ENCUENTRO DE REDES DE RESISTENCIA Y REBELDÍA
Y 25 ANIVERSARIO EZLN
FESTIVAL DE CINE
PUY TA CUXLEJALTIC
Corredor transístimico

 

UN MURO PARA COMUNICAR AL GRAN CAPITAL

 

Uno de los llamados “proyectos de desarrollo” insignias del gobierno de López Obrador es del Corredor transístmico entre Salina Cruz, en Oaxaca, y Coatzacoalcos, en Veracruz. Este proyecto tiene su origen al menos un siglo atrás, cuando Porfirio Díaz intentó convertir la zona del Istmo en un espacio para el tránsito de mercancías acorde a las necesidades de los mercados intenacionales (https://oaxaca.quadratin.com.mx/el-corredor-transistmico-de-diaz-a-lopez-obrador/). Ya en el siglo XXI, el corredor transístmico ha estado en la agenda de los gobiernos del PAN (Vicente Fox, Felipe Calderón), del PRI (Enrique Peña Nieto) y ahora de Morena (AMLO).
El proyecto contempla dos grandes ejes: la ampliación de la infraestructura de transporte de mercancías -tanto ferroviaria y carretera como portuaria-, y la instalación de infraestructura industrial. Diferentes versiones del mismo proyecto han aparecido desde el “Proyecto Integral de Desarrollo del Istmo de Tehuantepec” presentado por Ernesto Zedillo, hasta el “Plan Puebla Panamá” anunciado por Vicente Fox. El factor común con el actual proyecto de Corredor en el Istmo de Tehuantepec es el mismo ampliar la capacidad de movimiento de las mercancías y ampliar la demanda interna y externa de las mismas. Pero para crear un mercado interno, el capital necesita destruir la capacidad de autorreproducción de las comunidades y pueblos.
Ambos ejes de infraestructura (la de transporte y la industrial) requerirían de la producción de energía, por lo que uno des los primeros pasos que el Ccapital dio en la zona fue el del despojo y el engaño para la instalación de parques de aerogeneradores de energía eléctrica, llamados parques eólicos, que para 2014 abarcaban casi 14 mil hectáreas de la zona alrededor de la Ventosa, Oaxaca, y extendiéndose hacia Juchitán, Santo Domingo el Ingenio y Unión Hidalgo. Para ello las empresas se valieron de consultas amañadas, o directamente de engañar a propietarios individuales (que habían entrado al PROCEDE, PROCECOM o FANAR) sin molestarse siquiera en consultar a las autoridades comunitarias de los pueblos de la región, pagando a cambio míseras rentas a los campesinos con tierras en condiciones de ser rentadas para la instalación de aerogeneradores. Este eje del despojo, así como el asedio constante sobre tierras ejidales y comunales para la construcción de infraestructura, ha generado diversas luchas de resistencia por parte de los pueblos de la región. La mayor parte de estos parques eólicos pertenecen a empresas extranjeras que han dejado una huella de miseria y contaminación en la región (ver: http://imparcialoaxaca.mx/istmo/95845/en-la-ventosa-al-progreso-se-lo-llevo-el-viento/).
Por ello desde el recorrido realizado por la Comisión VI del EZLN en 2006 se recogió el testimonio de la lucha de los pueblos del Istmo de Tehuantepec y de la resistencia de comunidades, desde la zona norte, hasta los territorios zapotecos y huaves del sur, a la instalación de estos aeroparques, y desde entonces se señaló la importancia de la resistencia delos pueblos indígenas a estos proyectos:


“Traemos este mensaje de lucha de la Comandanta Ramona a la mujer indígena del Istmo: Encima nuestro hay un panorama de destrucción y descomposición que se extenderá por todo el Istmo de Tehuantepec si se cumple el plan de muerte llamado Plan Transístmico (…) Busca a esa mujer y dile que la larga noche de dolor que llevamos puede terminar ya o puede volverse otra vez una gran pesadilla; cuéntale que el poderoso y el que lo sirve quiere cortar nuestro país por esa cintura; cuéntale que hay un plan, un proyecto, para convertir el color, la dignidad y la rebeldía de la mujer del Istmo en un páramo, en un desierto.

Dile que hay un plan para que el gris del concreto y del dinero apague para siempre el color que adorna su vestido, para acallar para siempre el canto que habla en sus labios; cuéntale lo que va a pasar si esa pesadilla llega en el Istmo: va a haber carreteras, ferrocarril, maquilas, prostíbulos, gasolineras, cantinas, expendios de drogas, grandes hoteles, grandes oficinas (…) No va a haber respeto para los derechos y la cultura indígena, se van a pisotear como hace 500 años, pero ahora para siempre.

Dile que si ella cae, que si ella se rinde, que si ella es derrotada, vamos a quedar muy solas todas, las que vivimos de este lado de la historia. Pídele que no deje que su hombre agarre otro camino, que no rinda su dignidad, que no se venda por el color de una papeleta electoral, que no venda el Istmo. El futuro que nos espera si dejamos que esa noche llegue es que nosotras, las mujeres, seremos prostitutas o sirvientas. Nuestros hombres serán mozos o tendrán que irse a otras tierras. No habrá ya pueblos indios en el Istmo o en el sureste. Pídeles que no dejen que partan nuestra historia y no dejen que destrocen nuestro corazón.” (SCI Marcos, Comisión Sexta del EZLN, Boca del monte, 5 de febrero 2006).

Durante el gobierno de Peña Nieto, la búsqueda de desarrollar el llamado “corredor transístmico” se ubicó dentro de las Zonas Económicas Especiales, como parte de las contrarreformas, programas e instrumentos económicos generados en el llamado “Pacto por México”. Entre estas zonas Económicas Especiales, Peña Nieto promulgó la Zona Económica Especial de Istmo de Tehuantepec priorizando continuar la instalación de decenas de nuevos parques eólicos, además de una primera aproximación a la dimensión de todos los proyectos extractivos y de infraestructura que ya han sido concesionados y se busca poner en marcha. Sin embargo, el gobierno de Peña Nieto no pudo llevar a su máxima expresión este megaproyecto, aparentemente por falta de recursos, pero sobre todo por la lucha dada por los pueblos indígenas de la región, algunos de los cuales participan dentro del Congreso Nacional Indígena.
Por su parte, diferentes políticos pertenecientes a Morena han insistido en la intención del actual gobierno federal de dar continuidad a las Zonas Económicas Especiales promulgadas por Peña Nieto. En este contexto, desde julio de 2018, nuevamente el Corredor Transístmico aparece como una pieza clave comprometida por la administración de López Obrador, quien tan pronto se supo presidente electo comenzó las negociaciones, con su presunto gabinete, encabezado por Marcelo Ebrard, con quien desde julio de 2018, presentaba acuerdos de inversión para el Istmo de Tehuantepec, en el contexto de los nuevos lineamientos comerciales con Estados Unidos y Canadá (Animal Político, 25 de julio de 2018). Aunque el gobierno de López Obrador lo presente como una idea original, es claro que la zona ha estado en el interés del capitalismo desde hace bastante tiempo.
Los zapatistas han señalado que cuando Trump habla del “muro fronterizo” está pensando el Río Suchiate, no en el Bravo. El megaproyecto del Corredor transístmico forma parte de este muro del Capital, un muro que aplaste y destruya, mientras que el flujo de mercancías, la generación de energía para resolver las necesidades del capital, la extracción minera y el despojo de los demás recursos naturales, pueda correr libremente por grandes carreteras y nuevas vías férreas. En palabras del EZLN:

“Van a destruir los territorios de los pueblos originarios: el millón de hectáreas en la Lacandona, el Tren Maya, o el corredor del Istmo que quieren hacer (…) ya se adivina la figura a través del cascarón: se demanda la claudicación de la razón y el pensamiento crítico; el enaltecimiento del nacionalismo con base al autoritarismo “bueno”; la persecución de lo diferente; la legitimidad ganada por griterío; la neo religión laica; la unanimidad impuesta; la claudicación de la crítica; y el nuevo lema nacional: ‘Prohibido Pensar’. En suma: la hegemonía y la homogeneidad que sustentan los fascismos que se niegan a reconocerse como tales.”
(SCI Moisés y SCI Galeano, 300. Tercera y última parte: UN DESAFÍO, UNA AUTONOMÍA REAL, UNA RESPUESTA, VARIAS PROPUESTAS, Y ALGUNAS ANÉCDOTAS SOBRE EL NÚMERO “300”; agosto de 2018.)

Con información de:
https://oaxaca.quadratin.com.mx/el-corredor-transistmico-de-diaz-a-lopez-obrador/
http://www.milenio.com/negocios/el-transistmico-va-su-construccion-para-2016
http://imagendelgolfo.mx/resumen.php?id=41115673
http://www.istmopress.com.mx/istmo/el-corredor-transistmico-la-historia-inconclusa/
http://imparcialoaxaca.mx/istmo/95845/en-la-ventosa-al-progreso-se-lo-llevo-el-viento/
https://www.nytimes.com/es/2016/08/01/los-parques-eolicos-generan-prosperidad-en-oaxaca-pero-no-para-todos/
https://elceo.com/bienes-raices/el-corredor-transistmico-la-propuesta-reciclada-para-fortalecer-al-istmo-de-tehuantepec/
http://enlacezapatista.ezln.org.mx/2006/02/06/en-el-istmo-de-tehuantepec-6-y-7-de-febrero/
http://enlacezapatista.ezln.org.mx/2018/08/22/300-tercera-y-ultima-parte-un-desafio-una-autonomia-real-una-respuesta-varias-propuestas-y-algunas-anecdotas-sobre-el-numero-300-subcomandante-insurgente-moises-supgaleano/