ENCUENTRO DE REDES DE RESISTENCIA Y REBELDÍA
Y 25 ANIVERSARIO EZLN
FESTIVAL DE CINE
PUY TA CUXLEJALTIC
Autopista Toluca-Naucalpán

El proyecto Autopista Naucalpan–Toluca tiene una longitud de 39.3 kilómetros compuesta por dos segmentos, 34.8 km de carretera de cuota que conecta a Naucalpan con el Libramiento Toluca en la zona Este de la ciudad y 4.5 km que conectan el libramiento a Toluca con el bulevar Aeropuerto, acceso principal al Aeropuerto de Toluca. El trazo tiene origen en el entronque de la Autopista Chamapa-Lechería con la carretera federal Toluca-Naucalpan, además conectará a Huixquilucan y San Nicolás de Peralta, Lerma, para llegar hasta el Boulevard Aeropuerto de Toluca. Esta vialidad quedará conectada con el Libramiento Nororiente de Toluca que comunica con el Estado de Michoacán. En el otro extremo le da acceso a los Estados de Querétaro e Hidalgo.

La autopista Toluca-Naucalpan es una concesión otorgada por la Secretaría de Comunicaciones del Estado de México para la construcción, explotación, operación, administración, conservación y mantenimiento de dicha carretera en un plazo de 30 años. La concesión fue otorgada a Autopistas de Vanguardia (Autovan), propiedad de Juan Armando Hinojosa Cantú.

Según datos oficiales, la construcción de la autopista destruirá directamente 600 mil metros cuadrados del Bosque Otomí-Mexica, también conocido como Gran Bosque de Agua, principal pulmón y afluente de oxígeno y de agua para los valles de México y Toluca. El proyecto inició en el sexenio de Enrique Peña Nieto, entonces gobernador del Estado de México, quien en 2006 declaró como área natural protegida este bosque en la categoría de “Santuario del Agua”.

La autopista planea pasar entre las Ciénegas de Chignahuapan y Chimaliapan, dos lagunas pertenecientes a las Ciénegas de Lerma, área natural protegida de forma estatal, federal e internacional, cortando el paso tanto de agua, como de cientos de aves que transitan diariamente entre una laguna y otra. La construcción de la autopista contempla además la expropiación de 100 metros a cada costado de la carretera para la construcción de gasolineras, hoteles, restaurantes y en general la urbanización.

Considerado como un lugar sagrado por los pueblos indígenas ñañhú, ñuhú, mazahua y otomí, la zona que ocupará la carretera cuenta con una edad geológica de 2 millones de años. Las principales comunidades indígenas afectadas por el proyecto carretero son San Lorenzo Huitzizilapan, San Francisco Xochicuautla y Santa Cruz Ayotuxco.

Con información de:

Espejo 6
http://www.regeneracionradio.org/index.php/ecologia/item/4250-bosque-otomi-mexica-la-oposicion-a-la-carretera-toluca-naucalpan
http://www.animalpolitico.com/2014/03/indigenas-de-todo-el-pais-van-al-edomex-para-defender-el-bosque-otomi-mexica
http://clon.uam.mx/spip.php?article1729
http://www.banobras.gob.mx/centrodeinformacion/Comunicados/Paginas/Otorgan-Banobras-y-Fonadin-recursos-para-Autopista-Toluca-Naucalpan.aspx