CONVERSATORIO
"MIRADAS, ESCUCHAS, PALABRAS: ¿PROHIBIDO PENSAR?"”

#AlertaCahuacán, el ejido más grande de México en despojo (parte 2)

Gabriel Kurosaki

Nicolás Romero, México.- Cahuacán es una región vasta de bosques, ejidos y manantiales de agua dulce, tentada por varias corporaciones o consorcios privados, hasta del propio gobierno estatal y federal que busca por medio de intermediarios o de ejidatarios que se vendan al mejor postor, y poder obtener esas tierras para sus megaproyectos.

En la anterior nota se describió la ubicación, la breve historia de la región y el conflicto que generó el despojo de tierras por unos documentos del Tribunal Agrario que no eran legítimos.

Hablando de sus manantiales, emanan varios pozos, ríos y arroyos en varios puntos del Bosque sagrado Otomí-Mexica. Que dotan parte del ejido y de la comunidad de Cahuacán, tanto para su uso personal como para sus cosechas.

Se dan varias especies como el conejo, la ardilla voladora, la primavera (un ave que migra desde Canadá), especies de reptiles, entre otros. También florecen los hongos, que son comestibles o son silvestres que pueden llegar a ser venenosos. El musgo que se usa para el nacimiento de Navidad, y también la paja de los árboles que se usan en venta para el mercado de las flores en Xochimilco, D.F.

Pero desafortunadamente el problema actual dentro de sus bosques y sus predios es la tala clandestina.

El problema de la tala clandestina.

Similar a lo que ocurrió en el poblado purépecha de Cherán, en Michoacán, el ejido de Cahuacán no es ajeno al problema de la llamada tala clandestina. Ha ocasionado hasta el momento la pérdida de aproximadamente unos 200 árboles en casi 100 hectáreas.

El bosque donde se encuentra el ejido, es extenso, se dan varios tipos de árboles como el Oyamel, el Pino y el Ocote, que son talados de forma desmedida para obtenerlo sin ningún costo o permiso para los aserraderos y venderlo caro a otras empresas madereras, como dijo uno de sus ejidatarios en entrevista a 5oyMéxico.org:

Árboles que datan más de 1oo años, aseguró, son talados en trozos pequeños, ya que su volumen enorme impide que se lo lleven todo.

El problema de la seguridad en sus bosques ha generado mucha tensión en algunos puntos importantes, como en los parajes de La Pilita, Bonianshi, Ojo de Venado y Laguna Seca son los más afectados por la tala. Se escuchan las motosierras al momento de adentrarse al bosque.

Los comuneros denunciaron a Probosque las acciones desmedidas de los talamontes, al ir acabando con su patrimonio y su lugar sagrado. Fueron un día 2 de julio del 2013, representantes de la “institución” a dar un recorrido, ponían letreros de “Prohibido Talar”, lo contrario a algunos avisos que tenían faltas ortográficas. Además cercaron algunas zonas donde “supuestamente se tala más”, pero ni con eso han podido parar las talas continuas, debido a que los talamontes se adentran en lo más profundo del bosque.

El bosque fue inaugurado y “protegido” por el gobierno estatal de Enrique Peña Nieto en el 2008, llamándolo “Parque Bicentenario”, que de hecho tampoco sirvió. Haciendo de oídos sordos el actual gobierno mexiquense de Eruviel Ávila, y ni que decir del actual presidente municipal de Nicolás Romero, Martín Sobreyra Peña.

El proyecto de la autopista Atizapán-Atlacomulco

Las casi 5000 hectáreas que se ven a lo lejos del centro del pueblo de Cahuacán, agregando su bosque, son las más extensas de todo el país, siendo el primer ejido y el más grande de México. Los consorcios inmobiliarios privados que buscan diseñar las casas de tipo americano, codician sus terrenos, hasta realizar mallas ciclónicas de casi 800 hectáreas. Sin embargo, existen otros concesionarios que buscan conectar este megaproyecto de zona residencial, como la empresa OHL, con una nueva autopista proveniente del municipio de Atizapán de Zaragoza hasta el municipio de Atlacomulco, de donde es originario el actual presidente de México, Enrique Peña Nieto.

La empresa de origen español, OHL, buscó la licitación durante el gobierno de Felipe Calderón, por medio de las influencias de Peña Nieto siendo gobernador mexiquense durante el año 2011. En ese mismo año, la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) realizó un ‘concurso de licitación’ para darle el banderazo a la construcción de varias autopistas privadas y libramientos, junto con ellas estaba este proyecto.

Lograron ganar la licitación, dando un valor aproximado de la inversión, según una gráfica publicada por el periódico El Financiero y como fuente la STC, de alrededor de 9 mil 350 millones de pesos.

El banderazo se comtemplaba para el mes de diciembre del 2014, ya lograda liberada la vía, pero se encontraron con el inconveniente, según en declaraciones del mes de Febrero del 2015, al mismo periódico, OHL México, de que habría retrasos en el proyecto, y dijo:

Nos gustaría ir más rápido pero el gobierno está revisando algunas porciones del camino y no ha terminado de liberar el derecho de vía, explicó Sergio Hidalgo su director general.

En realidad lo que estaba pasando es que los ejidatarios de Cahuacán, entre otras regiones de la zona, estaban en desacuerdo con el proyecto y defendiendo sus terrenos, ya que serían desplazados. El comisariado ejidal, Julio García González buscó llegar a acuerdos con los ejidatarios, las respuestas no fueron favorables para él, para la concesionaria, que lo buscó para que insistiera en ‘presionar’ a los ejidatarios y poner en venta sus tierras, aseguró uno de los ejidatarios que no quiso mencionar su nombre a través de las cámaras de 5oyMéxico.org. Además de la presión del gobierno estatal de Eruviel Ávila a través del municipio de Villa Nicolás Romero.

Las presiones no cedieron, e hicieron dividir en una porción al pueblo ejidatario de Cahuacán, pidiendo a través del comisariado ejidal que ‘dejaran entrar el progreso’, cediendo algunos de sus terrenos a cambio de una jugosa cantidad de dinero no especificada, pero la mayoría de sus ejidatarios no están de acuerdo con esa frase, debido a que muchas familias quedarían sin hogar y sin patrimonio, como lo son sus cosechas, además habría intranquilidad y falta de agua de sus manantiales, por lo cual no han cedido.

Agregó el ejidatario, que quisieron mover el trazo porque la autopista tocaba a la iglesia del Barrio de Guadalupe, y la hicieron hacía atrás, aún afectando a muchas familias. Varios pobladores, que desean vender sus terrenos a través del comisario ejidal González García, pidieron una salida de la autopista al pueblo, lo cual implicaría todo un caos e inseguridad al atraer a la delincuencia.

Esta autopista no solo afectará a Cahuacán, sino también a otras comunidades como San Jerónimo, Villa del Carbón en Nicolás Romero, y a San Bartolo Morelos en Atlacomulco. Haciendo un llamado a poner #AlertaCahuacán a través de las redes sociales, organizaciones no lucrativas y colectivos.

Al final, se le preguntó de qué otra manera se les puede apoyar en su problema de despojo por parte del mal gobierno, tanto estatal como federal, y nos dejó un mensaje para todos los usuarios, usuarias y usuarioas.

5oymexico.org/?p=8564