COMBO POR LA VIDA: DICIEMBRE
DE RESISTENCIA Y REBELDÍA

“¡Mi agua no se vende!” claman en Baja California al reactivar protestas contra Constellation Brands

Proceso / Jesusa Cervantes.


Activistas y ciudadanos reactivaron las protestas contra la cervecera Constellation Brands y en defensa del agua. Foto: Jesusa Cervantes.

MEXICALI, BC (apro).- Grupos de activistas y ciudadanos de los cinco municipios del estado, reactivaron las movilizaciones en contra de la instalación de la cervecera transnacional Constellation Brands y se manifestaron en defensa del agua.

En una marcha que concluyó en el centro de gobierno, las resistencias unidas reclamaron al titular de la Semarnat, Víctor Manuel Toledo, su “falta de ética” y total desconocimiento de la realidad que vive el estado.

Como se recordará, el pasado 17 de enero el secretario de Medio Ambiente tachó de “fantasmagóricas” las versiones de quienes aseguran que la cervecera dejará sin agua potable a la población del estado reduciendo lentamente los niveles de agua de los mantos acuíferos ya disminuidos.

En Mexicali, resulta difícil encontrar un ciudadano que no tenga claridad de lo que implica la instalación de la cervecera o que no sepa que el derecho al agua está en peligro.

Una muestra de ello la dio Fernanda, una pequeña de 12 años quien subió al templete para reclamar los dichos de secretario de Semarnat sobre Constellation Brands:

“Dice el gobierno que hay agua para 50 años ¿y después qué, de dónde obtendremos agua? ¡mi agua no se vende!”, dijo la pequeña quien luego de lanzar tres vivas por México arengó a los asistentes quienes junto con ella empezaron a corear: ¡el agua no se vende, el agua se defiende!!!

María, Norma, las primeras mujeres que tomaron el micrófono, ofrecieron datos pormenorizados del comportamiento sobre el uso de agua de los últimos 50 años.
Acuerdos Internacionales

Recordaron los acuerdos internacionales firmados entre México y Estados Unidos sobre límites y agua. Hablaron de los pozos que se tuvieron que perforar en los años setentas, de la inauguración del viaducto que lleva agua de Mexicali a Tijuana y de la situación de estrés en que se encuentran los mantos acuíferos.

Durante el evento no hubo protagonismos. Subieron al templete biólogos, maestros, analistas, activistas, líderes agrícolas venidos a menos como Rigoberto Campos del Valle de Mexicali. Y uno a uno, fue reclamando al titular de Semarnat su ignorancia y falta de respeto hacia los bajacalifornianos.

La bióloga de Ensenada, Mariana Dunes, fue directa: “para ser científico, se requiere ser ético. Yo vengo de Ensenada y allá reprobamos lo que dijo el señor Toledo. Escuchamos al secretario, a quien no me atrevo a decirle doctor porque para serlo hace falta ética.

“Él dice que hay agua, y yo pregunto, para quién hay agua, ¿para las empresas? En Ensenada no hay agua, al señor Toledo lo invito a que se ponga a leer, nosotros sabemos que no hay agua, nosotros somos los que vivimos la falta de agua. Nosotros somos los que estamos viviendo el tandeo de agua (recortes). Nosotros somos los que sabemos si hay agua o no, él no”.

Rigoberto Campos, dirigente agrícola y quien durante el arranque del movimiento en defensa del agua en 2017 cobró notoriedad por sus fuertes críticas al gobierno panista de Francisco Vega de Lamadrid, también subió al templete y entre rechazos y rechiflas, demandó la salida de Constellation Brands.

“Primero es la patria, primero es el agua”, dijo, “y la presencia de la cervecera abatirá más el acuífero”.

Campos retomó su discurso en contra de la cervecera luego de que se postuló a un cargo de elección popular por Movimiento Ciudadano, un partido que se pronunció en contra de la realización de un plebiscito.
Acusan corrupción de Semarnat

Martha Elvia García de Mexicali, aprovechó y dio toda una explicación de cómo las autoridades electorales echaron atrás la posibilidad de realizar un plebiscito y consideraron que el tema “no era de interés público”.

Acusó de corruptas a las autoridades que descalificaron a la ciudadanía que pugnaba por un plebiscito, pero –dijo– después de tres años, “otra vez estamos en las calles”.

Hace una semana se inauguró otro episodio de lucha, el señor Toledo no entendió el problema del agua y hoy salimos a defender de nueva cuenta el agua, dijo.

Iván Zazueta, uno de los jóvenes que inició el movimiento en defensa del agua en 2017, también tomó la palabra para adelantar que estudian la posibilidad de solicitar una consulta pública, ya sea bajo el auspicio de la ley de participación ciudadana local o la federal.

Y es que, dijo, mientras el presidente Andrés Manuel López Obrador sostiene que la zona norte no es para instalar cerveceras, otros funcionarios federales dan otro discurso que resulta contradictorio.
Rechazo unánime

Teresa Saavedra, de Tijuana, se manifestó contra el gobernador Jaime Bonilla, quien pidió a la ciudadanía ser “amigable” con la cervecera; Arnosldo Astorga del municipio de Rosarito se pronunció contra la desaladora; Jesús Mata de Ensenada consideró “un insulto que digan que sí hay agua cuanto tenemos que esperar a las dos de la madrugada para que llegue el agua”; Leopoldo Bejarano de Tijuana, recordó que la historia “nos dice cómo nos han chingado. Ya no hay que dejarnos”.,

Y así, uno a uno, ciudadanos de Tijuana, Ensenada, Rosarito, Tecate y Mexicali, fueron subiendo al templete para explicar lo que el secretario de Medio Ambiente no entendió: que para la cervecera no hay agua. Que el agua en el estado se defiende para que no se acabe, ni en cincuenta años.

A la marcha asistieron 600 personas aproximadamente. Un grupo pequeño si se compara con las grandes movilizaciones de la Ciudad de México, pero es el mismo grupo que hace tres años logró echar abajo la ley que privatizaba el agua en Baja California y cuya beneficiaria final era en ese entonces, la Constellation Brands.

https://www.proceso.com.mx/615757/reactivan-protestas-contra-constellation-brands