Jornadas “SAMIR SOMOS
TODAS Y TODOS”
COMBO POR LA VIDA: DICIEMBRE
DE RESISTENCIA Y REBELDÍA

SUEÑOS INTERRUMPIDOS. EN UN AÑO CRECE 75% LA DETENCIÓN DE NIÑOS MIGRANTES


Familias centroamericanas acompañadas de niños caminan por el Río Suchiate. Foto: Isabel Mateos / Cuartoscuro.com.

Patricia Tapia / Eme Equis

Van de Centroamérica a Estados Unidos y México es su paso obligado. Organizaciones civiles advierten que no se les está dando el trato adecuado a los menores centroamericanos, porque se les orilla a tomar rutas más peligrosas.

El año pasado hubo un mayor flujo de niñas, niños y adolescentes (NNA) migrantes de Centroamérica por México hacia Estados Unidos, lo cual se refleja en el número de casos de este grupo, considerado como vulnerable, que fueron presentados ante autoridades migratorias de nuestro país por estar en una situación irregular.

Estadísticas de la Unidad de Política Migratoria de la Secretaría de Gobernación indican que, de enero a noviembre de 2019 se presentaron a 47 mil 406 menores, esto es 75.6% más que en el mismo periodo de 2018 (26 mil 985).

Del total de menores que se pusieron el año pasado a disposición del Instituto Nacional de Migración (INM), 94% de ellos son centroamericanos (Belice,Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Honduras, Nicaragua y Panamá). El restante 6% corresponde a América del Norte y del Sur, África, Asia, Europa e Islas del Caribe.

Melissa Vértiz Hernández, secretaria técnica del Grupo de Trabajo sobre Política Migratoria (GTPM, red de la sociedad civil), indica que estas estadísticas son preocupantes desde el punto de vista que no se hace una evaluación ni valoración del interés superior del niño, es decir, acciones para un desarrollo integral y vida digna de los menores.

“Más del 50% de los niños detenidos en estaciones migratorias son deportados o por lo que le llaman ‘retorno asistido’, pero prácticamente están siendo deportados, regresando a las mismas condiciones de marginación y de violencia generalizada por las que salieron”.

Señala que, desafortunadamente, el flujo de NNA ha evolucionando, mientras que el sistema de México que garantice sus derechos no lo ha hecho.

LOS NIÑOS POR GRUPOS

Los NNA de Honduras son los que representan la mayor porción de los que fueron presentados, con un 51%, seguidos por los de Guatemala, con un 33%, y por los de El Salvador, con un 14%. Tan sólo 2% son de Belice, Costa Rica, Nicaragua y Panamá.

De los más de 47 mil menores, casi 28 mil son hombres y 19 mil 486 son mujeres. Por rango de edad 58% están entre los cero y 11 años de edad y 42% entre 12 y 17 años.

Del total, 22% (10 mil 729) no estaban acompañados por algún familiar. Desde 2011, la legislación en materia migratoria reconoce que este grupo es una piedra angular de las obligaciones internacionales de México, la cual determina que ellos no deben estar o permanecer en los centros de detención migratoria. Deben ser acogidos en los centros de asistencia social hasta que se determine la situación migratoria, se haga el retorno asistido o la reunificación familiar, o se les de refugio.

El porcentaje de menores no acompañados ha ido reduciéndose año con año, pues en 2015 se situaba en más de 50%.

UN CAMINO ÁSPERO

Vértiz Hernández apunta que la política de control y contención de migrantes de este gobierno a través de la Guardia Nacional carece de protocolos y de sensibilidad.

“Se les está obligando a cruzar por lugares mucho más riesgosos… lo único que provocan estas políticas es que los tratantes estén al acecho de las personas para secuestrarlas o para pedirles dinero y ofrecerles seguridad para poder pasar por territorio mexicano; es una cuestión lógica, de que si las personas no pueden cruzar por los lugares que son los oficiales, pues van a buscar por dónde”.

De acuerdo con una serie resúmenes informativos realizados por Unicef “La Infancia en Peligro”, los menores y en especial los no acompañados se ven expuestos a una serie de peligros en su camino hacia Estados Unidos.

Por ejemplo, hay menores que sufren accidentes a bordo del tren la conocida “La Bestia”, también pueden ser blanco de redes de trata de personas.

“Ha habido informes indicando que muchas niñas han terminado trabajando en los prostíbulos y los bares de México o Guatemala. El riesgo de violación también es alto: Amnistía Internacional calcula que hasta 6 de cada 10 mujeres y niñas son víctimas de la violencia sexual durante el viaje”, resalta el documento.

¿SUSPENDEN VISITAS?

Un motivo de preocupación para las organizaciones civiles fue una circular del INM que se emitió el martes pasado donde se suspende de manera temporal su ingreso a estaciones migratorias y estancias provisionales, en la cual se argumenta que es a efecto de “no obstaculizar” la operatividad de las instalaciones.

Vértiz Hernández acusa que es inquietante que las organizaciones civiles no puedan realizar sus acciones de monitores, justamente para poder salvaguardar a los menores.

TE RECOMENDAMOS: HUYEN DE UN INFIERNO PARA LLEGAR A OTRO

“Esto es muy grave porque mucho del trabajo que hacen las organizaciones es documentar que estos espacios son espacios torturantes, espacios en donde se cometen malos tratos, crueles, inhumanos y degradantes. Imagínate que eso ocurría cuando estaban las organizaciones ingresando a monitorear algunos espacios de privación de libertad, ahora lo que pueda pasar cuando no están observando”.

No obstante, la Segob informó que desconocía dicho oficio, que fue firmado por Antonio Molina Díaz, pues no fue autorizado por las autoridades superiores y posteriormente el INM en un comunicado dijo que refrendaba su compromiso de transparencia por lo que las organizaciones que tenían visitas agendadas en los últimos días de este mes podrán ingresar a partir del 1 de febrero.

LOS DE LAS ISLAS DEL CARIBE

Otro grupo de NNA que llama la atención, por un incremento considerable de menores que son presentados ante el INM, son los de las Islas del Caribe, pues en lapso que compara hay un aumento de 1,443%.

De enero a noviembre de 2018 hubo 56 menores presentados por situación irregular y en el mismo periodo de 2019 fue 864, de los cuales 24% son no acompañados.

De los 864 NNA, son 573 de Haití, un incremento de 536.6% respecto a lo de 2018. De Cuba son 284, un aumento de más de 3,000%.

Además, en 2019 se registraron 7 casos de República Dominicana, mientras que en 2018 no hubo menores de este origen.

Sobre este grupo de NNA, Vértiz Hernández explica que no ve razones diferentes en los motivos que llevan a que cada vez más personas busquen migrar para mejorar su calidad de vida.

Algunos medios internacionales, señalan que, en el caso de Haití, muchas personas se han visto desplazadas después del gran terremoto de 2010, que dejó a muchos a sin hogar, lo que se combina con la pobreza de ese país.

https://www.m-x.com.mx/al-dia/suenos-interrumpidos-en-un-ano-crece-75-la-detencion-de-ninos-migrantes