ENCUENTRO DE REDES DE RESISTENCIA Y REBELDÍA
Y 25 ANIVERSARIO EZLN
FESTIVAL DE CINE
PUY TA CUXLEJALTIC

A la Semarnat, una funcionaria acusada de amañar consultas

POR ARTURO RODRÍGUEZ GARCÍA / Proceso

Los indígenas y defensores de los derechos humanos que se oponen a megaproyectos energéticos recibieron como una pésima noticia el nombramiento de Katya Puga como subsecretaria de la Semarnat en el gobierno de López Obrador. La acusan de realizar consultas amañadas para abrirle camino a varias obras del gobierno anterior que afectaban el territorio y el medio ambiente en estados como Puebla, Oaxaca y Sonora. Según los activistas, antes de que esos proyectos fueran suspendidos mediante amparos, las maniobras de la funcionaria causaron conflictos entre los pobladores y represión contra los líderes opositores.

CIUDAD DE MÉXICO (Proceso).- El pasado 7 de diciembre Josefa González Blanco Ortiz Mena, secretaria de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), nombró subsecretaria de Planeación y Política Ambiental a Katya Puga Cornejo, quien como funcionaria de la Secretaría de Energía del sexenio pasado fue señalada por pueblos y comunidades indígenas de simular consultas para autorizar megaproyectos energéticos.

La subsecretaria se encargará del aspecto ambiental de proyectos emblemáticos de la actual administración, como el Tren Maya, el sistema aeroportuario de Santa Lucía-Ciudad de México-Toluca y la refinería en Paraíso, Tabasco.

En este último caso, la Agencia de Seguridad, Energía y Ambiente (ASEA) emitió el viernes 14 una orden de suspensión al desmonte de 230 hectáreas en Dos Bocas, por no contar con permisos de impacto ambiental ni de cambio de uso de suelo.

El desmonte inició el 8 de septiembre y a finales de noviembre, aún en el periodo de transición, la actual titular de la Secretaría de Energía (Sener), Rocío Nahle, sostuvo que los terrenos eran de Pemex y contaban con los permisos necesarios para construir la refinería, cuyas obras puso en marcha el presidente López Obrador el pasado domingo 9.

Las consultas han sido un tema recurrente de López Obrador. Como presidente electo justificó, en una consulta sin controles, la decisión de cancelar el proyecto aeroportuario en Texcoco; sometió a una “consulta” proyectos del arranque de su gobierno como el Tren Maya y la refinería de Dos Bocas, e incluso ofreció realizar otra para decidir si se debe o no perseguir delitos cometidos por funcionarios de administraciones pasadas.

Los rastros de Puga

En el Valle del Yaqui igual que en el Istmo de Tehuantepec, en la Sierra Negra de Puebla y en la Tarahumara, Katya Puga ha dejado la huella de los amparos que han promovido, y en algunos casos ganado, las comunidades en contra de consultas amañadas, lo que detuvo diferentes obras del sexenio de Peña Nieto.

De acuerdo al portal Declaranet, Puga Cornejo es politóloga por el Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey. Ocupó diferentes cargos en los gobiernos de Vicente Fox y de Felipe Calderón, en áreas de participación ciudadana de la Secretaría de Salud. De 2011 a 2013 laboró en el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo, donde incursionó como “consultora sobre derechos indígenas”.

Fue en 2013 cuando se incorporó a la Sener, primero como directora de Vinculación Social en la subsecretaría de Electricidad y después, con una dirección general indeterminada, en la subsecretaría de Hidrocarburos bajo el mando directo del entonces secretario Pedro Joaquín Coldwell.

En estas últimas posiciones Puga Cornejo fue acusada por representantes de pueblos, consultados por Proceso, de sembrar discordia y fragmentar las comunidades, simular procedimientos y hacerse acompañar de personal que intimidó a opositores a los megaproyectos.

El vocero de la comunidad yaqui Mario Luna, quien fue preso político, advierte: “Hoy (Puga Cornejo) queda al frente de Semarnat y no podemos esperar cosas buenas. Hay un conflicto latente sobre el Acueducto Independencia, y con esta persona creemos que no va a cambiar para nada y se van a seguir complicando las cosas”.

El más reciente informe de conflictividad (julio de 2018) de la Comisión para el Diálogo con los Pueblos Indígenas de México (CDPIM), dependiente de la secretaría de Gobernación, documenta entre otros casos el de obras de infraestructura de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) como el Gasoducto de Agua Prieta; el recién cancelado gasoducto de Transcanadá en Puebla; el campo Eólica del Sur, en el Istmo de Tehuantepec, y el Gasoducto Topolobampo, que atravesaba la Sierra Tarahumara.

https://www.proceso.com.mx/564068/a-la-semarnat-una-funcionaria-acusada-de-amanar-consultas