CONVERSATORIO
"MIRADAS, ESCUCHAS, PALABRAS: ¿PROHIBIDO PENSAR?"”

Marchan padres de los 43 normalistas en Atenco

María Ramírez

Con la exigencia de que se reabra la investigación, se rediseñe la búsqueda y el gobierno federal acate las recomendaciones de expertos internacionales, padres de los 43 normalistas desaparecidos de Ayotzinapa marcharon hoy por las calles de San Salvador Atenco, donde dirigentes y militantes del Frente de Pueblo en Defensa de la Tierra (FPDT) los recibieron y les refrendaron su apoyo para que se esclarezca y se haga justicia en este caso.

“No nos vamos a cansar, aquí estamos y vamos a seguir”, dijeron varios progenitores de los estudiantes de la Normal Isidro Burgos durante un mitin celebrado frente a la alcaldía de San Salvador Atenco, donde estuvieron acompañados por Ignacio del Valle Medina, líder del FPDF y representantes de los magisterios del Estado de México y Michoacán.

Desde las 11:00 horas, el contingente partió del domicilio del dirigente atenquense y se enfiló al palacio municipal, de donde posteriormente se hizo una marcha por las calles de los poblados de San Francisco Acuexcomac, Nexquipayac y Santa Isabel Ixtapa.

Vidulfo Rosales Sierra, representante legal de los padres de los normalistas y quien participó en la marcha, que forma parte de la Caravana que realiza este movimiento por diversos puntos del país, comentó que es difícil que el gobierno federal cumpla con los 10 puntos expuestos por los afectados, y que en estos momentos la exigencia es que se reabra la investigación.

“Se debe consolidar la investigación, que presenta una serie de irregularidades y lagunas, y pese a que hay 110 detenidos y 180 tomos, este caudal no resulta suficiente para ofrecer verdad ni justicia a los padres”, dijo el abogado.

Agregó que es preciso abrir líneas adicionales pues quedaron pendientes una serie de peritajes “y aunque la autoridad dice que el caso no se ha cerrado, en los hechos sí, con el corte de Jesús Murillo, ex procurador”.

“Las diligencias deben reabrirse porque la línea del basurero de Cocula, por ejemplo, donde supuestamente fueron incinerados, está agotada, no ofrece nada más”.

Rosales Sierra mencionó que sumado a ello, se tiene que rediseñar la búsqueda de los estudiantes “porque quedó a la mitad; hay muchos lugares todavía por buscar, los padres los tienen anotados, pero la Gendarmería se ha venido ocupando de sofocar movimientos sociales nada más”.

Por último, dijo las autoridades deben acatar las recomendaciones que emitan los expertos de la Comisión Interamericana de Derechos humanos y de los peritos argentinos, siendo otras de las exigencias de los padres para poder avanzar en el asunto.

Por su lado, Felipe de la Cruz, vocero del movimiento, sostuvo que el gobierno deberá de abrir los cuarteles para ver que sus hijos no estén privados de su libertar en estos espacios, y dijo que como padres esperan encontrar con vida a sus hijos.

La comitiva de los padres de los normalistas desaparecidos llegó por segunda vez a este municipio, para exponer que continuarán la lucha para lograr encontrar a sus hijos vivos, además de que se recorre el país en dos grupos para dar a conocer su situación.
www.hoyestado.com/2015/08/marchan-padres-de-los-43-normalistas-en-atenco/