Jornadas “SAMIR SOMOS
TODAS Y TODOS”
COMBO POR LA VIDA: DICIEMBRE
DE RESISTENCIA Y REBELDÍA

Dislocada en la Barranca de Chamilpa, en Cuernavaca Morelos. Jornadas “Samir Somos Todas y Todos”

 

“Samir Flores”. “Barranca de Chamilpa, Cuernavaca, Morelos. Foto: Colectivo Grieta.

Colectivo Grieta, 20 de febrero de 2020.

En el marco de las Jornadas en Defensa del Territorio y la Madre Tierra “Samir Somos Todas y Todos”, el jueves 20 de febrero de 2020 se llevaron a cabo acciones dislocadas por todo el territorio nacional y en varios países del mundo. En Cuernavaca Morelos, varios colectivos se dieron cita en la barranca de Chamilpa para limpiarla, hacer muralismo colectivo, teatro guiñol para niños, y hacer música: rap, cumbia y son jarocho.

Los parranderos de San Pancho

Posted by ColectivA DisruptA on Thursday, February 20, 2020

Los asistentes eran todos jóvenes de distintos lugares, colectivos y organizaciones: punks, ecologistas y activistas socioambientales. Llegaron compañeras y compañeros de “Colectiva Disrupta”, “Toru’s”, “CuernAmbiental”, “Colectivo Ecointegrales”, “Colectivo Cultivarte” y algunos individuos.
La idea de esta acción dislocada nació de la asistencia de algunos de estos jóvenes al FORO EN DEFENSA DEL TERRITORIO Y LA MADRE TIERRA que se organizó en el nuevo Caracol Jacinto Canek (CIDECI) en San Critóbal de las Casas en diciembre del año pasado. Unos compañeros cuentan que entre varios se juntaron y se preguntaron “¿qué podemos hacer con lo de Samir?”. Después de pensarlo se les ocurrió que en lugar de hacer una marcha o un mitin, podían hacer algo práctico, que defendiera un territorio, que visibilizara una problemática. Por eso decidieron recuperar un espacio urbano, de mucha riqueza ambiental, pero profundamente degradado.

Barranca de Chamilpa, Cuernavaca, Morelos. Foto: Colectivo Grieta.

Barranca de Chamilpa, Cuernavaca, Morelos. Foto: Colectivo Grieta.

En el tríptico que estaban repartiendo a las personas que pasaban por ahí, se explica que las barrancas son un medio de equilibrio climático para la ciudad: el viento que corre por ellas ayuda a regular la temperatura de Cuernavaca. Además, afirman, las barrancas proporcionan equilibrio ecológico, ayudan a regular el flujo de lluvias y recargan los mantos freáticos, tienen una diversidad biológica importante y su vegetación evita la erosión.

Barranca de Chamilpa, Cuernavaca, Morelos. Foto: Colectivo Grieta.

Barranca de Chamilpa, Cuernavaca, Morelos. Foto: Colectivo Grieta.

Pero la Barranca de Chamilpa está profundamente contaminada: es un basurero y un foco de infecciones, además, dicen, es un lugar en donde llega el “escuadrón de la muerte” a beber y drogarse hasta morir. Nos dijeron: “Es banda a la que no le importa la vida”. La idea de la acción no sólo es limpiar la barranca, dicen, sino recuperarla: reapropiarse de ella politizándola, haciendo de ella un espacio para construir comunidad y consciencia social.

La dislocada en la barranca de Chamilpa duró todo el día: desde las 9 de la mañana hasta las 6 de la tarde. En la mañana se organizan brigadas de limpieza y clasificación de basura. Separan PET, plástico, unicel, latas, papel y cartón. Se organizan brigadas para hablar con los vecinos, contarles de qué se trata la acción, invitarlos a participar.

Brigada de limpieza en la Barranca de Chamilpa, Cuernavaca, Morelos. Foto: Colectivo Grieta.

Clasificación de basura en la Barranca de Chamilpa, Cuernavaca, Morelos. Foto: Colectivo Grieta.

Los compañeros explican cómo a menos de una cuadra de donde se están haciendo los trabajos de la dislocada hay unas oficinas de la SEMARNAT y no hacen absolutamente nada por proteger, conservar o rehabilitar el lugar. No les interesa. Al cabo de un rato de trabajo, se acercó un señor. Dijo que era pastor cristiano, que ellos le entraban pero que estaría bueno conseguir apoyo de SEMARNAT, que está ahí cerca. Le contestaron muy amablemente: “No, es que más bien quiere trabajo con la comunidad.” Y ya luego entre ellos se comentaron: “Es que tenemos que sacar esa idea paternalista de que te tienen que hacer la chamba los otros. Nadie va a hacer la chamba por ti. Hay que organizarnos.”
Y alguien más dijo: “¡Somos punk!”

“Apaga la tele; enciende tu mente”. Barranca de Chamilpa, Cuernavaca, Morelos. Foto: Colectivo Grieta.

Sacaron muchas bolsas de basura y empezaron a pegar carteles para promover conciencia y limpieza de la zona. Después de la limpieza pintaron paredes e hicieron esténciles con la imagen de Samir Flores.
Ellos piensan mantener la chamba de la dislocada de forma más duradera. Tienen ya convocado a seguir con los trabajos el 20 de febrero y el 7 de marzo.

Foto: FB ColectivA DisruptA