Jornadas “SAMIR SOMOS
TODAS Y TODOS”
COMBO POR LA VIDA: DICIEMBRE
DE RESISTENCIA Y REBELDÍA

Viajeros procedentes de Europa pasan por el AICM sin revisión sanitaria. El caso de los 13 becarios mexicanos repatriados desde Mónaco

Colectivo Grieta
19 de marzo de 2020 de marzo de 2020

Ciudad de México.- El pasado lunes 16 de marzo llegó al Aeropuerto Internacional Benito Juárez Ciudad de México, en el vuelo AF178 de Air France, un grupo de 13 estudiantes procedentes del principado de Mónaco. De acuerdo con lo relatado por una de las repatriadas, tanto ellos como el resto de los pasajeros salieron de dicha terminal aérea sin que se les practicara ninguna revisión para detectar síntomas de posible contagio o al menos se les aplicara un cuestionario para determinar si podrían haberse infectado con el virus covid-19 durante su estancia de casi seis meses en Europa. Esto sucedió mientras esta enfermedad se disemina por el mundo y el epicentro de la enfermedad ha cambiado de China a Europa.

Esta información concuerda con otros reportes y testimonios publicados en distintos medios nacionales en días pasados (Animal Político, Proceso, El Universal, Telediario), referentes a que a los pasajeros procedentes de Europa que están llegando a México no están siendo sujetos a ninguna revisión.

En entrevista, una de las estudiantes de este grupo refierió que a su llegada a México ni a ella ni a ninguno de sus compañeros y -según pudo observar-“a ningún otro de los pasajeros de su vuelo se les aplicó revisión alguna” antes de internarse a nuestro país.

Telediario

El testimonio de esta joven mexicana contrasta con lo dicho en días pasados por las autoridades sanitarias de la capital y por lo establecido en el protocolo que supuestamente debe de aplicar el personal de los servicios sanitarios de la Ciudad de México a los pasajeros procedentes de otros países. De acuerdo con este protocolo, hecho público el 18 de marzo de este año, el proceso de detección de pasajeros enfermos:

“Inicia desde el vuelo, donde la tripulación identifica a los pasajeros con algún síntoma. Si se detecta algún caso así, se notifica a la Torre de Control del AICM, la cual pide a la aeronave que se estacione en posición remota y brigadas de médicos realizan la revisión del o los pasajeros a pie de avión. Dicha revisión consiste en un chequeo general, toma de temperatura y una encuesta sobre el lugar de donde viene y las personas con las que ha convivido en los últimos 14 días”.

Si el caso resulta sospechoso, el pasajero se envía a la oficina de sanidad internacional, donde se le realiza un examen más amplio y, de ser necesario, se toman las muestras necesarias para continuar con el proceso”.

De acuerdo con Jorge Alfredo Ochoa, director general de Servicios de Salud Pública de la capital mexicana, “este protocolo se aplica a los 380 vuelos internacionales que arriban a diario, y que trasladan a alrededor de 43 mil pasajeros internacionales”. Entre todos los vuelos internacionales, según retomó Animal Político, “el área de sanidad del AICM pone especial atención en los procedentes de 11 países: Italia; España; Estados Unidos; Alemania; Francia; China; Hong Kong; Corea del Sur; Irán; Singapur, y Japón.

Sin embargo, nada de esto se realizó en el caso de los 13 becarios que llegaron en el vuelo AF 178, a pesar de que Mónaco se encuentra a 30 minutos en auto de la frontera entre Francia e Italia y de que hasta el fin de semana pasado se han detectado tres casos de infectados por el virus en este pequeño país, cuya población que no llega a los 40 mil habitantes.

Estos trece muchachos mexicanos eran becarios de la Fundation Turqois y su estancia en Mónaco duraría, en principio, de septiembre de 2019 a junio de 2020. En este período estarían estudiando gastronomía, diez de ellos y tres música. Sin embargo, ante la crisis sanitaria derivada de la pandemia, el viernes 13 se suspendieron las clases y la tarde del domingo 15 de marzo dos de las encargadas del programa les avisaron que estaban tratando de conseguirles pasajes aéreos y que en cuanto se pudiera regresarían a México. Unas horas más tarde les comunicaron que el lunes 16, a las 4 de la mañana, saldrían rumbo a Niza, de ahí a París y luego hacia la Ciudad de México. Apenas tuvieron el tiempo para hacer sus maletas.

Finalmente, el lunes 16 por la tarde llegaron al AICM procedentes del aeropuerto parisino Charles de Gaulle. Tanto estos becarios repatriados como el resto de los pasajeros se internaron al país sin la menor revisión.