ENCUENTRO DE REDES DE RESISTENCIA Y REBELDÍA
Y 25 ANIVERSARIO EZLN
FESTIVAL DE CINE
PUY TA CUXLEJALTIC

El “área natural protegida” de Dziuché, historia de un despojo de larga planificación (Quintana Roo)

(MayaPolitikon)
Mérida, Yucatán.– Ejidatarios de Dziuché que luchan para recuperar la mitad de su territorio del que fueron despojados por el gobierno de Quintana Roo en 2011 recibieron el año 2019 con expectación, pues en este enero en curso, o en febrero, se emitirá una sentencia que marcará la dirección de las siguientes batallas.

Se trata de 11,610 hectáreas del ejido, incluida la laguna Chichankanab, extensión que les fue tomada “por decreto” en marzo de 2011 y publicada a unos días de dejar la gubernatura Félix González Canto.

El gobierno de González Canto tomó las tierras sin consentimiento de los ejidatarios y una vez publicado el decreto tampoco los notificó. (Dos años antes, el ejido se lo había negado rotundamente a Seduma de Quintana Roo que se presentó acompañada de Amigos de Sian Ka’an.)

La laguna Chichankanab es la perla acuática de esa zona Peto, Yucatán, y José María Morelos, Quintana Roo. Vista desde el satélite, el cuerpo se extiende, como una serpiente verde, paralelamente a la carretera. Una selva verdísima la abraza.

“Las cosas no pintan bien, pero seguiremos peleando para que no nos arrebaten nuestras tierras”, había declarado en diciembre pasado el entonces comisario Alberto Burgos Medina, en una exposición de la situación que hizo en un congreso de organizaciones que tuvo lugar en Dziuché.

Hoy día, con el nuevo comisariado que asumió en diciembre pasado, y que está a favor de “ceder” las tierras al gobierno y empresarios, el escenario se enturbia más, aunque la resistencia no cejará, según aseguró Burgo en una conversación por WhatsApp.

“Hasta el momento no hemos acudido a autoridades legislativas a pedir ayuda, pero estamos decididos a llegar incluso al presidente Andrés Manuel López Obrador”, para echar atrás el plan de la Seduma Quintana Roo y los amigos de Sian Ka’an de apropiarse de nuestras tierras, aseveró Burgos Medina.

¿Qué la situación se ha complicado más? Lo explica Burgos de esta forma: el nuevo comisario Jesús Peraza Hernández, quien asumió la primera semana de diciembre pasado, es empleado del Ayuntamiento de José María Morelos y desde luego no “morderá la mano que le da de comer”.

El ayuntamiento de José María Morelos es uno de los tres interesados en la cesión de medio ejido para hacer “una reserva estatal”, junto con la Seduma Quintana Roo y la asociación civil Amigos de Sian Ka’an.

EL COMIENZO DE LA HISTORIA

En algún momento –quién sabe cuándo– los Amigos de Sian Ka’an, una asociación civil creada en 1986, se sintieron atraídos por las posibilidades de esa zona de Quintana Roo. (En realidad se interesan por toda la Península, según puede verse en su web.)

La línea del tiempo sugiere cuán grande es el interés de esta AC en esas propiedades. El primer acercamiento “oficial” y de “buena voluntad” tuvo lugar durante una asamblea ejidal en Dziuché el 28 de junio de 2009.

Grande fue la sorpresa de los ejidatarios: en esa ocasión les pidieron, así nada más, porque sí: la extensión de 14,026 hectáreas de su territorio, más de la mitad del ejido que consta de 27,703 hectáreas. La respuesta unánime fue rotunda: ¡no!

“Es cosa de locos ceder a extraños algo que no es propio. Es como si te pidieran prestada a tu mujer, o si te pidieran a tu hijo para sacrificar”, ejemplificó en aquella ocasión Burgos.

De ahí en adelante se sucedieron una serie de eventos que los ejidatarios entendieron como un boicot orquestado por las autoridades del entonces gobierno de Félix González Canto. En efecto, programas en que el ejido participaba sin problema comenzaron a tener obstáculos.

En los tiempos de esta súbita solicitud al ejido, el comisariado ya tenía en marcha 5,000 hectáreas en el rubro aprovechamiento forestal, 4,000 hectáreas en protección de selva baja, entre otros programas por los cuales recibían una cantidad de dinero al año.


Imagen de satélite tomada de Ramsar https://rsis.ramsar.org/ris/1364

LOS AMIGOS DE SIAN KA’AN “SINTIÉNDOSE YA DUEÑOS” DE LA LAGUNA

Una lancha motorizada surcando la laguna Chichankanab un día de mayo de 2013 los tomó por sorpresa. (Sólo se está permitido usar cayucos en la laguna.)

“Sintiéndose ya dueños”, los Amigos de Sian Ka’an habían comenzado a operar en el ejido, recordó Burgos Medina.

Fueron detenidos por ejidatarios y vecinos y fueron interrogados sobre su presencia en la propiedad. Fue cuando el ejido se enteró que hacía ¡dos años! “donó sin saberlo” la extensión de 11,609.732 hectáreas para la creación del Area Natural Protegida (ANP) la región Sistema Lagunar Chichankanab.

¡Lo que “por las buenas” les habían solicitado en 2009 se los habían arrebatado dos años después (2011) y se enteraban dos años después de haber sido decretado (2013)!

Recuperados de su sorpresa, los ejidatarios se movilizaron y comenzaron una lucha legal para revertir la ANP y recuperar sus tierras.

Su nombre, dicho sin pensar, podría ser “el mar pequeño” (chichan k’áak’náab), pero no parece correcto. En cambio, mejor pensado, tiene más sentido decir: “la orilla del pequeño mar”, es decir chi’ chan k’áak’náab”.

En una asamblea extraordinaria, de urgencia, el 5 de mayo de 2013 los ejidatarios votaron para revocar el decreto y al día siguiente notificaron mediante oficio a la Secretaría de Ecología y Medio Ambiente (Sema) de su decisión de ya no participar en el proyecto Sistema Lagunar Chichankanab.

Así comenzó su lucha legal el ejido que se libra todavía. En este proceso jurídico lo acompaña el Proyecto de Derechos Económicos, Sociales y Culturales (ProDESC).

Atiende el asunto el Juzgado Primero de Distrito de Quintana Roo, radicado en Chetumal. Este mismo fue que concedió el 28 de junio de 2018 la suspensión del Decreto de Creación del Área Natural Protegida en cuestión mientras delibera la sentencia.

Se toparon los ejidatarios primero con trabas económicas por no tener financiamiento, luego con trabas legales en los tribunales donde fueron rechazadas sus demandas, pero finalmente logrando la suspensión de la ANP mientras se estudia y se decide el fallo final.

CONOCE "UNA ORILLA" DE LA LAGUNA CHICHANKANAB

BELLEZAS NATURALES DE LA LAGUNA DE CHICHANKANAB, DZIUCHÉ Compartimos una serie de imágenes tomadas el 1 de diciembre en el entorno inmediato de la laguna de Chichankanab, ubicada en Dziuché.Aquí se reunieron ese día un puñado de organizaciones que luchan para conservar sus tierras (su territorio), y conservarlas sanas de los químicos que causan estragos en ella y en la salud de los habitantes mayas.Si un día viajas por el sur de Yucatán, en los límites de Yucatán y Quintana Roo, en la ruta Tzucacab-Dziuché o Peto-Dziuché, puedes desviarte unos kilómetros al oriente y visitar el llamado Sistema Lagunar Chichankanab, administrado por ejidatarios. (Crónica en curso.)

Posted by MayaPolitikon on Saturday, January 5, 2019

De este modo, en breve se decidirá el desenlace de casi ¡10 años! de paciente espera de los Amigos de Sian Ka’an para hacerse de estas extensiones propiedad del ejido.

No obstante, los ejidatarios no se ilusionan y se preparan para un proceso más largo.

“Amigos de Sian Ka’an se fundó en 1986 como una respuesta a la sociedad para dar viabilidad a la recién creada Reserva de la Biosfera Sian Ka’an en Quintana Roo”, se explica en la web de la asociación.

Y asienta: “Amigos de Sian Ka’an es una organización propositiva que no usa la confrontación para alcanzar sus fines”.

El decreto de creación del Area Natural Protegida estatal fue firmada el 21 de marzo de 2011 por Félix González Canto y publicada en el Diario Oficial el 1 de abril del mismo año.

Felix González Canto entregó el gobierno a su sucesor cuatro días después, el 5 de abril.

https://mayapolitikon.com/ejido-dziuche/