ENCUENTRO DE REDES DE RESISTENCIA Y REBELDÍA
Y 25 ANIVERSARIO EZLN
FESTIVAL DE CINE
PUY TA CUXLEJALTIC

Graves carencias en el Hospital Tercer Milenio de Aguascalientes


Sandra Macías/La Jornada Aguascalientes

Faltan analgésicos, gasas, algodón, jeringas, cubrebocas; en riesgo, la salud del personal médico y de enfermería
Para aliviar el dolor de los pacientes con los escasos analgésicos, el personal valora quien los requiere más, o en su caso, familiares tienen que comprar lo que falta

Ni paracetamol suficiente existe en el stock de atención del Hospital Tercer Milenio en Aguascalientes; el personal médico y de enfermería está haciendo “milagros” para resolver las necesidades más básicas de sus pacientes.

“La semana antepasada no tuvimos ni siquiera cubrebocas”, revelan a La Jornada Aguascalientes afectados por las marcadas carencias en el sector salud que se han intensificado después de nuevas disposiciones federales que incidieron en la falta de recursos para la adquisición de insumos médicos.

Sin revelar su nombre por temor a represalias, los entrevistados hicieron pública su preocupación no sólo por quienes reciben atención médica en el nosocomio -uno de los de mayor demanda en Aguascalientes-, sino que también advierten que el personal que ahí presta sus servicios está en riesgo pues el no contar con insumos básicos para su protección como los cubrebocas es convertirlos inmediatamente en sujetos de riesgo de contracción de enfermedades contagiosas.

Pero ahí no termina la lista de necesidades -de tantas, a veces se olvidan y no se quisiera dejar pasar nada-, señalan. Pañales de adulto se han convertido en un lujo, ya no hay. Jelcos o punsocart que es material de canalización también está en el listado de insumos restringidos.

Han llegado a trabajar con una sola caja de jeringas de 20 mililitros para todo el hospital, lo mismo sucedió con una solución salina de 1000 ml y con un frasco de insulina de acción rápida también para todo el Tercer Milenio.

Antibióticos que son prescritos para tres tomas por día, ahora se limitan a dos dosis cuando mucho, y hasta los análgésicos más comunes ahora son escasos, entre ellos, el paracetamol, aquel medicamento que por años incluso se convirtió en motivo de burla social por la recurrente entrega del mismo en el sector salud ante cualquier enfermedad.

Tramadol, es otro analgésico escaso, revelan que para el suministro de este tipo de medicamentos el personal tiene que valorar qué paciente lo necesita más “quién presenta más dolor” para darle prioridad, y es que no en todos los casos, sus familiares cuentan con recursos para comprar por fuera lo que tanta falta hace dentro de aquel hospital.

Equipos de infusión y de transfusión, también forman parte de las carencias vigentes, lo que se hace es que también se envía a los familiares de los pacientes a comprar los mismos, pero no todos tienen posibilidad de hacerlo pues por ejemplo, un equipo de transfusión sanguínea puede llegar a costar de 500 a 600 pesos y la gran mayoría de quienes recurren a recibir atención médica al Tercer Milenio no gozan de situación económica desahogada.

Tiras para glucómetros también son escasas y el colmo, las gasas y las torundas (algodón) son insumos muy limitados. Esta es la realidad que enfrentan día con día médicos, especialistas, enfermeros y todo el personal del Tercer Milenio.

https://www.lja.mx/2019/06/en-aguascalientes-graves-carencias-en-el-hospital-tercer-milenio/