ENCUENTRO DE REDES DE RESISTENCIA Y REBELDÍA
Y 25 ANIVERSARIO EZLN
FESTIVAL DE CINE
PUY TA CUXLEJALTIC

Medidas para migrantes en México son insuficientes; autoridades violan sus derechos

Redacción / Conexión Migrante

Los objetivos principales de las actividades de monitoreo fue el observar, documentar y denunciar violaciones a los derechos humanos de las personas desplazadas forzadadamente de Centroamérica en su tránsito por México.

El colectivo de Monitoreo de Derechos Humanos en Chiapas, Oaxaca y Veracruz denunció que las medidas implementadas por el gobierno mexicano en materia de salud y seguridad para los migrantes, son insuficientes; además, se violan sus derechos al tenerlos en condiciones de hacinamiento e impedir que transiten de forma segura por el país.

El colectivo dijo que el cierre de las oficinas migratorias en Tapachula, Chiapas, evitó que los migrantes continuaran con sus trámites de regularización en territorio mexicano.

Además, el permanecer hacinados en centros de detención les provocó padecimientos como infecciones respiratorias y enfermedades en la piel.
Monitoreo de Derechos Humanos Chiapas, Oaxaca y Veracruz.

Dentro del contexto migratorio, el colectivo de Monitoreo de Derechos Humanos en Chiapas, Oaxaca y Veracruz presentó un documento en donde dieron seguimiento a los casos y situaciones críticas, así como canalizar a las personas y grupos migrantes hacia las instituciones responsables de garantizar los mecanismos de protección internacional que garanticen sus derechos.

Organizaciones civiles, centros de derechos humanos, grupos comunitarios y colectivos organizados (con o sin trabajo directo con poblaciones migrantes) realizaron este trabajo, el cual dio seguimiento a cada uno de los grupos migrantes que transitó por México, algunos de los cuales han sido recluidos en las estaciones migratorias.
¿Cómo iniciaron las caravanas?

La primer caravana que viajó de Centroamérica hacia Estados unidos inició su recorrido el 13 de octubre de 2018, partió de San Pedro Sula, Honduras, y estaba conformada por más de 7 mil personas, entre ellas gente de Guatemala, Honduras y El Salvador.

Estas personas buscan asilo en Estados Unidos, y los grupos están compuestos principalmente por familias y grupos vulnerables como mujeres embarazadas, menores no acompañados, personas de la comunidad LGBTTI, adultos mayores y discapacitados.
Respuestas emergentes

Aunque la respuesta del gobierno mexicano de entregar Tarjetas por Razones Humanitarias fue favorable, los activistas criticaron que no se han tomado en cuenta las necesidades de estos grupos, respecto a sus tramites de regularización migratoria.

El Programa de Tarjetas por Razones Humanitarias tuvo una duración de 15 días y se entregaron 12 mil tarjetas.

Pese que al ingresar a territorio mexicano los migrantes poseen derechos en materia de salud, educación, trabajo y vivienda, ha sido difícil puedan acceder a ellos.

El 15 de marzo cerraron las oficinas de regularización migratoria en Tapachula, Chiapas, por la falta de las condiciones de seguridad necesarias para continuar con las actividades; “esta decisión vulneró mucho más a las personas que ante esta situación no pudieron continuar con sus trámites” mencionó un integrante del colectivo.

Miles de migrantes (entre los que se encuentran haitianos, cubanos y otras personas de África) se han quedado varados en México, sin poder regularizar su situación migratoria y en riesgo de no poder transitar por territorio nacional. “La falta de claridad, de estrategias, acciones y respuestas provocan crecientes estados de incertidumbre en distintos momentos”.

Las deportaciones y detenciones masivas que ocurren en el sureste de México “responden a una política de control, gestión y administración de los grupos migratorios, lo que predispone un discurso también de criminalización hacia las personas de la comunidad”.

Acentuando de este modo la discriminación y la xenofobia “misma que promueve una cultura de violencia social y que puede poner en riesgo a todas las personas”.

En cuanto a las estancias migratorias o “garitas”, estas tienen una capacidad limitada de más de 60 personas y dependiendo del lugar una estancia de 48 horas, sin embargo, existen personas que tienen más de 20 días de detención en espera de información que les ayude a continuar con su viaje o permanecer en México.
Tal vez te interese: Más de mil 700 menores migrantes se encuentran hacinados en albergues del INM; CNDH
Garantizar la salud

Alguno de los factores que propician los problemas de salud son “las condiciones en las que viajan las personas, falta de calidad e higiene de los espacios a los que son llevadas, así como la poca atención que se pone en proveerles los servicios necesarios para que las personas en situación de movilidad puedan satisfacer sus necesidades básicas en condiciones de dignidad”.

Un gran acierto debería ser “una mayor coordinación entre el gobierno, los distintos niveles de gobierno y autoridades sanitarias para utilizar el uso de recursos y la cobertura de las necesidades básicas de salud, en los principales espacios en donde se concentran la mayor parte de personas”.

La falta de medicamentos es una constante en las unidades medicas que atienden a los migrantes, así como el personal de trabajo tampoco ha sido suficiente.

Además, es necesario garantizar los medicamentos a los migrantes que viven con VIH.
Conclusiones

Las conclusiones a las que llegó en informe de monitoreo son:

Las personas desplazadas forzadamente desde Centroamérica seguirán saliendo de sus países de origen, mientras persista un contexto social, político y económico de persecución, corrupción, violencia, pobreza y despojo.
El “Programa emergente de emisión de Tarjetas de Visitante por Razones Humanitarias” generó un efecto que llevó a la saturación de la resolución de los tramites y la agudización de la crisis humanitaria. También favoreció un contexto de mayor riesgo por las acciones violentas de rechazo y xenofobia hacia las personas migrantes y defensores de derechos humanos en los dos lados de la frontera.

Recomendaciones

Entre las recomendaciones que el informe realizó al Estado para asegurar el respeto, garantía, protección y promoción de los derechos humanos de los migrantes se encuentran:

Desarrollar una política integral en materia de migración y asilo.
Armonizar las leyes y políticas para el respeto de los derechos humanos.
Cesar el hostigamiento, la intimidación y la detención de personas migrantes.
Establecer un sistema/protocolo federal de atención humanitaria integral.
Coordinar respuesta entre los tres niveles de gobierno.
Fortalecer el diálogo interinstitucional y con sociedad civil.
Aplicar un enfoque diferencial en la atención integral a las personas en contexto de movilidad
humana.
Observancia del interés superior de la niñez.
Sensibilizar al personal que brinda atención directa.
Sensibilización, prevención y combate a la discriminación y la xenofobia.
Vigilancia, investigación y sanciones ante violaciones a derechos humanos.

Si deseas leer el informe completo puedes dar clic al siguiente enlace.

https://conexionmigrante.com/2019-/05-/02/medidas-para-migrantes-en-mexico-son-insuficientes-autoridades-violan-sus-derechos/