PRIMER ENCUENTRO INTERNACIONAL
DE MUJERES QUE LUCHAN

El Comité de Tortura de la ONU instó a México liberar a cuatro víctimas de tortura presos en Tepic

Antonio Heras, Tijuana, B.C.

El Comité contra la Tortura de las Naciones Unidas instó a México a liberar a cuatro hombres que fueron torturados por militares durante su detención en Playas de Rosarito el 16 de junio de 2009 y arraigo en instalaciones militares de Tijuana.

Las víctimas de tortura son los hermanos Rodrigo y Ramiro Ramírez Martínez, Orlando Santaolaya Villarreal y Ramiro López Vásquez, a quienes los militares torturaron para que confesaran ser integrantes de una célula del crimen organizado. Desde el 31 de julio de ese año están presos en el Centro Federal de Reinserción Social de Tepic, Nayarit.

Este caso lo presentaron en marzo de 2012 cuatro organizaciones sociales, entre ellos la Comisión Mexicana de Defensa y Promoción de Derechos Humanos, ante el Comité contra la Tortura de la ONU que resolvió solicitar al gobierno mexicano una investigación exhaustiva y efectiva sobre los hechos de tortura, el proceso penal de los militares, la puesta en libertad de las víctimas y la reparación de daños.

El gobierno mexicano tiene un plazo de 90 días, el cual concluye en noviembre de 2015, para informar sobre las medidas que adoptó sobre la resolución del Comité contra la Tortura del dictamen de la comunicación 500/2012 del 4 de agosto.

Sin orden de aprehensión, la mañana del 16 de junio de 2009, soldados adscritos a la Segunda Región Militar aprehendieron a tres de ellos en la colonia Carlos Salinas de Gortari de Playas de Rosarito y al cuarto en la carretera a Tijuana por el supuesto delito de secuestro y los trasladaron a dos casas donde les aplicaron descargas eléctricas, colocaron bolsas de plástico en la cabeza y les pusieron una pistola en la cabeza para que se incriminaran del secuestro de un hombre al que supuestamente le amputaron un dedo.

Después fueron llevados al Cuartel Morelos y a las instalaciones del Aguaje de la Tuna en Tijuana donde permanecieron bajo arraigo durante 40 días, incomunicados, amordazados y maniatados en una jaula durante las noches.

Al ser presentados ante los medios de comunicación como responsables de los delitos de secuestro y portación de armas de fuego, las autoridades militares dijeron que les incautaron 17 rifles AK-47 y AR-15, tres pistolas 9 milímetros, 278 cargadores, 14 mil 662 tiros, 27 chalecos antibalas y 14 cascos “kevlar”, además de dos esclavas de oro, 271 dólares, una camioneta Land Rover, un pick up Ford y un automóvil Mitsubishi.

La Segunda Zona Militar dio a conocer que se montó el operativo a partir de una denuncia anónima sobre un hombre de 67 años de edad que se encontraba privado ilegalmente de su libertad en una casa de seguridad en Playas de Rosarito. La versión castrense señaló en su momento que los detenidos eran integrantes del grupo delictivo de Ángel Jácome Gamboa, “El Kaibil”, operador de “El Teo” en Rosarito y Tijuana.

linderonorte.wordpress.com/2015/10/09/el-comite-de-tortura-de-la-onu-insto-a-mexico-liberar-a-cuatro-victimas-de-tortura-presos-en-tepic/