejemplo de que continúa la simulación en el combate a este problema.

“Sigue la simulación de que va a haber, de que vamos a hacer un protocolo, de que vamos a hacer y deshacer, y no lo hacen. Nosotros ya sabemos cuántos y cuántos desaparecen y ellos hasta ahorita están hablando de las cifras”.

“Trejo”, como le decían sus amigos, tocaba para la Orquesta Filarmónica Juvenil de Guadalajara. La última vez que se supo de él fue ese domingo a las 21:00 horas. Iba a la estación de autobuses de Zapopan, rumbo a Tepic. Sin embargo, no hay registro de que hubiera llegado a este punto ni de la adquisición de un pasaje.

Su madre, Patricia Trejo, se traslada cada siete o 15 días desde Querétaro para pedir información de los avances de la investigación, pero siempre regresa sin respuestas.

“Sé que hay muy pocos investigadores para los miles de casos de desaparición, pero llega un punto tan extremo de desesperación, porque ni con la fiscal se puede hablar, ni con el comandante que lleva el caso de mi hijo, ni con los agentes investigadores, los únicos que me llegan a atender son los del Ministerio Público, pero si la Fiscalía Especializada y el Ministerio Público no se comparten las líneas de investigación, entonces no hay avances. Nos bloquean”, expresó.

Para ella, no basta con que se anuncien más recursos, pues se debe aclarar en qué se gastan.

Familiares emiten recomendaciones

El colectivo Por Amor a Ellxs compartió, a través de redes sociales, recomendaciones de prevención y apoyo para las familias que se enfrentan a una desaparición.

Entre ellas destacaron las de autocuidado, redes de seguridad y plan de acción.

Por ejemplo, se resaltó que en caso de sospecha de desaparición hay que guardar la calma, hablar con los que pudieran haber tenido comunicación con la persona no localizada, determinar con certeza las circunstancias en las que se le vio por última vez y no denunciar hasta hacer búsquedas en Locatel, hospitales, centros de detención y el Servicio Médico Forense (Semefo), entre otras medidas.

En el documento, que se puede consultar en la cuenta de Twitter de Por Amor a Ellxs, se acentuó que antes de 72 horas nadie puede negarse a recibir una denuncia.

Se recomendó imprimir cinco copias de una fotografía, información básica sobre datos personales, media filiación, señas particulares, teléfono celular, tarjetas bancarias y autómovil.

Se agregó que se pueden solicitar las primeras diligencias, firmar éstas y el escrito de la denuncia sólo si se está conforme, y tomar nota de todo, incluso el número de averiguación y nombres de funcionarios como policías investigadores.

Gobierno federal, sin avances
Jacobo Dayán (analista del Colegio de México)

El miembro del Seminario sobre Violencia y Paz del Colegio de México indicó que aunque las autoridades federales han anunciado aumento de recursos y esfuerzos para la búsqueda de personas desaparecidas, no se han registrado avances en esta materia.

“La ciudadanía sigue teniendo desconfianza con ir a denunciar. Estamos en el mismo punto que estábamos hace meses o años. Nada más con anuncios triunfalistas por parte del Gobierno federal y en los estados hay un caos”.

Recordó que en la última reunión, hace un par de semanas, entre la Federación y colectivos de víctimas, se repitió el discurso oficial de darle prioridad a los casos y que cuentan con todos los recursos. Sin embargo, dijo que esto no se ve reflejado en la realidad.

“Sigue siendo la prensa la que está reportando y no las fiscalías. Es obligación de la Fiscalía General de la República (FGR) recopilar la información de las fiscalías estatales. No tiene que ser el gobernador de Jalisco ni el de ningún lado el que salga a dar cifras, se tienen que dar cifras nacionales desde la FGR”, remató Dayán.

Hasta en cuatro meses les informarán si hallaron a Mario Alberto

Mario Alberto Barba trabajaba como chofer para una empresa de transportes en Guadalajara. El día 20 de junio lo contactaron por última vez a las siete de la noche cuando informó que venía de regreso del municipio de Minatitlán, en Colima. Hacia las diez se desconectó del WhatsApp y ya no supieron más de él. El hombre es una más de las personas desaparecidas que se han sumado a las más de siete mil 500 que han sido reportadas a la Fiscalía del Estado.

Durante el fin de semana no lo pudieron contactar; sin embargo, al lunes siguiente se dieron cuenta de que la camioneta en la que viajaba se encontraba en el mismo lugar desde el viernes, según el GPS del vehículo, por lo que un grupo de compañeros fueron a buscarlo.

“En ese sitio encontraron el GPS de la camioneta y las pertenencias del chofer tiradas. Desde ahí nos estuvimos moviendo para ver si alguien lo había visto para que lo ayudaran porque en ese trabajo es que los asaltan y los dejan tirados”, relató una compañera, que reservó su nombre.

Ni de Mario Alberto ni de la camioneta se supo más, por lo que se fueron a la Fiscalía los familiares para poner la denuncia por desaparición. Según dijeron, el trato de las autoridades fue el adecuado, pero no les resolvieron mucho.

Tras dos semanas de no obtener respuesta, finalmente el pasado lunes los contactaron de la Fiscalía para informarles que probablemente lo habían encontrado en un río a punto de desembocar en el mar.

Los restos se detuvieron en unas ramas y personas que caminaban dieron aviso a las autoridades, que rescataron más que nada restos óseos y una pierna aún con carne.

“Ahora dicen que cuatro meses se tardarían en realizar las pruebas de ADN, prácticamente son puros huesitos, en cuatro meses ya no va a haber nada”.

Lo que familiares y compañeros no comprenden es cómo tardarán tanto tiempo en informarles si se trata o no de Mario Alberto, ni si las autoridades continúan en labores de búsqueda de esta persona mientras llegan los resultados.

https://www.informador.mx/jalisco/Desconfianza-inhibe-denuncias-en-dos-de-cada-10-desapariciones-20190704-0023.html