ENCUENTRO DE REDES DE RESISTENCIA Y REBELDÍA
Y 25 ANIVERSARIO EZLN
FESTIVAL DE CINE
PUY TA CUXLEJALTIC

Pueblos originarios reunidos en el Istmo en Oaxaca se declaran en emergencia

Ñaní Pinto / Avispa Midia.

“Ya no queda tiempo. Tenemos que asumir acciones radicales en nuestra forma de vida. Ya no importan las edades, ya no importa si somos o no indígenas, lo que importa es darnos cuenta de quienes son los que están destruyendo a la madre tierra”

Textos: Ñaní Pinto
Fotografía: Santiago Navarro F.

Guadalupe Estada es una mujer que no rebasa los 20 años. Se muestra escéptica y, a la vez, preocupada por lo que se avecina en Istmo de Tehuantepec, Oaxaca, donde recientemente se anunció el complejo denominado Corredor Interoceánico, por donde cruzarán 1.4 millones de contenedores anualmente. Esto significa un total de 31,111 trenes de 45 vagones al año, 85 trenes diariamente, en promedio pasaría un tren de carga cada 17 minutos por el Istmo.

Guadalupe se ha puesto en alerta al igual que otros jóvenes. “Ya no queda tiempo. Tenemos que asumir acciones radicales en nuestra forma de vida. Ya no importan las edades, ya no importa si somos o no indígenas, lo que importa es darnos cuenta de quienes son los que están destruyendo a la madre tierra y así asumir el papel que nos corresponde. Tenemos que romper esa apatía”, dice con mucha certeza.

Guadalupe es indígena zapoteca, habita en Juchitán de Zaragoza, una de las entidades que forman parte del Istmo de Tehuantepec, una franja que conecta a los extremos con el océano Pacífico y océano Atlántico entre los estados de Oaxaca y Veracruz. Es la segunda zona más angosta del continente americano después de Panamá. Recientemente, el gobierno de Andrés Manuel López Obrador decretó, en esta región, la creación del organismo público descentralizado, con personalidad jurídica y patrimonio propio, no sectorizado, denominado Corredor Interoceánico del Istmo de Tehuantepec. Este órgano es el que se encargará de que se lleven a cabo los polos “de desarrollo económico de la zona sur-sureste del país”, según el mandatario mexicano.

El complejo industrial comprende la ampliación y modernización de vías férreas, puertos, carreteras, infraestructuras para maquilas y componentes automotrices y para aerogeneradores. Estos proyectos habían sido considerados dentro de la denominada Zona Económica Especial (ZEE) anunciada por el gobierno de Enrique Peña Nieto, que con algunos cambios, se ha rebautizado como Zona Franca. Entre otros puntos el plan 2019 – 2024 de la región sur – sureste de México, para esta zona, gozará de incentivos como la reducción del Impuesto al Valor Agregado (IVA) al 50% y 20% el Impuesto Sobre la Renta (ISR); además de que disminuirá los precios de los combustibles, el gas y la luz en la región.

Ver tambien: México, La Guardia Nacional y las Zonas Económicas Especiales

Los pueblos

En esta región, los días 6, 7 y 8 de este mes de septiembre, se realizó la 2ª Asamblea Nacional del Congreso Nacional Indígena (CNI) y su Consejo Indígena de Gobierno (CIG). Más de 500 personas provenientes de diversas partes de México y de otros países asistieron a este evento. El objetivo era asumir acciones contra los proyectos anunciados por el gobierno de Andrés López Obrador. No sólo por el Corredor Interoceánico, también por el complejo llamado Tren Maya y el Proyecto Integral Morelos y otros proyectos que están vulnerando los territorios de los pueblos originarios.

En su mayoría, fueron mujeres jóvenes, como Guadalupe, quienes estuvieron a cargo de la logística de este evento. “Es una preocupación profunda la que tenemos, porque somos los jóvenes y, principalmente, las mujeres quienes vamos a sufrir las consecuencias de este despojo anunciado como un nuevo discurso de desarrollo”, dijo Estrada.

Aunque para los más adultos este es un viejo discurso. Nitié Calderón Toledo, de la comunidad del Espinal, cuenta para Avispa Midia que primero les prometieron empleos y el progreso con la instalación de parques eólicos. “Nos vinieron a contar que iba a ser para el progreso de los pueblos y que íbamos a contribuir a la ecología porque eran proyectos de energía renovable. Con el paso del tiempo nos hemos dado cuanta que no es así. Por el contrario han despojado de tierras a diversos pueblos de toda la región. Su desarrollo ha agudizado los problemas en nuestros pueblos”.

Guadalupe describe para el equipo de Avispa Midia que le ha tocado ver como estos parques han cercado diversas comunidades donde hoy sufren malestares de salud y donde se ha vulnerado la pesca y la agricultura. “Son 28 parques los que se han instalado en toda la región y aun pretenden instalar más con la justificación de que están generando energía limpia. A esto sumamos los nuevos proyectos anunciados por López Obrador, que en realidad son viejos proyectos de muerte”, dice la joven zapoteca.

La resistencia en el Istmo a estos proyectos no es nueva. “El pueblo de San Mateo del Mar, al igual que muchos pueblos del Istmo, hemos sostenido una lucha desde hace muchos años atrás, desde que nuestros ancestros nos alertaron para la necesidad de cuidar nuestras tierras. Porque la gente que trae proyectos viene mintiendo a las comunidades para poder entrar. Porque esos proyectos solamente enriquece a unos cuantos y a los pobres cada vez nos hunden más en la miseria y en la muerte. Sus empleos son de esclavitud, donde pagan una miseria ¿a poco crees que son empleos donde te van a pagar bien?”, cuestiona la indígena Maritza Ochoa.

También te puede interesar: Rastros Obscuros De La Energía Limpia En Oaxaca, México

Maritza relata para Avispa Midia que ella es, al igual que la gente de su pueblo, “hija del mar. De ahí vivimos, no necesitamos de sus proyectos. No les pedimos nada, sólo que nos dejen vivir en paz. Nosotros hemos tenido nuestra forma de vida y no la queremos cambiar. Con los proyectos eólicos prometieron lo mismo, pero mucha gente ha sido afectada. Tenemos antecedentes. Esa gente que dice que somos unos cuantos y que nos oponemos a su gobierno que eligieron, quiero que vengan y que vivan a lado de un parque eólico sólo una semana a ver si van a querer ese desarrollo que están prometiendo. Imagina a los pueblos que viven a orillas donde las vías del tren funcionarán 24 horas o vivir a lado de un gasoducto”.

Prácticas de contrainsurgencia

El uso de las asambleas para los pueblos originarios del Istmo es su principal instancia de toma de decisiones, pero el gobierno de López Obrador ha querido implementar un tipo de consulta exprés. Las comunidades han denunciado también que se han visto acosados por programas sociales a cambio del apoyo para la realización del Corredor Interoceánico. “Las consultas se realizaron sin aviso previo, avisaron sólo con tres días de anticipación. Pero además no cumplía con los estándares internacionales y se identificó que vienen condicionando los apoyos sociales para que apoyemos a estos proyectos”, dice Nitié.

Los resolutivos de la asamblea del CNI-CIG han denunciado que el gobierno esta utilizando estos proyectos sociales como prácticas de contrainsurgencia. “Sus programas asistencialistas individualizan. Sus consultas amañadas (…) con lideres cooptados y sus campañas de desprestigio contra movimientos sociales violan el derecho fundamental a la libertad de asociación y manifestación. El peor estilo priista”, dijeron los pueblos reunidos.

“Lo que se ha visto con la 4ª Transformación que viene prometiendo Obrador es que sólo le cambió de nombre a los proyectos del ex presidente (Enrique) Peña Nieto. Por ejemplo, a la Zona Económica Especial le cambió el nombre a Zona Franca. Las empresas gozaran de cero impuestos. Será la misma destrucción que ha provocado el partido anterior que gobernó más de 70 años”, agrega Nitié.

En el anuncio de los proyectos para el Istmo ha sido remarcada la reactivación del tren como un trasporte de personas y mercancías. “No sólo es esto, sino también, el trasporte de hidrocarburos y químicos. También se ha dicho que se abrirán empresas maquiladoras. Hay que pensar realmente si eso traerá el progreso, porque las maquilas generan trabajo para obreros muy mal pagados. Porque las empresas eso es lo que buscan, mano de obra barata”, asevera Nitié.

Ver también: Avanza la militarización de México con foco rojo en el Sur-Sureste

En caso de que los proyectos no procedan por medio de las consultas y de los programas sociales de cooptación, expresan en la declaración del CNI-CIG, el gobierno no dudará en “implementar las tácticas del terror mediante ataques paramilitares, delincuencia organizada y militarización de nuestros territorios. Asesinatos de defensores y defensoras de nuestros territorios y una virtual guerra contra las mujeres con miles de feminicídios”.

Acciones

Los pueblos originarios, reunidos en esta asamblea, han reafirmado en su declaración final que en los últimos 8 meses de gobierno de López Obrador vienen resistiendo. Han perdido ya a diversos compañeros suyos. Pero que esta resistencia ha sido desde décadas con las políticas neoliberales. Pero aún así aseguran que van a continuar con su lucha. “Ante esta 4ª Destrucción no claudicaremos en nuestras luchas. Desde nuestras diversidades seguiremos fortaleciendo nuestras resistencias anticapitalistas y anti patriarcales hacia otros mundos posibles. Rompiendo cercos al ejemplo de nuestras hermanas zapatistas”, expresaron en la declaración final de este encuentro.

Enterate: EZLN rompe el cerco, pasa a la ofensiva y crea nuevos Centros de Resistencia

Los pueblos congregados en la región han acordado intensificar sus luchas y acciones fortaleciendo sus culturas, lenguas, organización, asambleas y sus memorias colectivas. También asumieron los no indígenas “aprender de la experiencia milenaria de los pueblos originarios, reencontrarse con la naturaleza y sus espiritualidad para fortalecer nuestras luchas”, se compartió en el cierre de esta asamblea.

Los asistentes a este evento se han comprometido a tejer y fortalecer núcleos y procesos colectivos que le apuesten a las autonomías anticapitalistas. También el CNI retomará la lucha contra los feminicídios y la violencia de género.

“Frente a las terribles amenazas contra la vida nos declaramos en estado de emergencia y hacemos un urgente llamado a los pueblos, organizaciones, colectivos, barrios y a todas las personas consientes del gran peligro al que nos enfrentamos”, sostiene la declaración final del encuentro. Por lo que se establecieron las siguientes acciones: realizar una jornada global de lucha el 12 de octubre en defensa de la vida y de nuestros territorios contra megaproyectos de muerte, llamado Samir Flores Vive; participar el 26 de septiembre en una acción global por la presentación de los desaparecidos contra la violencia hacia los pueblos de México y contra la militarización; participar de las manifestaciones del 2 de octubre; participar el 25 de noviembre en la acción Latinoamericana contra todas las formas de violencia, particularmente contra los feminicídios.

En las acciones que serán realizadas, el CNI-CIG ha asumido que se exigirá justicia por sus compañeros asesinados y por Samir Flores, quien sostuvo una resistencia férrea, junto con su pueblo, por no permitir la continuidad del Proyecto Integral Morelos. También exigirá la presentación con vida de los 43 estudiantes desaparecidos de Ayotzinapa y de todos los desaparecidos del países; rescate de los cuerpos de la minera Pata de Conchos, en San Luis Potosí, y por la liberación de todos los presos políticos del país.

https://avispa.org/pueblos-originarios-reunidos-en-el-istmo-en-oaxaca-se-declaran-en-emergencia/