ENCUENTRO DE REDES DE RESISTENCIA Y REBELDÍA
Y 25 ANIVERSARIO EZLN
FESTIVAL DE CINE
PUY TA CUXLEJALTIC

Denuncian tala ilegal de manglares para refinería de Tabasco

El Universal.

El Centro Mexicano de Derecho Ambiental (CEMDA) promoverá demandas penales ante la Procuraduría General de la República (PGR), por la devastación de manglares en un predio de más de 566 hectáreas en el municipio Paraíso, Tabasco, en donde el gobierno federal pretende edificar la refinería Dos Bocas, uno de los proyectos emblemáticos del presidente Andrés Manuel López Obrador.

También se denunciarán ante la Secretaría de la Función Pública (SFP), las omisiones y responsabilidades en las que pudieron haber incurrido servidores públicos, entre ellos de Petróleos Mexicanos (Pemex), informó el presidente de dicha agrupación de abogados ambientales, Gustavo Alanís Ortega.

El 24 de enero pasado la Agencia de Seguridad, Energía y Ambiente (ASEA), anunció que la empresa SCCA -presunta responsable del desmonte de manglares sin autorización de impacto ambiental y sin cambio de uso de suelo en terrenos forestales- fue multada con 13 millones 900 mil pesos.

Además tendrá que aplicar un programa de reforestación del manglar en 82.8 hectáreas del predio y deberá tramitar los permisos que no posee, si pretende proseguir con la obra.

Sin embargo, el delito cometido ahí, también es de carácter penal, indicó Alanís Ortega, por lo cual la agrupación presentará las demandas correspondientes.

“Ahora vamos a ir a la parte penal. No lo vamos a dejar ahí. Vamos a ir a la PGR (Procuraduría General de la República), vamos a presentar las denuncias por comisión de delitos; también vamos a ir a la Función Pública, por las responsabilidades de los servidores públicos de Petróleos Mexicanos, porque el terreno es de Pemex.

“La pregunta aquí es ¿quién dejó entrar? ¿Quién le dio las llaves a la empresa para que entraran y talaran? Alguien tiene una responsabilidad aquí y tiene que hacerle frente”, subrayó.

Desmonte de selva y manglares sin permisos

El 16 de noviembre de 2018, el CEMDA presentó una denuncia ante la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) y ante la ASEA, en contra de quien resultase responsable por violentar el Procedimiento de Evaluación del Impacto Ambiental (PEIA), instaurado en la Ley General del Equilibrio Ecológico y Protección al Ambiente (LGEEPA), al desmontar manglares y selva sin autorización de impacto ambiental y cambio de uso del suelo en terrenos forestales.

La Profepa es competente, al preverse la comisión de un delito ambiental; la ASEA también, porque a partir de la Reforma Energética fue creada como un ente regulador exclusivo para el sector de hidrocarburos, por lo cual todo lo que tiene que ver con gas, petróleo y carbón le compete a dicha Agencia.

“La Profepa se declaró incompetente, pero nosotros creemos que sí tiene competencia y es algo que demostraremos próximamente, por el daño ambiental y por el tema de vida silvestre”, indicó.

El 3 de diciembre se ordenó una visita de inspección; el 6, se emplazó al procedimiento administrativo.

Para el 9 de ese mes, López Obrador colocó la primera piedra de lo que pretende será la Refinería Dos Bocas, en el predio devastado ilegalmente.

La obra abarcará 566 hectáreas, propiedad del gobierno federal y es, junto con el Tren Maya, uno de los proyectos presidenciales más importantes del sexenio.

Dos Bocas serían declarada zona de reserva ambiental

El 20 de diciembre el CEMDA presentó las pruebas correspondientes para fundamentar su denuncia, entre ellas, dos estudios y una documental, detalló el también Maestro en Derecho Internacional, con especialidad en Derecho Ambiental.

Uno, en donde el Instituto Mexicano del Petróleo admite que el predio en Paraíso, Tabasco, es el lugar menos apto para construir una refinería. Otro, donde la Comisión Nacional para el Uso y Conocimiento de la Biodiversidad (Conabio), confirma que en el predio había manglar.

La tercer prueba fue un documento interno de Petróleos Mexicanos (Pemex), que revela la pretensión original de la paraestatal por declarar la zona talada como “de reserva ambiental” y preservación ecológica.

“Dos Bocas es un proyecto que es prioritario y emblemático, personalmente para el presidente de la República y tan es así que desde su campaña en busca del voto popular, puso sobre su agenda el construir no sólo esta refinería, sino otra en Campeche y reactivar otras que existen en el país”, dijo Alanís Ortega.

Confirmó Semarnat ausencia de permisos

El nueve de enero, la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), dependencia facultada para expedir la autorización de impacto ambiental y del cambio de uso del suelo para obras, proyectos o actividades que sean sometidas a su evaluación, dio a conocer que el desmonte en Dos Bocas, Paraíso, no estaba autorizado. Semanas después la ASEA lo confirmó y dio a conocer la multa.

“Como CEMDA logramos contar que no contaban con las autorizaciones requeridas, tal y como lo denunciamos; logramos demostrar que la titular de la SENER (Secretaría de Energía), Rocío Nahle, faltó sistemáticamente a la verdad al asegurar que no había manglar, porque dijo que no había selva y sí hay selva y por decir que sí contaban con la autorización de impacto ambiental.

“Cómo un secretario de estado se atreve a salir públicamente a mentirnos. Es inaceptable. Es algo que no puede ser”, reprochó el activista.

Alanís Ortega aclaró que no se trata de frenar el desarrollo de infraestructura, sino de que ésta se dé respetando el marco legal, se hagan bien y se respete el capital ambiental.

“Este proyecto es fundamental para el presidente, pero no sólo éste; estamos hablando del Tren Maya, del Aeropuerto de Santa Lucía, del Tren Transísmico y muchos proyectos que vienen por ahí.

“Entonces si el presidente de la República quiere hacer proyectos, quiere hacer obras, actividades, está perfecto, más que bienvenido, pero la pregunta es ¿lo están haciendo conforme marca la ley?, ¿lo están haciendo con los procedimientos legales? La respuesta es no”, sostuvo, al ubicar como prueba, el caso Dos Bocas.

Al margen de lo legal, subrayó que con la construcción de refinerías, México va en contra de la tendencia internacional sobre la transición energética, que busca depender menos de los combustibles fósiles y más de las energías renovables. “Estamos yendo en sentido contrario”, afirmó.

https://pulsoslp.com.mx/2019/02/03/denuncian-tala-ilegal-de-manglares-para-refineria-de-tabasco/