Jornadas “SAMIR SOMOS
TODAS Y TODOS”
COMBO POR LA VIDA: DICIEMBRE
DE RESISTENCIA Y REBELDÍA

Crónica de marchas en Toluca en repudio a feminicidios

Imagen tomada de Facebook /Flor-de-Asfalto

Colectivo Flor de Asfalto

Toluca inició la semana del 9 de noviembre con la noticia de tres feminicidios, tres mujeres asesinadas en menos de 72 horas en la capital del Estado de México. La entidad es la que cuenta con el mayor número de feminicidios en el país al haber registrado 80 víctimas en lo que va del año, cifra que aumenta con el confinamiento por el COVID-19.
Entre el sábado 7 y el lunes 9 de noviembre, fueron localizadas sin vida Karina López Nieto de 21 años, Karla Isela Meléndez Cedillo de 26 años y una mujer hasta ahora no identificada y de quien fue hallado su cuerpo en las inmediaciones de un terreno baldío en la zona norte de la ciudad. Karla y Karina fueron encontradas en sus respectivas casas, ambas con signos de agresiones en sus cuerpos.
Karla Isela, originaria de Jocotitlán, era psicóloga egresada de la Facultad de Ciencias de la Conducta de la Universidad Autónoma del Estado de México. El ejercicio de su profesión la vinculó directamente con su entorno comunitario, haciendo de la educación especial su pasión.
En este contexto, la Colectiva Auroras de Sol y la Comunidad Estudiantil Organizada de la Facultad de Ciencias de la Conducta, convocaron a una marcha separatista para el miércoles 11 de noviembre. Por su parte “Revoltosas” Colectiva de Mujeres Feministas Diversas llamaron a una movilización mixta para el jueves 12 de noviembre. Ambas con la exigencia de justicia.
El miércoles 11 la concentración comenzó a partir del mediodía. Mujeres en su mayoría vestidas de negro y con distintivos verdes y morados, llegaban a la Plaza de los Mártires en el centro de Toluca. Por su parte, la policía estatal y municipal montaron un operativo en los alrededores del palacio de gobierno, granaderos con casco, escudo y tolete.
A su vez, los familiares de las víctimas se hicieron presentes. Por su parte, la hermana de Karina denunció que han dado información a las autoridades sobre el paradero del feminicida, pero que no hacen sin que se haga nada por detenerlo; pidió justicia no sólo por su hermana, sino por todas las que se encuentran en la misma situación. En ese mismo momento, la madre de Sandra Colín señaló que en abril de este año, su hija fue herida de muerte por un balazo en el estómago, entró en terapia intensiva durante mes y medio, y estando a punto de darla de alta falleció. Contó que su hija declaró y reconoció a quienes atentaron contra su vida, de manera que en la fiscalía del estado existe ya una carpeta del caso; sin embargo, las autoridades sólo le han dado a la familia atole con el dedo. Cuenta que se reunió con autoridades de la fiscalía pero que desde hace un mes y medio no le han notificado ningún tipo de información respecto al caso de su hija. Además menciona que un día antes de la marcha se enteró de la misma y decidió asistir.
Por su parte, familiares de Karla, exigieron celeridad, que se esclarezca la verdad, que no haya una muerta más, declararon que:

“no queremos a nadie de nuestras familias, ni que nadie más de las familias pase un dolor como el que estamos pasando. Nosotros no queremos que pase esto, ya que se detenga […] hay un gobierno mediocre, eso es lo que está pasando. Que haya dignidad y respeto, y un lugar, el que merece la mujer, porque esa es la fuerza del país. Duele en el alma perder un hijo, duele en el alma perder a una amiga, a una sobrina, a todas las que han fallecido. Duele muchísimo, ahora lo entiendo.
“La fiscalía nada más recibe a los padres para hacer una cortina, para que digan que sí están trabajando, pero después le dan carpetazo y los archivan, ¿cuántos tenemos archivos ahí muertos de tantos feminicidios?, eso es lo que a nosotros nos duele y queremos que haya esa justicia, que no sean casos cerrados, tres meses, seis meses y se acabó; ese no es el trabajo de un gobierno, de una autoridad. Y hay mujeres en el gobierno, mujeres en el gobierno estatal, mujeres en el gobierno federal que tienen puestos, ¡hagan algo! Puede ser un día sus hijas, sus nietas, sus sobrinas, sus tías, sus hermanas, sus madres. […] Dense cuenta del dolor que pasan estas familias, yo estoy aquí por mi sobrina Karla. […] Señores comunicadores, den voz a la verdad, esta es la verdad del pueblo de México, de nosotras las mujeres.”

Así, familiares y colectivas marcharon como mujeres estudiantes, trabajadoras, académicas, profesionistas, que a su paso por las avenidas y calles de Toluca, interpelaban con rabia y dignidad a quienes se asomaban de sus casas y locales, recordando que las mujeres son asesinadas en la cara de la gente, señalando la impunidad de la que gozan los feminicidas y denunciando la complicidad del aparato judicial en todos sus niveles.
El jueves a las 16:00 horas, diversas colectivas, colectivos, grupos y personas en lo individual, se encontraron en la misma plaza, donde mujeres y hombres avanzaron por la misma ruta, con las mismas consignas, con la misma rabia y con la misma dignidad. Las banderas de la comunidad LGBT+ y de la comunidad transexual, acompañaron el rostro y nombre de sus amigas, sus hermanas, sus hijas, sus madres y sus compañeras que ya no están.
Ambas movilizaciones fueron la voz de Karla, Karina, Sandra, Susana, Jessica, Sonia, Areli, Maribel, Aurora, mujeres asesinadas en Toluca y que, como otras, van quedando en el anonimato. Por ello, en uno y otro contingente, se expresó el compromiso de no permitir que prive la impunidad, señalando que seguirán ejerciendo presión en los espacios públicos en los que sea necesario hacerse presentes para que las autoridades hagan de manera responsable su trabajo.
En ambos días se tuvo como destino el Centro de Justicia para la Mujer, que depende de la Fiscalía General de Justicia del Estado de México. El miércoles la Colectiva Auroras de Sol expresó su rabia por el “asesinato de mujeres a manos de hombres que decían amarlas, cometiendo el acto más ruin, tomando sus vidas con extrema violencia, sabiéndose impunes, apoyados por este sistema patriarcal, machista y clasista desde su estructura, que como mujeres padecemos y resistimos diariamente. Alzamos nuestro grito de justicia por Karina y Karla, también nombramos a la compañera de la que aún se desconoce su identidad […] aunque no sabemos su nombre también su vida duele y cuenta, nos indigna su ausencia porque nos arrebataron una amiga, una hermana, una colega, hija, compañera. Con ellas se apagan los sueños, el futuro, las sonrisas y la vida compartida. Como Auroras del Sol repudiamos completamente la violencia […] reconocemos que estas violencias que hoy se ciernen sobre nuestros cuerpos es el resultado de este sistema patriarcal, machista y feminicida que explota y desprecia nuestros cuerpos. Así, llenas de rabia e indignación hemos decidido, una vez más, alzar la voz, ser el grito de Karla, Karina y todas aquellas que nos quitaron. Gritar y exigir justicia por todas las mujeres asesinadas diariamente, les decimos que, para nosotras, su vida representa más que una cifra y que por ningún motivo permitiremos que el Estado convierta sus nombres en una carpeta abierta o una cifra estadística y cómoda más. El dolor no nos detendrá, será el alimento de nuestra digna lucha.”
Por su parte, el jueves, “Revoltosas” expresó ante la misma institución su posicionamiento ante el feminicidio de Karla y por las mujeres que han sido asesinadas: “Karla, docente, estudiante, artista, mujer. Y ser mujer en el estado que tiene el primer lugar de feminicidios en el país fue lo que la condenó. Hoy estamos aquí para exigir justicia por su asesinato, estamos aquí en absoluta desesperación, indignación, frustración, enojo y miedo. Queremos sacar de la comodidad y de la indiferencia a todas y todos aquellos que están involucrados y se encargan de la procuración e impartición de justicia. Para que salgan de la apatía y dejen de actuar con ineficiencia. Se necesita más que sólo voluntad política, se necesita más que sólo discursos, se necesita más que sólo fotos, se necesita más que sólo la implementación de la alerta de género y se necesita más que fotos con el moño naranja. En menos de 72 horas, mataron a dos mujeres más aparte de Karla, hoy estamos aquí por ellas y por todas aquellas que nos faltan, aquellas a las que les arrebataron la voz, hoy buscamos que se escuche y se haga justicia.”
Al concluir los respectivos mítines, ambas movilizaciones regresaron en contingente hacia el centro de la ciudad. En diversos momentos hubo un coro común que acompañó ambos días, la Canción Sin Miedo:
Por todas las compas marchando en Reforma
Por todas las morras peleando en Sonora
Por las comandantas luchando por Chiapas
Por todas las madres buscando en Tijuana
Cantamos sin miedo, pedimos justicia
Gritamos por cada desaparecida
Que resuene fuerte: ¡Nos queremos vivas!