CONVERSATORIO
"MIRADAS, ESCUCHAS, PALABRAS: ¿PROHIBIDO PENSAR?"”

Detienen construcción de ramal de gasoducto

Rosalía Maldonado

Atotonilco de Tula, Hidalgo.- Una vez más, en demanda de que la filial mexicana de Grupo ATCO México, quien ganó el contrato de licitación de la obra del gasoducto Ramal Tula para la Central Termoeléctrica Francisco Pérez Ríos, les construya algunas obras de mitigación por las afectaciones, pobladores de la Tercera Sección de Conejos interrumpieron los trabajos.

Con la construcción del Ramal Tula, la Termoeléctrica Francisco Pérez Ríos y la Central de Ciclo Combinado Tula se conectarán con el gasoducto Zempoala-Santa Ana que opera Pemex, pues adquirirán gas natural para optimizar la generación eléctrica.

Tendrá un diámetro de 30 pulgadas y una longitud de 17 kilómetros en un trazo que pasa por los municipios de Tula de Allende, Atitalaquia, pero mayoritariamente atraviesa el municipio de Atotonilco de Tula, desde la comunidad de Zacamulpa hasta Conejos.

La capacidad de este ramal será de 505 millones de pies cúbicos diarios y su construcción costará 66 millones de dólares, según informó la empresa productiva del estado.

La obra inició en febrero de 2015 y se dijo que junto con la reconversión a gas natural de las centrales de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) se crearían tres mil empleos.

En agosto de 2015 ejidatarios de Zacamulpa, municipio de Atotonilco, retuvieron maquinaria propiedad de la empresa ICA FLUOR, por daños que hizo a una plancha de concreto y malla ciclónica de varios terrenos, y trabajadores de la empresa Incoleg, a la que subcontrataron en un principio para ejecutar los trabajos.

Esa ocasión se manifestaron igualmente ejidatarios de cuatro núcleos agrarios, exigiendo se hicieran obras de mitigación y se diera trabajo a los locales.

Y encabezados por la delegada Lorena Ángeles Tovar, los colonos no permitieron a los trabajadores de Cocomex, la empresa subcontratada para ejecutar actualmente la obra, ingresar al área de trabajo.

Entre sus exigencias se encuentra la terminación del auditorio municipal, la pavimentación de calles, la construcción de espacios deportivos y la construcción de una Cocina Comunitaria, además de que exigen se les dé trabajo a los colonos, como fue el compromiso del gobierno y de la empresa canadiense..

El 20 de este mes los pobladores se manifestaron en el área de trabajo, en espera de poder dialogar con los representantes de ATCO y de la constructora Cocomex, pero jamás se presentaron, por ello ahora hicieron lo necesario para impedir, desde temprana hora, las labores de los empleados, advirtiendo que no se van a retirar del lugar hasta que no les hagan las obras.

Extraoficialmente, se conoció que la empresa ATCO considera que la exigencia de los colonos está fuera de su alcance, porque ejecutar los trabajos que se exigen es muy costoso y ante la presión de los ciudadanos, hace una semana representantes acudieron a la alcaldía, esperando encontrar apoyo para poder terminar el gasoducto.

En ambos casos el gobierno municipal se ha mantenido expectante.

ATCO y su socio Grupo Hermes, S.A. de C.V., fueron seleccionados por la filial de Pemex, PMX Cogeneración S.A. P.I. de C.V., también en 2014 a fin de comenzar con el desarrollo del proyecto y el proceso de aprobación para una central de cogeneración eléctrica de gas natural en la Refinería Miguel Hidalgo.

www.oem.com.mx/elsoldehidalgo/notas/n4064698.htm