CONVERSATORIO
"MIRADAS, ESCUCHAS, PALABRAS: ¿PROHIBIDO PENSAR?"”

El fuego de la resistencia arde en San Francisco Magú: no es desarrollo, es despojo

Por: Adrián Alvarado

(27 de Abril, 2015).- La comunidad de San Francisco Magú está ubicada en el municipio de Nicolás Romero, en la zona Norponiente del Estado de México, la explotación del agua es comunitaria, por usos y costumbres, comunidad histórica con raíces otomíes. La forma de explotación del agua afecta los intereses de las empresas privadas, particularmente las empresas inmobiliarias, las cuales, en contubernio con el gobierno estatal y municipal, pretende arrebatarles el agua y sus bosques, para imponer un proyecto inmobiliario que no beneficia a la comunidad.

Este fin de semana fue sede de uno de los cuatro foros que se desarrollaron en el Estado de México, con la finalidad de que diversas comunidades en resistencia ante los despojos de las empresas privadas. Son diversas las comunidades en el Estado de México con esta problemática: San Francisco Magú y Cahuacán en Nicolás Romero; Coyotepec; San Francisco Xochicuautla en Lerma; San Salvador Atenco, Apaxco. En la lucha se han identificado, han confluido y pretender accionar de manera conjunta con asociaciones que resisten ante las altas tarifas eléctricas en Ciudad Nezahualcóyotl, con el magisterio democrático de diversos municipios y agrupaciones estudiantiles solidarias con sus luchas.

El primer paso para construir una alternativa fue el realizar cuatro foros en el Estado de México, los cuales contaron con cientos de asistentes en algunos casos, se reconocieron, discutieron sus problemáticas y propusieron alternativas y acciones conjuntas para luchar contra los despojos.

Pasadas las diez de la mañana, el foro dio inicio en San Francisco Magú, la bienvenida corrió a cargo de sus propios habitantes, quienes en otomí agradecieron la asistencia a los participantes y la solidaridad de diversos sectores a la lucha de su comunidad.

El pueblo otomí se concentra en el centro del país, suman más de medio millón de personas a nivel nacional, muchos de ellos se concentran en el Valle de México, en comunidades como San Francisco Magú, quienes pretenden mantener vivas sus tradiciones, sus usos y sus costumbres.

Al foro acudieron representantes de diversas luchas a nivel estatal, hablaron los integrantes del Centro de Derechos Humanos Zeferino Ladrillero, quienes explicaron la situación actual de los derechos humanos en el Estado de México, haciendo un rápido pero preciso repaso sobre las condiciones de pobreza, marginación de la población mexiquense, no olvidaron mencionar por ejemplo que el Estado de México es la entidad con mayor índice de feminicidios en todo el país.

Representantes de la comunidad de Cahuacán, del mismo municipio que San Francisco Magú, a pesar de su juventud narraron su lucha contra un consorcio inmobiliario que les pretende arrebatar y despojar de sus tierras y sus bosques. Al igual los representantes de Apaxco que mantienen una lucha contra las empresas inmobiliarias que pretenden despojarlos de sus tierras ejidales y contra un tiradero privado tóxico.

En ese momento el Foro sintetizó el sentimiento de los ahí reunidos, las palabras de los ponentes conectaron con los oyentes:

El desarrollo como pretexto del despojo, eso no es desarrollo, eso se llama despojo. Lo que ellos llaman modernidad solo beneficia a unos cuantos y despojan a los pueblos y comunidades de sus tierras y sus recursos naturales.

El auditorio correspondió al discurso con sonados aplausos y gestos de aprobación.

Asistieron habitantes de Cuautitlán Izcalli y defensores de los derechos humanos de los policías.

El foro no terminó sin un plan de acción, “el fuego de la resistencia, apenas se enciende”. El 3 de Mayo se reunirán nuevamente en San Salvador Atenco, para recorrer el Estado de México y el 15 de Mayo marcharan a la ciudad de Toluca, para que todas las luchas confluyan en una misma acción.

Para que el fuego de la digna resistencia hermane al Estado de México.

revoluciontrespuntocero.si/el-fuego-de-la-resistencia-arde-en-san-francisco-magu-no-es-desarrollo-es-despojo/