Jornadas “SAMIR SOMOS
TODAS Y TODOS”
COMBO POR LA VIDA: DICIEMBRE
DE RESISTENCIA Y REBELDÍA

Preocupa falta de sanciones por los abusos policiales (Yucatán)


Iván Canul / Diario de Yucatán
Piden protocolo contra tortura

“Una de las preocupaciones en Yucatán es la persistencia de la tortura”, señaló Martha Capetillo Pasos, integrante de Equipo Indignación, al opinar sobre el caso del joven de Xkanchakán que presuntamente murió a manos de policías municipales de Tecoh.

Como informamos, José Luis Cauich Yérvez, de 27 años de edad, falleció en la cama de una camioneta policíaca a los 30 minutos de haber sido detenido.

De acuerdo con el dictamen médico, la caus ade muerte fue asfixia por oclusión de vías aéreas (broncoaspiración). Se imputó a cuatro agentes “por su probable participación en el delito de homicidio calificado”, según a dio a conocer la Fiscalía General.

Familiares del fallecido señalaron que cuando les entregaron el cuerpo éste presentaba lesiones que no tenía al momento de su detención, y aseguraron que José Luis fue golpeado y torturado por los agentes.

En entrevista con el Diario, Martha Capetillo indicó que la tortura es muy difícil de comprobar porque ocurre de manera oculta. Además, hay redes de complicidad que se tejen entre las autoridades y los jefes policíacos.

En Indignación, añadió, se ha insistido porque cualquier muerte bajo custodia policial tiene que seguir un protocolo que descarte la tortura.

“De entrada, cualquier muerte bajo custodia policial implica una responsabilidad de quienes estuvieron a su cuidado. En el momento en que una persona es detenida, el Estado responde por la vida de esa persona”, dijo.

Sin embargo, lamentó que en Yucatán haya una insistente impunidad, pues “cada vez que una persona muere en alguna de las cárceles, ya sea municipal, estatal o federal, el caso queda absolutamente impune”.

Tras hacer un recuento de casos, entre ellos uno sucedido en Tekax hace 10 años, la integrante de Indignación cuestionó que no solo no se investigue la tortura, sino que la responsabilidad del custodio, del policía o del médico quede sin castigo.

“Con frecuencia se escucha que algún detenido murió en la cárcel, inmediatamente (las autoridades) dicen que fue suicidio y piensan que con eso se liberan de una responsabilidad, y no es así”, replicó.

Equipo Indignación, informó, ha solicitado en distintas administraciones la creación de un protocolo al respecto, que sistemáticamente ha sido negado.

En el caso particular de Tecoh, en el que ya están imputados los cuatros agentes que intervinieron, la activista señala que aparentemente hay la intención de ya no tolerar, “pero más bien parece que en este caso no pudieron ocultarlo porque hubo testigos o por las condiciones como se dieron, pensaron una versión diferente que luego ya no pudieron sostener”.

La activista señaló que el gobernador es responsable de hacer todas las acciones necesarias para erradicar la tortura en Yucatán y detectarla oportunamente.

“No puede ser que tolere la tortura y se normalice, que se hable tan ingenuamente que se les pasó la mano. ¿Cómo que se les pasó la mano? ¿Qué piensan que se le puede hacer a una persona cuando se le detiene?”

“En este caso que hay cuatro personas presentadas ante la autoridad y puede sentar un precedente; es decir, la Fiscalía podría usar este caso para hacer todo lo que no ha hecho en años. Normalmente lo que hace es negarlo, porque no hay testigos”.— Iván Canul Ek
Detenidos Abusos

La integrante de Indignación cuestionó la impunidad en casos de tortura en Yucatán.

“Infartos”

Al señalar que pareciera que en Yucatán hay una epidemia de personas que mueren de infartos cuando son detenidas, Martha Capetillo Pasos lamentó que no exista un protocolo para estos casos y que los agentes involucrados únicamente se les separe de su cargo o se les cambie de lugar.

https://www.yucatan.com.mx/merida/preocupa-falta-de-sanciones-por-los-abusos-policiales