Jornadas “SAMIR SOMOS
TODAS Y TODOS”
COMBO POR LA VIDA: DICIEMBRE
DE RESISTENCIA Y REBELDÍA

Sangriento inicio de año por feminicidios en Oaxaca

Noticias.

Citlalli Luciana,

El primer mes del 2019 fue uno de los más funestos por violencia extrema contra las mujeres. En total 15 fueron asesinadas, cifra deshonrosamente récord para la entidad ya que duplica el número de asesinatos ocurridos en años pasados durante el mismo periodo.

Constituido en un escenario alarmante, Angélica Ayala Ortiz, integrante del Grupo de Estudios Sobre la Mujer Rosario Castellanos, advirtió que habrá especial seguimiento a la comparecencia ante el Congreso del Estado en la que habrá de presentarse el Fiscal General. Rubén Vasconcelos, para conocer el estado que guardan las investigaciones de feminicidios ocurridos en el estado, ya que la impunidad se ha convertido en aliento para que se continúe asesinado a mujeres.

El fiscal, bajo la lupa

“Las mujeres tenemos el derecho a vivir libres de todas las formas de violencia y las autoridades deben demostrar, con hechos, que tienen la capacidad de ejercer las atribuciones que les han sido conferidas”, dijo.

El informe Muertes Violentas en Oaxaca que realiza el Centro de Documentación del Ges Mujer, indica que en enero 15 mujeres fueron asesinadas, cifra que, si se compara con los últimos dos años, muestra un preocupante crecimiento, pues en 2017 fueron 7 y en 2018 cuatro.

Ayala Ortiz señaló que desde la sociedad civil han demandado a lo largo de los años que la problemática de la violencia hacia las mujeres se atienda considerando las recomendaciones nacionales e internacionales, desde un enfoque de género.

“Administración, tras administración reporta en sus informes anuales las capacitaciones para servidoras y servidores públicos en la comprensión e implementación de las acciones gubernamentales desde este enfoque, sin embargo, los resultados, como se puede constatar, no son contundentes”, sostuvo.

Negligencia oficial

La voluntad política -agregó- debe traducirse también en capacidad técnica-operativa, pues cada feminicidio es el resultado tangible de una cadena que por acciones negligentes o de graves omisiones, colocan a las mujeres en riesgo inminente de perder la vida.

“¿Cuántos feminicidios se pudieron haber evitado si cada instancia encargada de prevenir, de atender y procurar justicia, hubiera atendido las necesidades y las demandas de las mujeres como corresponde? ¿Cuántas hijas e hijos, padres y madres, familias enteras, actualmente enfrentan, además del dolor de su pérdida, las consecuencias de la impunidad por la falta de un sistema eficiente de justicia?”, cuestionó.

Sin nexos familiares

En los 15 casos documentados hemerográficamente por el GES Mujer, los asesinos eran personas que no tenían ninguna relación familia con la víctima, en tanto que en la mayoría de los casos fueron utilizadas armas de fuego, pero también hubo utilización de armas blanca y en un caso gasolina para quemar a la víctima.

La inseguridad en las calles es un problema grave y las acciones a tomar para generar entornos seguros es urgente, pero lamentablemente basta mirar las estadísticas para comprobar que las mujeres enfrentan riesgos de vivir violencia aún dentro de sus propias casas, por lo que la mirada no debe restringirse a un problema de inseguridad pública, sino de falta de condiciones sociales para que las mujeres ejerzan plenamente todos sus derechos, dentro y fuera del hogar , puntualizó Ayala Ortiz.

https://www.nvinoticias.com/nota/109905/sangriento-inicio-de-ano-por-feminicidios-en-oaxaca